×
  • Buscar
Publicidad

¿Cómo destetar a un bebé?

¿Cómo destetar a un  bebé?

El momento de dejar la lactancia materna llegará tarde o temprano. Para evitar complicaciones tanto para el bebé como para ti, conviene planificarlo con tiempo y efectuarlo de forma progresiva. Aún así, es habitual que el cambio de actividad produzca dolores, quistes, etc. que aunque molestos, no tienen mayor importancia.

Publicidad

Indice

 

¿A qué edad debe ocurrir el destete?

La edad en la que el niño abandona definitivamente la leche materna es variable. No hay razones científicas por las que se deba recomendar dejar la leche materna a determinada edad, el destete está basado en opiniones personales, teorías no contrastadas o simples prejuicios.

La duración de la lactancia debe ser una decisión libre de cada madre y de cada hijo (salvo que exista una situación de emergencia en la que se tenga que abandonar el amamantamiento). El destete no es sólo un cambio de dieta para el niño, es un cambio que repercute en la situación emocional tanto de la madre como del niño. El niño puede experimentar frustración y abandono (porque no entiende por qué su madre le niega algo tan importante para él), mientras que la madre puede experimentar sentimientos de tristeza y pérdida al cambiar el vínculo que le unía a su hijo.

No te puedes perder ...

Y tambien:

Es por eso que las recomendaciones de destete que no tienen en cuenta los deseos de la madre y del niño no son aceptables.
 

Métodos de destete

- Elimina gradualmente las tomas, para que las molestias sean menores y el bebé no pase tanto tiempo sin mamar como solía. Por ejemplo, si el niño hace seis tomas y se quieren mantener la primera y la última, que es una situación bastante habitual en la madre trabajadora, el orden lógico será empezar por eliminar la quinta, luego la segunda, la cuarta y la tercera. Otra opción es que observes cuál es la toma que más le cuesta o a la que menos atención le presta para interrumpirla y ver cómo se lo toma.

Cuando los bebés comienzan a distraerse o a "aburrirse" con el pecho puede ser señal de que es un buen momento para comenzar con el destete. Recuerda que es un proceso que puede durar algunos meses.

- Acorta el tiempo de las mamadas. Por ejemplo, si el bebé generalmente tarda 6 minutos intenta cortar a los 4. De acuerdo a su edad complementa esa toma con biberón o algún alimento que pueda comer.

- Recuerda que no debes extraerte la leche, porque si sigues produciendo, nunca
dejarás de tener. La idea es que tus mamas cada vez tengan menos leche hasta que te quedes sin nada.

- A no ser que te lo recomiende el médico, no debes tomar medicamentos que corten la producción de leche, pues pueden tener efectos adversos importantes. Debe ser un proceso natural.

- No retires más de una toma de pecho cada cinco días, para permitir que ambas partes se adapten sin problemas a la nueva situación. Por lo que respecta a la madre, esto permitirá que la misma ley de oferta y demanda que le hacía aumentar la producción de leche en respuesta a la demanda del bebé, le lleve ahora a disminuirla tanto como el pequeño deje de vaciarle el pecho.



¿Qué es el destete natural?

Muchas personas creen que si no se le obliga al niño a destetarse, él nunca lo hará. Esto es mentira, hay sociedades en las que permiten mamar al niño el tiempo que quiera y termina destetándose él solo.

En la mayoría de las sociedades humanas suele ocurrir entre los 2 y los 3 años, en España era así hasta hace más de un siglo. Ahora ha dejado de ser así por cuestiones culturales, nada tiene que ver con las necesidades que tienen los niños.

También existe la falsa creencia de que, a partir de cierta edad, la leche materna no alimenta, que el niño que mamá es por vicio. Otra falsa creencia es que prolongar la lactancia materna afecta negativamente al desarrollo psicológico del niño.

Muchas de estas falsas creencias han calado hondo en la sociedad, incluyendo a médicos, psicólogos o pedagogos. La presión cultural ha hecho que la lactancia prolongada (en algunos países) se llegue a ver como algo malo, como una perversión y hasta hay madres acusadas de abusos contra los hijos.

En la mayoría de los mamíferos existe una edad en la que el destete ocurre de forma natural (probablemente esté condicionado genéticamente), pero en la nuestra es difícil de separar lo cultural de lo biológico.
 

¿Qué es el falso destete?

A lo largo del primer año del bebé puede haber momentos en los que no esté tan interesado en la lactancia como en otros. Esto no se debe confundir con el verdadero destete, es consecuencia del interés del niño por el entorno que hace que se distraiga con facilidad del pecho. Le puede ayudar alimentarse en un lugar tranquilo, con luz tenue, etc. El niño mamará lo que necesite, pudiendo recuperar la leche que no ha tomado antes.

La leche es importante durante los dos primeros años de vida del bebé y la mejor es la leche materna. Pero, si por cualquier razón quieres destetar a un niño, será más fácil hacerlo a los 9 o a los 14 meses.

También se puede confundir con la huelga de lactancia. Esto ocurre cuando un niño de repente se niega a mamar de forma brusca. Las causas de esto pueden ser muy variadas y se debe investigar qué ha ocurrido en cada caso. Si se identifica el motivo la lactancia puede continuar sin problema.

Otras veces puede que se necesite un mayor esfuerzo, sobre todo si el motivo de la huelga de lactancia no se ha podido determinar. Intentar que un niño se rinda por hambre puede ser contraproducente. Prueba a darle de mamar en un lugar tranquilo, relajado, a media luz, cuando el niño está medio dormido, etc. Mientras se reanuda de nuevo la lactancia, la madre puede extraerse la leche y ofrecérsela al niño con vaso o cucharilla.

 


Fuente: Guía de lactancia materna, Asociación Española de Pediatría. http://www.aeped.es/sites/default/files/7-guia_baleares_esp.pdf

Fecha de actualización: 10-03-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.