Lactancia materna y alcohol, ¿puedo beber dando el pecho?

Lactancia materna y alcohol, ¿puedo beber dando el pecho?
comparte

Durante el embarazo ya se sabe que no se debe beber ni una gota de alcohol pero, ¿qué pasa durante la lactancia? ¿Se puede beber un poco de alcohol si no se da el pecho inmediatamente? ¿Cuánto tiempo se debe esperar? ¿Hay que sacarse la primera leche y desecharla por si lleva alcohol?

La leche materna extrae gran parte de sus nutrientes y componentes de la sangre de la madre, por lo que todas las sustancias que ésta contenga en ese momento, pueden pasar al bebé. Por eso, durante la lactancia tampoco se puede consumir alcohol.

 

Y es que el consumo continuado de alcohol mientras se da el pecho puede ser muy perjudicial para el bebé y causarle irritación, sedación, retraso psicomotor, etc. Asimismo, reduce entre un 5 y un 15% la producción de leche. La idea de que la cerveza aumenta la producción de leche, por lo tanto, es un mito. La producción se aumenta poniendo al bebé más al pecho, simplemente.

 

¿Puedo beber si espero unas horas?

 

Sin embargo, sí que es posible beber alcohol de manera ocasional (por una fiesta especial, un cumpleaños, una boda…) si se espera unas horas para que éste desaparezca de la sangre materna. El tiempo necesario que se debe esperar para no dañar al bebé depende del alcohol ingerido (a más alcohol, más tiempo) y del peso de la madre (a menos peso, más tiempo).

 

Y es que el alcohol pasa rápidamente al torrente sanguíneo, pero sus niveles también descienden con la misma celeridad. Así, alcanza su nivel máximo una hora después de haberlo ingerido y empieza a disminuir a las 2 horas. Por eso, durante los primeros meses de vida del bebé se recomienda no beber nada de nada ya que los recién nacidos maman más a menudo y no suelen pasar ni dos horas entre toma y toma.

 

Más o menos, para que puedas calcularlo, debes esperar unas dos horas y media por cada 10-12 gramos de alcohol consumido (lo que supone un tercio de cerveza con una concentración de alcohol del 4,5%, un vaso de 120 ml de vino al 12% o una copa de licor de 40 ml con un 40%). Estas cantidades están pensadas para mujeres de unos 60 kilos.

 

Por lo tanto, si quieres beberte una cerveza o una copa de vino, hazlo justo después de una toma para que pasen al menos 3 horas hasta que vuelvas a darle el pecho. Y si tu bebé es muy tragón y puede tener hambre antes, sácate leche antes de beber y ten a mano un biberón por si hace falta darle una toma.

 

No es necesario, como aconsejan algunos, sacarse la leche y tirarla si ya han pasado unas 3 horas desde que bebiste. Una vez que el nivel de concentración de alcohol desparece de la sangre, ya no está, por lo que no puede pasar al bebé cuando le pongas al pecho y empiece a producir leche. Eso sí, si te sacas leche al poco de haber bebido, esa leche sí debes desecharla ya que sí contendrá alcohol en su composición. Pero una vez haya pasado un tiempo prudencial, no hay problema. 

 

Foto: Designed by Photoduet - Freepik.com


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×