×
  • Buscar
Publicidad

Curiosidades sobre la lactancia materna

Curiosidades sobre la lactancia materna

¿Sabías que la leche materna no siempre es blanca? ¿O que sale por muchos orificios, y no solo por uno? Te contamos estas y otras curiosidades de la lactancia materna, el mejor alimento para los bebés hasta los 6 meses.

Publicidad

Índice

 

Los primeros días de lactancia

- El bebé sabe succionar incluso antes de nacer. El reflejo de succión se desarrolla dentro del vientre materno, el bebé succiona y deglute dentro del útero; cuando los bebés succionan mucho llegan a tener hipo.

 

- La subida de la leche no se produce inmediatamente, se produce pasadas unas 48-72 horas del parto. Durante esas primeras horas, el bebé se alimenta de calostro (un líquido amarillento rico en grasas, inmunoglobulinas e hidratos de carbono).

- La alimentación del bebé a través de la lactancia materna debería ser a demanda (cada vez que el bebé lo pida). La producción de leche una vez esté establecida la lactancia depende del estímulo que genera la succión del pezón por parte del recién nacido.

No te puedes perder ...

Problemas para continuar con la lactancia materna

Problemas para continuar con la lactancia materna

La OMS recomienda que la lactancia materna exclusive dure, por lo menos, hasta los 6 meses. Sin embargo, diversos estudios, como el de “Hábitos de Lactancia Materna” llevado a cabo por el grupo de trabajo español de la Global Breastfeeding Initiative, muestra cómo la vuelta al trabajo y las dificultades para extraerse la leche representan los principales obstáculos para la continuación de la lactancia durante el tiempo recomendado.

Y tambien:

- La leche materna no siempre es blanca. Como norma general tiene un color blanquecino, pero hay varios factores que hacen que su color varíe. En primer lugar, la leche de cada toma no tiene el mismo color: al principio es más transparente, ligeramente azulada, ya que está más aguada; pero hacia el final de la toma tiene más grasa y resulta más blanca.
 

Alimentación y lactancia

Por otro lado, la ingesta de ciertos alimentos o medicamentos también pueden hacer que resulte más amarillenta o incluso verdosa. Así, los colorantes, naturales o artificiales, de algunos alimentos pueden pasar a la leche y teñirla ligeramente de rosado, verdoso… Mientras que algunos medicamentos pueden teñirla de azul, verdoso o negruzco. En cualquier caso, esto no afecta a su calidad ni al bebé.

- No sólo cambia el color de la leche materna, el sabor también cambia en función de la dieta de la madre. Esto favorece que el bebé acepte nuevos sabores cuando llega la época de introducir la alimentación complementaria.

- El pecho nunca se vacía del todo. El pecho produce más leche cuanto más se estimula. Es decir, si se estimula regularmente se va a identificar la necesidad de producir leche, de modo que cuando más te vacíes el pecho, más leche producirás.
 

Beneficios de la leche materna

- La leche cambia de composición adaptándose al crecimiento del bebé. La composición de la leche materna no es la misma en el momento de nacimiento que un mes después. Tampoco es igual a lo largo de la toma que al final.

 

- La leche materna se digiere mucho más fácil y rápido que la leche en fórmula, por eso es normal que, en los primeros meses de vida, los bebés de pecho hagan deposiciones con casi cada toma y tengan hambre más frecuentemente.

- La lactancia materna disminuye el riesgo de sufrir depresión posparto y favorece que se establezca un vínculo afectivo de la madre hacia el bebé.

- Los niños que han sido alimentados con leche materna tienen un menor riesgo que los que han sido alimentados con fórmula de sufrir obesidad infantil y diabetes tipo II.

- Contribuye al desarrollo cerebral debido a los aminoácidos que contienen. Estos son fundamentales para el desarrollo cerebral de tu bebé, desarrollo que no se completa hasta los dos años de vida.

- El pensamiento del niño puede ser suficiente para estimular la salida de le leche al provocar el funcionamiento de dos hormonas: la oxitocina y la prolactina, que son las encargadas de producir la leche.

- Al contrario de lo que mucha gente puede pensar, la leche sale por muchos orificios, no sólo por uno. La media son unos 9 agujeros, aunque pueden llegar a 18.

- Las mujeres que adoptan también pueden dar el pecho, no hace falta pasar el proceso del embarazo y el parto. Eso sí, requiere mucha paciencia, tiempo y constancia para lograrlo.

- Dar el pecho adelgaza. La mejor manera de recuperar la figura tras el parto es dar el pecho ya que supone un enorme gasto energético para la madre. Sobre todo si lo dan hasta los 4 o 6 meses.

- La leche materna contiene inmunoglobulinas que ayudan al bebé a estar protegido frente a infecciones. Además, le protege frente a posibles alergias alimentarias y a enfermedades respiratorias.

- La leche materna se considera un medicamento para los niños prematuros. De hecho, en las Unidades de Cuidados Intensivos de neonatos, la alimentación que reciben los bebés es siempre leche materna (ya sea de la propia madre o de un banco de leche materna).

- En España existen 10 bancos de leche destinados a bebés prematuros o cuyas madres no pueden dar el pecho por diferentes razones. Las mujeres que tengan excedente de leche pueden donarla para alimentar a otros bebés que lo necesiten ya que, recordemos, la leche materna es el mejor alimento posible.

- Dar el pecho de noche ayuda a conciliar el sueño y tranquiliza, porque el organismo de la madre circula más prolactina, una hormona relajante.

- Al contrario de lo que se suele pensar, dar el pecho durante mucho tiempo al bebé no expone al peligro de tener grietas. Lo que hace que se sufran las mismas además de producir irritaciones y hematomas es una succión incorrecta.

- La saliva del bebé tiene sustancias antibióticas que protegen de las irritaciones y las grietas. También la leche materna es muy buena para cuidar las heridas que pueden aparecer en los pezones los primeros días de lactancia.

- En la mayoría de las mujeres, el pecho derecho produce más leche que el izquierdo, aunque esto siempre dependerá del tiempo que el bebé mame en cada seno.

- Dar el pecho reduce las posibilidades de padecer cáncer y osteoporosis.

- El apoyo del entorno es fundamental para que la madre mantenga la lactancia materna, dejarse asesorar por pediatras, grupos de lactancia y puericultoras, y encontrar el apoyo necesario en la pareja son factores fundamentales para que la lactancia resulte una experiencia satisfactoria.

 -Existe la denominada “tetanalgesia”. Consiste en poner en el pecho al bebé cuando le tienen que realizar alguna técnica molesta o dolorosa (por ejemplo una vacuna). Poner en el pecho al bebé hace que esté relajado y no sienta el dolor.


Fuentes:

Guía de lactancia materna, Asociación Española de Pediatría. http://www.aeped.es/sites/default/files/7-guia_baleares_esp.pdf

Fecha de actualización: 19-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.