×
  • Buscar
Publicidad

Estoy amamantando, ¿puedo hacerme un tatuaje?

Estoy amamantando, ¿puedo hacerme un tatuaje?

Aunque no hay estudios que afirmen que hacerse un tatuaje durante la lactancia pueda ser perjudicial para el bebé, se recomienda esperar a que acabe esta ya que, al fin y al cabo, vas a meter tinta en tu sangre, y la leche se produce a partir de tu sangre. Además, si no se respetan las medidas de higiene al hacer el tatuaje podrías infectarte de hepatitis B, C o tétanos.

Publicidad

No te puedes perder ...

¿Una embarazada puede hacerse un alisado?

¿Una embarazada puede hacerse un alisado?

Estoy segura de que rondan por vuestras cabezas muchas dudas si estáis embarazadas, ya que en esta nueva etapa vais a experimentar muchos cambios físicos y psicológicos. Tranquilas, es muy común albergar cierta incertidumbre acerca de temas como si puedes hacerte un alisado o no, sobre todo si estáis embarazadas por primera vez. 

Y tambien:

Índice

 

Riesgos de los tatuajes en la lactancia

Durante la lactancia, la norma respecto a aquellas actividades que no son urgentes ni necesarias, y podrían ser peligrosas para el bebé, es siempre la misma: esperar hasta que acabe esta. Al fin y al cabo, la lactancia materna no dura para siempre y actividades como hacerse un tatuaje pueden esperar para evitar posibles daños al bebé o a la salud de la madre.

No obstante, aunque no hay pruebas científicas acerca de los efectos de hacerse un tatuaje durante la lactancia para el bebé, se cree que la cantidad de tinta que pasa a la sangre es mínima, es decir, que es difícil que llegue a la leche, aunque depende del sitio elegido para hacerse el tatuaje y de lo grande que sea este.

Además, hay que tener en cuenta que los ingredientes de los colores y pigmentos de las tintas usadas presentan un riesgo bajo de toxicidad bajo la piel y no suelen acceder al torrente sanguíneo, por lo que no debería de haber ningún problema en hacerse un tatuaje en estos meses de lactancia. Aunque, por supuesto, deben evitarse los tatuajes en el pezón, ya que presenta un alto riesgo de ingestión de colorantes que pueden ser tóxicos, así como de infección de la zona que afectaría a la producción y calidad de la leche.

Por otra parte, las cremas anestésicas, antisépticas o antiinflamatorias que se usan antes o después del tatuaje son compatibles con la lactancia materna.

Lo que sí hay que tener en cuenta es que el centro escogido para hacerse el tatuaje debe respetar los mejores estándares de seguridad y sanidad para garantizar la prevención de la transmisión de enfermedades infecciosas.

Las agujas mal lavadas o sin esterilizar son foco de transmisión de enfermedades infecciosas como hepatitis B y C, tétanos, u otras. Según indican los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los tatuajes presentan un riesgo bajo de contagio de VIH, pero también puede existir. Y todas estas enfermedades pueden afectar gravemente a la salud de la madre y la producción de leche, llegando incluso en algunos casos a obligar a detenerla.

Tampoco se recomienda la eliminación de los tatuajes hechos previamente mediante rayos láser ya que estos deshacen los pigmentos del tatuaje, que podrían entrar en la linfa y la sangre y excretarse en la leche materna.

Consejos si te haces un tatuaje dando el pecho 

En resumen, dado que hacerse un tatuaje no es un tema de salud, es mejor que lo dejes para cuando abandones la lactancia. Pero si por lo que sea estás decidida a hacerlo mientras das el pecho, sigue estos consejos:

1- Elige una zona alejada del pecho, y nunca te tatúes el pecho ni el pezón.

2- Busca un centro que cumpla con todas las medidas de seguridad e higiene y tenga sus licencias en regla.

3- Controla que el local cuenta con equipo para esterilizar los materiales que no son descartables y que la aguja que se use contigo sea nueva y se abra delante de ti.

4- Comprueba que todo el local está limpio y que el tatuador usa guantes y esteriliza la zona de trabajo.

Por otra parte, los tatuajes hechos antes del embarazo no afectan a la lactancia ni a la calidad de la leche, pero si notas que se pone rojo, está caliente, te pica o hay pus, consulta al médico porque se puede haber infectado.

Y… ¿quitar un tatuaje es seguro durante la lactancia?

La eliminación de tatuajes se realiza con láser. La energía del láser hace que el pigmento que había en la piel se rompa y fragmente en partículas más pequeñas que son recogidas por el sistema inmune del cuerpo y filtradas a través del hígado. El proceso de eliminación de tatuajes suele ser largo, normalmente puede tardar de 8 a 10 sesiones espaciadas por 4 u 8 semanas. Además, es un proceso doloroso que puede causar ampollas y cicatrices.

El tatuaje puede no ser eliminado por completo. Muchos de los mismos riesgos del tatuaje se aplican a la eliminación de estos por láser, incluida la infección debida a la atención posterior inadecuada y la posibilidad de una reacción alérgica por las partículas de tinta “libres”.

Debes tener en cuenta que no se han hecho estudios sobre la mayor cantidad de tinta liberada en el cuerpo de la madre durante el proceso de eliminación con láser, por lo que se desconoce si las partículas de tinta son suficientemente pequeñas como para entrar en la  leche materna. Se sugiere que las madres esperen hasta que el destete sea completo antes de realizar cualquier procedimiento para quitar los tatuajes con láser.

Hay poca evidencia sobre la seguridad de los tatuajes y la lactancia. Si bien el acto de realizarse un tatuaje no afecta a la relación de amamantamiento por sí misma, no se sabe si las tintas utilizadas pueden pasar a la leche materna, sobre todo durante la eliminación por láser. La eliminación por láser disgrega los pigmentos del tatuaje, que pasan a la linfa y a la sangre, lo que podría hacer que lleguen a la leche. Habría que tener en cuenta el tipo de pigmento utilizado (que en muchos casos la persona que se ha realizado el tatuaje no lo sabe) para valorar si es prudente la eliminación del tatuaje o no.

Evalúa cuidadosamente tus opciones y busca a un buen artista (y profesional) del  tatuaje. Puedes elegir adornar tu cuerpo con uno o tres tatuajes y darle a tu bebé el mejor comienzo en la vida mediante el amamantamiento, con una cuidadosa consideración de los pros y los contras.

La eliminación de tatuajes con crema de maquillar o cubriéndoles con otros (cover up) es compatible con la lactancia.


Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.