×
  • Buscar
Publicidad

Cuándo no se debe amamantar

Cuándo no se debe amamantar

Los profesionales de la salud están de acuerdo en que la leche materna representa la forma más completa de nutrición para los lactantes, incluidos los bebés prematuros y los recién nacidos enfermos. Sin embargo, existen muy pocas excepciones en que no se recomienda la leche materna

Publicidad

Indice

 

¿Cuándo no se recomienda dar el pecho al bebé?

En ciertas circunstancias, el médico deberá decidir, caso por caso, si la exposición ambiental de la madre o su propia condición médica justifican interrumpir o detener la lactancia:

1) La lactancia no es aconsejable si bebé tiene un diagnóstico de galactosemia, un trastorno metabólico muy poco frecuente, de origen genético, en el que el cuerpo no puede digerir un azúcar llamado galactosa. Se le acumulan estos azúcares en el cuerpo produciéndole daños en distintas partes del cuerpo. Esta enfermedad se les detecta a los bebés en el cribado metabólico que se le hace en la prueba del talón al recién nacido.

No te puedes perder ...

Violeta Denou

Violeta Denou

Hace ya 30 años que un simpático niño pelirrojo, con jersey a rayas y pantalón de peto se subía a un tren para descubrir el mundo. Iniciaba así la maravillosa aventura de enseñar a leer a los más pequeños. Una aventura que dura ya tres décadas y que ha permitido que varias generaciones hayan crecido junto al archiconocido Teo.

 

Y tambien:

2) Si la madre lactante:

- Está infectada por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) o tiene el síndrome de inmunodefciencia adquirida (SIDA). Se sabe que este virus se puede pasar a través de la leche, pero hay que tener en cuenta que este virus no es muy frecuente.

- Está tomando medicamentos antirretrovirales u otros medicamentos que no son compatibles con la lactancia materna. Si te han recetado algún medicamento y estás dando el pecho a tu bebé debes de ponerlo en conocimiento de tu doctor para suspender la lactancia materna o encontrar otro medicamento compatible. La mayoría de los medicamentos son seguros para la lactancia ya que se pasan en cantidades muy pequeñas a la leche materna, puedes consultarlo en la web e-lactancia.org, además de tener medicamentos tienen otros productos como cosméticos, infusiones, etc..

- Tiene tuberculosis activa no tratada.

- Está infectada por el tipo I o el tipo II del virus linfotrópico humano de células T.

- Consume drogas ilícitas o es adicta a ellas. Hay que recordar que las drogas legales como el alcohol o el tabaco también perjudican a la lactancia materna, es mejor no consumirlas.

- Está tomando agentes quimioterapéuticos de prescripción contra el cáncer, como antimetabolitos, que interfieren con la replicación del ADN y la división celular. El cáncer es de las únicas enfermedades no infecciosas con las que se puede contraindicar la lactancia materna. No es por el hecho de que se pueda trasmitir la enfermedad a través de la leche materna (riesgo inexistente), si no por los tratamientos que sí pueden ser incompatibles.

- Se está sometiendo a radioterapia; sin embargo, tales terapias de medicina nuclear sólo requieren una interrupción temporal de la lactancia.

- Herpes simple: aunque el herpes simple se ha aislado en la leche materna, su trasmisión por esta vía es rara. Sólo se trasmite si la madre presenta lesiones de herpes activas en los pezones o en áreas cerca de estos. Si este es el caso, se tiene que interrumpir la lactancia materna hasta que estas lesiones se curen. Si el herpes se localiza en sólo uno de los pechos, el bebé puede seguir alimentándose del otro.
 

Enfermedades maternas con las que sí se puede dar el pecho

Según diferentes estudios existen numerosas enfermedades que puede sufrir una madre y que no impiden que se le siga dando el pecho al bebé:

- Hepatitis A, B o C, infecciones por citomegalovirus y enfermedad de Chagas (entre muchas otras).

- Infecciones maternas agudas: como puede ser el resfriado, la gripe, la amigdalitis o la gastroenteritis. Si se suspende la lactancia materna en estos casos podría llegar a ser peor ya que estos gérmenes no se trasmiten a través de la leche materna. Además, puede que ya hayas contagiado al bebé y con la lactancia materna le estás proporcionando los anticuerpos necesarios para luchar contra la infección.

- Mastitis materna: esto tampoco es una causa por la que se tenga que suspender la lactancia. De hecho, el mejor remedio para la mastitis es que el lactante vacíe el pecho afectado.

- Que te tengas que someter a alguna radiografía, escáner (TAC), resonancia con contraste, anestesia general o epidural, tampoco impiden la lactancia.

- Diabetes: la leche materna de las mujeres diabéticas es totalmente normal. La insulina no es una sustancia que pase a la leche. Además, muchas mujeres detectan que, cuando dan el pecho, se controlan con menos insulina que de costumbre. Se debe tener cuidado ya que el consumo de mayor o menor cantidad de leche por parte del bebé puede repercutir en el gasto metabólico materno.

- Depresión: tanto la depresión como el tratamiento farmacológico para la misma requiere que se tenga que suspender la lactancia materna. Lo que se debe es buscar un tratamiento que sea compatible para ayudarla a llevar las dos cosas. En estos casos lo importante es apoyar a la madre.

- Hipertensión y cardiopatías: la lactancia no conlleva una sobrecarga para el sistema cardiovascular de la madre.

- Hipertiroidismo: los medicamentos que se toman para tratar el hipertiroidismo son totalmente compatibles con la lactancia materna. Puede que sea difícil acertar con la dosis, pero tampoco le pasará nada si se pasa con está y tienes hipotiroidismo. Pero como antes de dar el pecho, tendrás que hacer revisiones periódicas para saber cómo tienes los niveles de esta hormona.

- Hipotiroidismo: el trtamiento que regula los niveles de tiroxina no impiden que se le pueda dar el pecho a los bebés. La tiroxina es un componente normal de la leche y los valores serán los mismos (o muy parecidos) a los valores de la leche materna de mujeres sin hipotiroidismo.

 

 

Leche de fórmula vs. leche de pecho

A pesar de que la leche materna es la mejor fuente de nutrición para su bebé, no debes sentirte mal si no eres capaz o si eliges no darle pecho a tu bebé. La leche de fórmula para lactantes está hecha especialmente para suplir las necesidades nutricionales de los bebés. Inclusive algunas mujeres que dan pecho pueden en algún momento dado usar la leche de fórmula para suplementar su leche materna.

 

 


Te puede interesar:

La dosis de leche para bebés debe ser definida por el propio bebé tal y como se hace con la lactancia materna, que es a demanda. De esta manera, el bebé se regula en función de las necesidades de cada momento.

Fuente:

Guía de lactancia materna, Asociación Española de Pediatría. http://www.aeped.es/sites/default/files/7-guia_baleares_esp.pdf

Fecha de actualización: 29-05-2020

Redacción: Lola García-Amado

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.