×
  • Buscar
Publicidad

Las piernas en el embarazo

Las piernas en el embarazo

Las piernas son las que van a tener que soportar el peso durante el embarazo. Es bastante común que al final del segundo trimestre y hasta el parto las notes cansadas. Ocurre porque se reduce la tonicidad de los vasos sanguíneos y la circulación de la sangre se ve alterada. Baños de agua fría o reposar con las piernas en alto, aliviará esta desagradable sensación. 

Publicidad

Indice

 

Problemas en las piernas durante el embarazo


Las piernas son las encargadas de soportar el aumento de peso de estos 9 meses, lo que puede provocar diversos problemas:

- Estrías: la parte más habitual en la que salen estrías en el embarazo es la parte superior, junto a los glúteos, ya que aumenta su tamaño en estos meses para soportar el peso del útero. Para evitar la aparición de las estrías, debes hidratar tu piel a diario con un suave masaje después del baño. Es importante también que bebas mucha agua y hagas ejercicio de forma regular.

- Varices: el aumento de peso, de volumen sanguíneo y la dilatación de las venas debido a los cambios hormonales hace que sea muy frecuente la aparición de varices en el embarazo. Procura controlar el aumento de peso, no pasar mucho tiempo de pie ni sentada, hacer ejercicio con regularidad, mantener las piernas elevadas para mejorar el retorno venoso y darte agua fría al acabar el baño para mejorar la circulación. Si tienes que pasar mucho tiempo de pie, usa medias especiales de compresión.

¡Es muy importante que evites el uso de cremas anticelulíticas y reafirmantes porque sus principios activos son muy fuertes y pueden llegar incluso a ser perjudiciales tras ser absorbidos por la piel! Si necesitas usar cremas, usa aquellas con ingredientes naturales.

Pero además de las estrías y de los problemas circulatorios, también vamos a someterlas a la depilación.

 

Depilación en el embarazo

No te puedes perder ...

Y tambien:


Si cuando no estabas embarazada no descuidabas la estética de tus piernas, ahora mucho menos. Existen multitud de métodos que deberás evitar ahora que estás gestando e informarte de cuáles son los más recomendables para que ni el feto ni tú corráis peligro.

Maquinillas de depilación eléctrica y manuales: son seguras al 100% porque afectan tan solo a la capa más superficial de la piel. Pueden resultar molestas hasta que te acostumbres al dolor y debes saber que, tal como nos cuenta nuestra experta en estética, “el bello crece luego más fuerte y duro”.

Cremas depilatorias: no se ha comprobado si producen algún efecto nocivo o perjudicial a la madre y al feto. Si nunca las has usado prueba antes a aplicártelas en una pequeña zona con el fin de saber si tu dermis es sensible o no a ellas.

Cera: este método es bastante controvertido ya que existen multitud de posturas a favor y en contra de utilizarlo. La gran mayoría se mantiene firme en el rechazo al uso de la cera caliente, ya que según cuentan puede afectar directamente a la circulación y favorecer la aparición de varices. La cera fría está menos contraindicada. El cuerpo no rechaza tanto su aplicación debido a que la temperatura que coge cuando entra en contacto con el cuerpo no es tan alta. Nuestra esteticista, Mercedes, aplica cera fría y tibia durante el embarazo a sus clientas, que según sus propios testimonios “no duele más”, porque hay menos bello y es más fino al no haber procesos hormonales típicos de la menstruación.

- Láser: no se sabe a ciencia cierta cuáles son los efectos que el láser produce en el feto o en la madre. Aquí sí hay unanimidad a la hora de desaconsejar totalmente la depilación con esta técnica durante el embarazo y lactancia, y las razones que argumentan para ello son que la madre va a sentir rechazo y repulsión por todo lo que resulte anormal para su cuerpo y por todo lo que le parezca ofensivo tanto para ella como para su bebé. En algunos casos resultaría incluso poco efectivo porque durante el embarazo los cambios hormonales pueden ser los responsables de la aparición del hirsutismo (crecimiento excesivo del vello siguiendo patrones masculinos) que desaparece tras el parto.

Aun así es importante que sepas que el tipo de láser que se utiliza en estos cuidados estéticos no es teratogénico, es decir, que no provoca malformaciones en el feto y que su alcance térmico no penetra más de 4 mm, se restringe a la zona de la piel más externa.

- Fotodepilación: es un método seguro que no afecta a la madre ni al bebé. Si se desaconseja es puramente por motivos de eficacia ya que afecta exclusivamente al folículo piloso. Precisamente, en el centro de estética de Mercedes Calderón, una profesión en el uso de este método se lo aplicaba estando embarazada a clientas en el mismo estado. Existen centros que rechazan el uso de la fotodepilación porque pueden producir manchas en la piel.

 

Ejercicio

Para ayudar a eliminar los excesos de retención de líquido en el embarazo y preparar el cuerpo para el parto, es muy importante que practiques ejercicio diario. Basta con que camines 30 minutos al día o que practiques 2 o 3 sesiones de natación a la semana, el ejercicio más completo y beneficioso para gestantes. El pilates o el yoga también son muy recomendables para estos meses. O hacer ejercicios específicos para piernas como rotación de tobillos, elevación, la tijera, etc.

 

 


Te puede interesar:

El peso en el embarazo es una variable que preocupa a muchas gestantes bien porque es están cogiendo más kilos de los debidos o porque no se está engordando lo suficiente. En cualquiera de los casos hay que seguir las indicaciones del obstetra y centrarse en comer comida real y saludable.

Fuente:

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

Fecha de actualización: 06-07-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.