×
  • Buscar
Publicidad

Lactancia materna y alcohol, ¿puedo beber dando el pecho?

Lactancia materna y alcohol, ¿puedo beber dando el pecho?

Durante el embarazo ya se sabe que no se debe beber ni una gota de alcohol pero, ¿qué pasa durante la lactancia? ¿Se puede beber un poco de alcohol si no se da el pecho inmediatamente? ¿Cuánto tiempo se debe esperar? ¿Hay que sacarse la primera leche y desecharla por si lleva alcohol?

Publicidad

Índice

La leche materna extrae gran parte de sus nutrientes y componentes de la sangre de la madre, por lo que todas las sustancias que ésta contenga en ese momento, pueden pasar al bebé. Por eso, durante la lactancia tampoco se puede consumir alcohol.

Y es que el consumo continuado de alcohol mientras se da el pecho puede ser muy perjudicial para el bebé y causarle irritación, sedación, retraso psicomotor, etc. Asimismo, reduce entre un 5 y un 15% la producción de leche. La idea de que la cerveza aumenta la producción de leche, por lo tanto, es un mito. La producción se aumenta poniendo al bebé más al pecho, simplemente.

¿Puedo beber si espero unas horas?

Sin embargo, sí que es posible beber alcohol de manera ocasional (por una fiesta especial, un cumpleaños, una boda…) si se espera unas horas para que éste desaparezca de la sangre materna. El tiempo necesario que se debe esperar para no dañar al bebé depende del alcohol ingerido (a más alcohol, más tiempo) y del peso de la madre (a menos peso, más tiempo).

Y es que el alcohol pasa rápidamente al torrente sanguíneo, pero sus niveles también descienden con la misma celeridad. Así, alcanza su nivel máximo una hora después de haberlo ingerido y empieza a disminuir a las 2 horas. Por eso, durante los primeros meses de vida del bebé se recomienda no beber nada de nada ya que los recién nacidos maman más a menudo y no suelen pasar ni dos horas entre toma y toma.

Más o menos, para que puedas calcularlo, debes esperar unas dos horas y media por cada 10-12 gramos de alcohol consumido (lo que supone un tercio de cerveza con una concentración de alcohol del 4,5%, un vaso de 120 ml de vino al 12% o una copa de licor de 40 ml con un 40%). Estas cantidades están pensadas para mujeres de unos 60 kilos.

Por lo tanto, si quieres beberte una cerveza o una copa de vino, hazlo justo después de una toma para que pasen al menos 3 horas hasta que vuelvas a darle el pecho. Y si tu bebé es muy tragón y puede tener hambre antes, sácate leche antes de beber y ten a mano un biberón por si hace falta darle una toma.

No es necesario, como aconsejan algunos, sacarse la leche y tirarla si ya han pasado unas 3 horas desde que bebiste. Una vez que el nivel de concentración de alcohol desparece de la sangre, ya no está, por lo que no puede pasar al bebé cuando le pongas al pecho y empiece a producir leche. Eso sí, si te sacas leche al poco de haber bebido, esa leche sí debes desecharla ya que sí contendrá alcohol en su composición. Pero una vez haya pasado un tiempo prudencial, no hay problema. 

¿Qué efecto puede tener en el bebé la ingesta de leche que contenga alcohol?

- Puede que al bebé no le guste ingerir la leche que contenga alcohol y, por lo tanto, que beba menos cantidad de leche.

- Cuanto más pequeño sea el bebé, su sistema será más inmaduro y tendrá más dificultades para eliminar el alcohol de su cuerpo. Se debe limitar el consumo de alcohol, especialmente en la lactancia de los recién nacidos (menores de 3 meses).

- Las madres que beben en grandes cantidades mientras dan de mamar a su bebé lo ponen en peligro de ganar poco peso, de crecer poco y de desarrollar posibles retrasos en el crecimiento.

¿Qué otras cosas se deben evitar?

- Marihuana: ninguna cantidad de marihuana ha sido aprobada como segura durante el embarazo o lactancia. Se pueden pasar los químicos de la misma a tu bebé a través de la leche materna. Además de esto la capacidad para cuidar a tu bebé se puede ver afectada.

Tabaco (incluyendo cigarrillos electrónicos): la nicotina inhalada entra en tu sangre a través de tus pulmones y después pasa a la leche materna. Está demostrado que la nicotina puede afectar al sueño de los bebés. Además, se sospecha que la nicotina puede reducir la producción de leche (probablemente disminuyendo los niveles de la prolactina).

- Cafeína: por lo general, la leche materna tiene menos del 1% de la cafeína que ingiera la madre. Si consumes más de tres tazas de café durante el día, hay muy poca o casi nada de cafeína detectable en la orina de tu bebé. Pero, puedes notar que tu bebé está irritable o irascible cuando consumes cafeína en exceso (normalmente más de 5 tazas). Piensa en disminuir la cantidad que consumes.

Mercurio: el mercurio en cantidades minúsculas no afecta a la mayoría de las personas, pero en bebés y niños pequeños puede llegar a causar daños en su sistema nervioso. El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos anima a seguir las recomendaciones de la Agencia de Protección Medioambiental con referencia al consumo de mercurio:
 

No te puedes perder ...

¿Por qué se abandona la lactancia materna?

¿Por qué se abandona la lactancia materna?

La lactancia materna es de vital importancia para el desarrollo saludable del recién nacido. Sin embargo, a pesar de que muchos países apoyan la recomendación de la OMS de que los niños deben alimentarse exclusivamente con leche materna hasta los seis meses de vida, diferentes estudios demuestran que actualmente, tanto en países desarrollados como subdesarrollados, las tasas no son todo lo buenas que debieran.

Y tambien:

                1. Consume de 2 a 3 raciones de la semana de una variedad de pescados.

                2. Consume solamente una ración semanal de algunos pescados tales como el atún blanco o pescados con concentraciones de mercurio similares.

                3. Evita ciertos pescados con concentraciones altas de mercurio.

                4. Estate atenta a los productos pescados por familiares y amigos donde no existen mensajes de advertencia. El límite de esos pescados es una ración a la semana y tendrás que evitar consumir otro tipo de pescados.

- Medicamentos que tu médico no te ha recetado: automedicarte nunca es una buena opción, pero menos lo es cuando estás amamantando. Aunque la incidencia en el bebé de los medicamentos es menor durante la lactancia que durante el embarazo, siempre es recomendable seguir las pautas de tu médico. Si estás enferma y necesitas un medicamento, pon en conocimiento de tu médico que estás amamantando para asegurarte que puedes seguir haciéndolo sin problema.


Te puede interesar:

La escuela y las familias deben trabajar conjuntamente para la detección de niños con capacidades altas y establecer el entorno preciso para que puedan alcanzar su máximo potencial.


Fuentes:

Meilleur depart, https://www.meilleurdepart.org/resources/alcool/bf_handout/breastfeed_and_alcohol_SP.pdf

Fecha de actualización: 28-01-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad