Hiperprolactinemia y embarazo

Hiperprolactinemia y embarazo
comparte

La hiperprolactinemia o prolactina alta es un trastorno hormonal directamente relacionado con los problemas de fertilidad. No obstante, su diagnóstico y tratamiento son relativamente sencillos.

La hiperprolactinemia es un trastorno caracterizado por el aumento de los niveles normales de la hormona prolactina. La prolactina es una hormona segregada por la glándula pituitaria que estimula y regula la producción de la leche materna.   


Durante el embarazo los niveles de prolactina se multiplican aproximadamente por 10 para estimular la producción de dicha hormona pero la hiperprolactinemia se da en mujeres que no están embarazadas. Asimismo, está directamente relacionada con problemas de fertilidad ya que esta hormona es la responsable de la correcta producción de las hormonas necesarias para la ovulación. Un exceso de prolactina podría provocar un bloqueo de la producción de la hormona luteinizante (LH), encargada de coordinar la función ovárica.  


La hiperprolactinemia puede estar causada por diferentes factores aunque en ciertas ocasiones no tiene un origen definido:


- Falta de sueño, estrés o ejercicio excesivo.

- Trastornos de la glándula tiroidea.

Moda y embarazo: ¿Misión imposible?

Moda y embarazo: ¿Misión imposible?

De repente llega una mañana en la que abres la puerta de tu vestidor y te das cuenta de que nada de lo que hay dentro te sirve. Hace ya un par de semanas que ibas con el botón del pantalón desabrochado, ocultándolo bajo la camisa, pero ahora la situación es crítica: ya no es el botón el único que se resiste a cerrarse, ahora la cremallera también se ha aliado en el boicot

- Ciertos medicamentos para trastornos psíquicos u hormonales. Incluidos los anticonceptivos orales.

- Ciertas enfermedades autoinmunes o tumores benignos en la glándula pituitaria (microadenoma o macroadenoma).

- Herpes Zoster.


Síntomas y tratamiento


Los síntomas más frecuentes de la hiperprolactinemia son: galactorrea (perdida de leche por los senos sin estar embarazada o en periodo de lactancia), disminución del apetito sexual, dolores de cabeza fuertes, ausencia de la regla o amenorrea o ciclo menstrual irregular. El diagnóstico es muy sencillo, se realizará un análisis de sangre en las mujeres que padezcan estos síntomas que revelará cualquier descompensación hormonal.


El tratamiento de la prolactina alta suele ser sencillo y variará en función de las causas que habrá que determinar en la medida de lo posible. En general se suele recetar un tratamiento compuesto por bromocriptina o cabergolina que regulan el exceso de producción. En los casos de tumores la opción más recurrente es la extirpación quirúrgica y cuando obedece a un trastorno tiroideo, el tratamiento se centrará en éste. En cualquier caso debe ser el médico el que considere el tratamiento y la dosis a seguir.


También se pueden poner en marcha algunos tratamientos naturales que aunque pueden resultar relativamente efectivos, las mejoras se observarán a largo plazo, por ejemplo la homeopatía o la medicina botánica, siendo el árbol casto uno de los tratamientos naturales más eficaces para este trastorno.  


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×