×
  • Buscar
Publicidad

No sabía que estaba embarazada y me hice la depilación láser

No sabía que estaba embarazada y me hice la depilación láser

La OMS (Organización Mundial de la Salud) desaconseja realizar tratamientos y pruebas exploratorias durante el embarazo, lo que incluye la depilación láser, pero no existe ningún estudio clínico sobre este tipo de depilación que demuestre que es perjudicial para la mujer o el feto; aun así, se recomienda evitarla.

Publicidad

Índice

 

¿Es mala la depilación láser en la gestación?

Si has tenido una sesión de depilación láser, y posteriormente has descubierto que estabas embarazada, no tienes por qué preocuparte. Los láseres que se emplean en la depilación penetran entre 4’5 y 5 milímetros como máximo en la piel, por lo que es muy difícil que afecte al desarrollo del embrión y menos aún en las primeras semanas de gestación.

La depilación láser está basada en la eliminación del vello corporal por medio de energía lumínica. Cualquier equipo técnico de láser actúa a través de la emisión de luz y esta es absorbida por los cromóforos, la melanina, que tiene el pelo, que atrapan dicha energía y se calientan, transformando la energía lumínica en calor y destruyéndose.

La electrolisis también entra dentro de estos tratamientos agresivos contra la piel. Hay dos tipos de corriente utilizados en la electrolisis: termólisis y galvánica. La termólisis también puede ser conocida como diatermia, y se trata de ondas de radio, de corta o alta frecuencia. Por otro lado, la electrolisis galvánica envía una corriente eléctrica durante un minuto a través del cuerpo y de nuevo hacia el dispositivo. Esta última no es recomendable porque el bebé está rodeado de líquido amniótico. En esta situación, el líquido amniótico actúa como un conductor de electricidad. Por esta razón, la corriente galvánica no se recomienda durante el embarazo. Y aunque la termólisis no fluye a través del cuerpo y no se ha encontrado que pueda ser dañino para las mujeres embarazadas o el feto, de nuevo, es mejor evitar estos procedimientos.

No se recomienda que futuras mamás se expongan a cualquier tipo de luz agresiva durante el embarazo puesto que, debido a los cambios hormonales, se podría producir un rechazo corporal que haría aparecer reacciones cutáneas de tipo alérgico o manchas en la piel. Y, aunque menos frecuentes, se puede llegar a producir foliculitis, hiperpigmentación, costras o cicatrices.

Estos cambios hormonales afectan de distinta manera a cada mujer, hay a quienes les ralentiza el crecimiento de pelo y a otras les provoca hirsutismo, es decir, crecimiento abundante de vello en zonas donde antes no había, aunque este suele desaparecer después del embarazo.

No te puedes perder ...

Y tambien:

 

¿Qué métodos usar para depilarse en el embarazo?


Es posible que debido a esto quieras depilarte esas zonas, pero el láser no es el único método que debes evitar, las ceras y las cremas depilatorias también pueden causar reacciones alérgicas por la misma razón. En ocasiones, su composición y las hormonas segregadas durante el embarazo no son una buena combinación, y pueden dejar rojeces o manchas en las zonas donde se ha aplicado. También es posible que su uso resulte más doloroso o provocar escozor dado que la piel puede estar más sensible.

Si quieres depilarte, el método más seguro durante el embarazo es la cuchilla, aunque también puedes utilizar depiladoras eléctricas, y cuando el embarazo haya terminado volver con normalidad a tus sesiones de láser o cera. La depilación con pinzas o con hilos también es totalmente segura. Aunque el afeitado o rasurado no sea la opción más sencilla, porque tu movilidad se ve reducida, también es la más barata y eficaz, y siempre puedes ayudarte de tu pareja o algún familiar para llegar a esas zonas que ya no son tan accesibles como antes.

Tampoco se recomienda hacerse la depilación láser en las axilas o la zona del pecho, especialmente de las aréolas si se planea dar el pecho, así como en los primeros meses de lactancia, por los mismos motivos que no se recomienda durante el embarazo. Debes tener en cuenta que, la mayoría de las veces, todo ese vello que te ha salido durante el embarazo y que continúa durante la lactancia se mantiene por las hormonas que produce tu leche. Es decir, que una vez que dejes de dar el pecho, se caerá solo. Esto significa que, si acudes a realizarte una sesión de depilación láser en esta zona, estarás aplicando un tratamiento a unos vellos que se te caerán solos en unos meses. Por esto es mejor esperar un tiempo si quieres quitártelos y ver su evolución.

Si tienes alguna duda respecto a la depilación estando embarazada, debes acudir a clínicas de medicina estética, intentando evitar los centros estéticos o esteticiens, ya que estos no cuentan con los profesionales adecuados para ayudarte.

 

 


Fuentes:

-Recomendaciones de la OMS sobre atención prenatal para una experiencia positiva del embarazo. 2018. http://www.clap.ops-oms.org/publicaciones/9789275320334esp.pdf

- Depilación láser y embarazo. Por clínica ParcCentral. https://clinicaparccentral.com/depilacion-laser-desaconsejada-en-embarazo/

- ¿Es recomendable la depilación estética durante el embarazo? Por Instituto Médico Láser. https://www.iml.es/depilacion-laser/embarazo/

Fecha de actualización: 23-07-2020

Redacción: Cristina Rodríguez

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.