×
  • Buscar
Publicidad

Maternidad y feminismo

Maternidad y feminismo

El feminismo ha cuestionado los roles que han sido asignados a cada género. En las mujeres uno de los roles atribuidos es la maternidad como destino ineludible. Se nos dice que por naturaleza nacemos con instinto maternal, pero hablan poco de las implicaciones que eso conlleva en nuestras vidas y nuestros cuerpos.

Publicidad

Índice

 

¿Qué es el feminismo?

El feminismo es un movimiento social y político que surge a finales del siglo XVIII, pero se debe tener en cuenta que el concepto de feminismo ha ido variando a lo largo de los años. Actualmente es concebido como un movimiento que pretende tomar consciencia de la situación de subordinación de la mujer dentro de la sociedad you opresión.

Entonces, una persona feminista es la que busca desligar la discriminación con el género, desprendiéndose de los tabúes sexuales que oprimen, buscando reorganizar la sociedad (en el sentido de derribar los límites del desarrollo personal a causa del sexo).

Se debe tener en cuenta que el feminismo no concibe géneros, por lo que tanto un hombre como una mujer pueden ser feministas. Por eso, ser feminista es ser una persona que cree en la igualdad de género y la asume en su vida, ejecutándola a partir de la praxis personal y profesional.

En resumen, una persona feminista busca convivir en igualdad de derechos, oportunidades y condiciones.

¿Por qué a veces la maternidad ha sido incómoda para el feminismo?

El binomio de mujer madre impuesto por el patriarcado ha hecho que una parte significativa del feminismo rechazara la maternidad “per se”, la negara, la obviara o la invisibilizara. La escritora feminista Nawal Saadawi afirmaba que “las mujeres son esclavas de la maternidad, la maternidad es una cárcel”.

El ideal de madre no es sólo el resultado de la capacidad biológica de la mujer para gestar, parir y lactar, sino de una operación cultural y simbólica que construye la identidad feminidad de manera única y homogénea en torno al hecho de ser madre.

Lo que está claro es que, muchas veces, se da por hecho que una mujer debe ser madre, pero la maternidad debe ser siempre de libre elección. La maternidad debe estar basada en el deseo de ser madre y no en lo que se espera de ti. Por este motivo una conquista fundamental para el feminismo es la contracepción. Aún a día de hoy muchas mujeres tienen que enfrentarse a situaciones incómodas cuando le dicen a su familia o amigos que no quieren ser madres.

El ser humano es el único animal que necesita años de cuidados para poder llegar a independizarse y aun después sigue existiendo una dependencia con la madre. El feminismo no quiere ni admite una visión de la maternidad dada por el patriarcado. Esta visión es impositiva y coaccionadora hacia la vida de la mujer y la confunde con discursos de alabanzas sobre lo que significa ser madre.

Por otro lado, muchas mujeres piensan que el instinto maternal es una falacia y una trampa del capitalismo para mantener a las mujeres madres como únicas responsables de los cuidados de las niños. También creen que en esto ha ejercicio un papel importante la Iglesia, ya que a mayor sacrificio en la maternidad, mayor parecido a la Virgen María.

No te puedes perder ...

Maternidad y condiciones ergonómicas en el trabajo

Maternidad y condiciones ergonómicas en el trabajo

Puede que las condiciones actuales de tu trabajo te preocupen cuando estás buscando un bebé, estás embarazada o en periodo de lactancia. Tienes que saber que tienes unos derechos exigibles amparados por la Ley. FREEMAP, una mutua colaboradora con la Seguridad Social, ha analizado todo lo que rodea la maternidad y las condiciones ergonómicas en el trabajo.

Y tambien:


Maternidad, feminismo y trabajo

La maternidad feminista difiere totalmente de la maternidad patriarcal, y esta no tiene porqué comenzar con abandonar tu carrera profesional y dedicarte en exclusiva a la crianza. Puedes hacerlo, pero no tiene que ser tu única opción.

Muchas madres cuando llega la maternidad abandonan sus carreras y afirman que son madres antes que mujer. Muchas de estas madres que abandonan sus carreras cuando llega la maternidad es porque su trabajo no las satisfacían, seguramente si sus trabajos les hubiesen llenado no hubieran tomado esta decisión.

Otras madres abandonan su carrera profesional para la crianza, consideran que necesitan espacio y perspectiva suficiente como para buscar otro modo de desarrollar sus habilidades y creatividad. Por esto muchas mujeres acaban formando sus propias empresas o autoempleo. Muchas de estas relacionadas con la maternidad, ya que sienten el vacío social que hay y quieren llenarlo para ayudar al resto. Se puede decir que buscan empezar a desarrollarse como mujeres profesionales a partir de madres.

Hay que destacar que el apego tan fuerte con los niños (de querer pasar todo el tiempo con ellos) no suele extenderse más allá de un par de años. Algunas mujeres se sorprenden de sí mismas ya que de repente un día miran a su niño y ya no desean estar todo el tiempo con él. Esto hace que muchas sientan culpa (debido a que piensan que el patriarcado les ha enseñado a que necesitan estar separados de sus hijos).

¿Qué legado transmiten las maternidades feministas?

El legado está en la manera de ejercer la maternidad, en una maternidad feminista se debe transmitir el respeto de la integridad de los cuerpos tanto de niños como de niñas, la renuncia a la violencia, contar los cuentos de maneras diferentes, relaciones de cooperación entre mujeres y hombres, solidaridad entre mujeres, respeto a los sí y a los no, etc. La maternidad feminista implica un cambio en todos los patrones que conocemos.

También hay que resaltar que en las maternidades feministas se trabaja mucho en la capacidad de decidir y de negociar.

En resumen

Las mujeres deben aprender a escucharse y a conocerse, para que nadie venga a reprocharle sobre su maternidad y las decisiones que toma sobre quién quiere ser. No debes permitir que nadie te diga cómo debes sentirte o cómo debes comportarte. El cuerpo puede pedirte espacio, es por algo.

Ser madre te ofrece una buena oportunidad para abrir los ojos, puede hacer que te encuentres a ti misma. Lo importante es vivir una maternidad consciente y feminista.

 

 


Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.