×
  • Buscar
Publicidad

Cómo cortar la leche materna rápido y sin complicaciones

Cómo cortar la leche materna rápido y sin complicaciones

La mejor manera de cortar la leche materna es ir quitándose gradualmente las tomas. Es la forma más respetuosa para el bebé y la mamá y evita complicaciones como la mastitis. Pero si por algún motivo necesitas que vaya más rápido, puedes recurrir a otros remedios naturales o a pastillas.

Publicidad

Indice

 

Dejar de amamantar de manera natural

La lactancia materna es un proceso natural del organismo y, por lo tanto, dejar de dar leche debe hacerse también de manera natural y progresiva. Es decir, quitándose poco a poco las tomas ya que, cuanto menos succione el bebé y menos tomas haya, menos leche habrá.

Los médicos recomiendan quitarse una toma, la que mejor te vaya según los motivos por los que dejas el pecho, y esperar unos 3 o 4 días hasta quitarse otra. Así, gradualmente, hasta que no se dé ninguna toma y, en unos días, el pecho dejará de producir leche.

No te puedes perder ...

¿Por qué es tan maravillosa la leche materna?

¿Por qué es tan maravillosa la leche materna?

La leche materna aporta a tu pequeño los nutrientes necesarios para crecer, y el contacto madre e hijo también lo beneficia afectivamente. Esta etapa es una adaptación para los alimentos externos, para que no sienta un cambio brusco y radical al pasar de una alimentación intrauterina a la que le ofrece el mundo exterior.

Y tambien:

Para que este método funcione y no dé lugar a problemas como mastitis, ingurgitación u obstrucciones, es importante que sigas una serie de consejos:

1- No te saques tampoco leche ya que el sacaleches aumenta la producción. Si te notas los pechos muy llenos y molestos, extráete solo lo necesario para aliviar las molestias, pero sin llegar a producir más leche.

2- Evita estimular tus pezones, ya que esto también provoca la producción de leche. Usa un sujetador que no sea muy apretado.

 

Otros remedios naturales para cortar la leche materna

Existen una serie de remedios de la abuela que se han empleado toda la vida pero que no tienen ninguna base científica. De todas formas, no pierdes nada por probar:

- Colocar compresas frías u hojas de col sobre tus pechos. Las hojas de col poseen un componente que detiene la producción de leche materna. Colócalas directamente sobre tus pechos. También son útiles cuando se produce una ingurgitación mamaria.

- Beber té de salvia. La salvia es un estrógeno natural, por lo que detiene la producción de leche materna.

 

La utilización de pastillas

No obstante, la forma más rápida, aunque quizá un poco agresiva, es la ingesta de ciertos fármacos o pastillas que sirven para cortar la producción de leche. Esto solo se recomienda en casos urgentes o en los que haya problemas de salud, pero no para el destete normal.

Además, nunca debes tomar estas pastillas por tu cuenta, sino que siempre debes consultarlo antes con tu ginecólogo para que te receta las más adecuadas. Los principales fármacos que se emplean para cortar la producción de leche son:

- Pastillas de vitamina B6. La vitamina B6 contribuye a detener la producción de prolactina plasmática, la hormona que produce la leche materna, por lo que se supone que podría ayudar a detener su producción.

- Dostinex. Este medicamento se emplea en personas que tienen un aumento anormal en la producción de prolactina a causa de cambios hormonales o tumores en la hipófisis y es el que más se emplea para cortar la producción de leche justo después del parto.

- La cabergolina. Es el fármaco más utilizado para la reducción de prolactina en la sangre, impidiendo así el aumento de la producción de leche.

- Inyecciones de estrógeno. Es una alternativa poco usada y peligrosa ya que estas inyecciones pueden contener otros componentes cancerígenos.

 

¿Por qué cortar la producción de leche?

En los casos en que se busca evitar la subida de la leche después del parto suele ser por problemas de salud en el bebé o la mamá que van a impedir la lactancia materna, incluso por muerte del bebé al nacer. Aunque también hay mujeres que no quieren dar el pecho por motivos personales y optan por tomar alguna de las pastillas arribas mencionadas.

Si la mamá ha estado dando el pecho y quiere frenar o reducir la lactancia, normalmente es por motivos laborales (vuelta al trabajo tras la baja) o por problemas de salud.

Sea cual sea la causa, siempre que se pueda lo mejor es recurrir al destete natural y progresivo, quitándose las tomas poco a poco para que el pecho deje de producir leche. Y, si por lo que sea no puede ser así, consulta con tu médico, nunca te automediques.

 

¿A qué edad se debe destetar al bebé?

La Academia Americana de Pediatría recomienda la lactancia exclusiva de los niños hasta los 6 meses de edad. A partir de ahí se pueden ir introduciendo alimentos paulatinamente hasta que ya no necesiten más la leche materna. Lo ideal sería complementar la lactancia materna con otros alimentos hasta que el bebé tenga al menos 1 año. A partir del año se le puede empezar a ofrecer leche de vaca.

Hay madres que continúan dándole el pecho a los niños después del año (lactancia extendida). Esta es una opción saludable para las madres y los niños que no están preparados para el destete. De hecho, la Organización Mundial de la Salud recomienda a las madres seguir con la lactancia materna al menos hasta los 2 años.

Lo importante es que tanto la madre como el bebé estén preparados para el destete. Algunas señales que indican que el bebé está preparado para iniciar el proceso de destete son:

- se muestra desinteresado o molesto cuando mama

- tarda menos tiempo en alimentarse que antes

- se distrae con mucha facilidad mientras mama

- juega con el pecho, por ejemplo, tira constantemente del pezón o lo muerde. En estos casos es importante retirarle inmediatamente del pecho y decirle que te está haciendo daño y no debe hacerlo.

- mama para consolarse (succiona en el pecho, pero sin extraer leche).

Se puede hacer que el destete sea más sencillo si el niño ya ha recibido leche en un biberón. Antes de destetarlo puedes extraerte la leche materna y ofrecérsela en un biberón. Aunque sigas dándole el pecho esto puede facilitarte la tarea en un futuro, además permite a otros integrantes de la familia establecer vínculos con el bebé y puedes dejar al bebé a cargo de otra persona si quieres.

Recuerda que a partir de los 6 meses de edad los bebés ya deben recibir alimentos sólidos y que la lactancia materna exclusiva no le facilitará al bebé todos los alimentos que necesita.

 


Fuentes:  Guía de lactancia materna, Asociación Española de Pediatría. http://www.aeped.es/sites/default/files/7-guia_baleares_esp.pdf

 

Fecha de actualización: 28-09-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.