×
  • Buscar
Publicidad

Destete inducido

Destete inducido

A diferencia del destete natural, se entiende por destete inducido aquel que se lleva a cabo por decisión de la madre.

Publicidad

En ocasiones una mujer decide que es el momento de dejar de darle el pecho a su bebé porque se presenta una situación en la que no puede o no quiere hacerlo. 

¿Durante cuanto tiempo se debería mantener la lactancia materna?

Contrariamente a lo que piensa la sociedad, no hay edad recomendada para el destete, tampoco límite de duración de dar el pecho. La Organización Mundial de la Salud, UNICEFF o la Asociación Española de Pediatría (entre muchos otros), lo que recomiendan es la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses, y complementada hasta los dos años o más.

Antropólogos cifran que la edad natural para que los humanos dejen de tomar el pecho está entre los 2 y los 7 años. Esto se debe a que el sistema inmunológico de los niños no está maduro hasta después de los 6 años. La lactancia materna los proteje hasta entonces, reforzando su sistema inmunitario y haciéndoles llegar los anticuerpos. Se recomienda el destete natural, pero hay en muchas ocasiones que el destete se tiene que inducir.

No te puedes perder ...

Y tambien:


Cómo hacerlo


Llegada esta situación los expertos recomiendan hacerlo de forma paulatina, progresiva, y a ser posible planeada. No se debe olvidar que el acto de amamantar tiene una función alimenticia, pero también tiene un claro componente emocional, por lo que privar a un bebé del pecho requerirá ofrecerle en compensación más dosis de mimos y atención.

Para empezar con este método la madre debe omitir una sesión de amamantamiento por un biberón preparado con fórmula infantil o con leche almacenada. En un máximo de unos días tu cuerpo se adaptará a omitir la toma que se le ha quitado al niño. Cuando tu cuerpo esté adaptado a omitir esa toma, puedes empezar omitiendo la siguiente (a ser posible en una hora lo más lejana posible a la anterior). Esto hará que tu cuerpo se vaya adaptando progresivamente.

Si el destete se hace de manera gradual la producción de la leche irá disminuyendo también gradualmente, y el pecho irá volviendo a su tamaño original. Se evitará de esta forma que se produzcan obstrucciones de los conductos, mastitis, dolor, pérdidas de leche, u otros problemas.

Puede que necesites extraerte la leche durante un par de días para aliviarte. Normalmente una madre que amamanta de manera exclusiva tarda dos semanas en destetar por completo.

Si quieres dejar de amamantar de manera inmediata, puedes ayudarte para destetar del bombeo. Puedes bombear hasta sentir alivio en intervalos regulares como cada 4 horas. Lo que se debe evitar es vaciar los pechos por completo. Una vez que te sientas cómoda con el bombeo cada 4 horas, puedes intentar cambiar de frecuencia a 6 horas, más tarde a 8, más tarde a 10, etc. Esto lo debes seguir hasta acabar con el destete.

El tiempo de destete variará, dependiendo sobre todo de la velocidad a la que se adapten tus pechos. Tus pechos deben sentir alivio sin tener ingurgitación excesiva antes de aumentar los intervalos entre bombeos.


Cómo no hacerlo


No se aconseja el uso de medicamentos para cortar la producción de la leche, pues tienen efectos adversos importantes que pueden ponen en riesgo la salud de la madre.


No se recomienda hacer coincidir el destete con un momento de cambios importantes en la vida del niño, (inicio del colegio, abandono de pañales, cambio de casa, enfermedad, etc.).

¿Cómo mantener los pechos aliviados durante el destete? 

- Cuando sientas que tus senos están llenos, extrae o bombea la leche manualmente sólo hasta sentir alivio. Cuando se deja a los pechos estar llenos se les hace saber que la leche ya no es necesaria. De esta manera es cuando el cuerpo decide producir menos leche.

- Las compresas frías pueden ayudarte a reducir la producción de leche.

- Una ducha caliente puede ayudar a liberar la leche que sobra cuando sientas que los pechos están demasiado llenos.

- Hay algunas sustancias naturales que pueden producir que disminuya a producción de leche, entre las que encontramos la hierbabuena o la salvia.

¿Cómo destetar a un niño que le encanta la lactancia materna?

- Si el niño sigue tomando leche cuando le apetezca (a demanda), considera establecer una rutina de amamantamiento. Esto se hace así para que el niño solo mame en los momentos que a la madre le convenga (en la mañana en el momento de despertar, en las siestas o a la hora de acostarse). Esto puede hacer que sientas suficiente libertad (si este era el motivo por el que has decidido dejar de amamantar a tu hijo).

- Una vez que el niño ya tenga su rutina de amamantamiento, es cuando se debe comenzar a omitir tomas. Dependiendo de la edad del niño habrá estrategias que funcionen mejor o peor para lograr que deje de tomar leche materna. Muchas veces funciona la distracción, salir a pasear, juguetes, etc.

- Algunos niños pequeños se adaptan mejor si la madre no está cerca en los momentos en los que se está evitando omitir el amamantamiento.

- Cambiar la rutina de los niños muchas veces también funciona. Si antes le acostaba la madre puede hacerlo el padre (o otro familiar), lo mismo con darle de comer, etc.

¿Qué problemas puede tener el destete?

Para el bebé una interrupción brusca de la lactancia puede hacer que se sienta con miedo, con falta de cariño, de apego… Por eso hay que compensarlo con mayor atención y cariño.

Para la madre el destete puede producir tristeza y frustración (sobre todo cuando es obligada por circunstancias médicas). También puede pensar que el vínculo que tenía con su bebé se ve resentido. Además, en la madre, una interrupción brusca de la lactancia puede producir:

- Mastitis: inflamación en el tejido mamario, con dolor, calor y rubor al tacto en un área localizada.

- Galactocele: quistes producidos por la retención de leche en los conductos que dirigen la leche a la mama (causada por una obstrucción).

Si crees que puedes tener algún problema con el destete inducido, consulta con tu médico o con un consultor de lactancia.


Te puede interesar:

La dosis de biberón para el recién nacido debe ser definida por el propio bebé tal y como se hace con la lactancia materna, que es a demanda. De esta manera, el bebé se regula en función de las necesidades de cada momento.


Fuentes:

Lacted, https://lacted.org/iable-breastfeeding-education-handouts/destetar-su-bebe-lactante/

Amamanta, http://www.amamanta.es/wp-content/uploads/2019/02/taller-tematico-destete-AMAMANTA.pdf

Fecha de actualización: 11-12-2019

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad