×
  • Buscar
Publicidad

Maternidad y emprendimiento

Maternidad y emprendimiento

La maternidad es una etapa llena de cambios, también puede serlo en tu carrera profesional. Puede ser el momento ideal para lanzarte a emprender tu propio negocio ya que la maternidad te aporta unas características muy necesarias en el emprendimiento.

 

Publicidad

No te puedes perder ...

Maternidad y crianza

Maternidad y crianza

En la actualidad, las madres se enfrentan a grandes dilemas. Por una parte, quieren ser las madres perfectas, pero sin que esto influya en su carrera profesional. Esta generación ya ha sido criada con la idea de que las mujeres pueden llegar en sus carreras profesionales a donde quieran, pero al llegar la maternidad llegan dificultades que no esperabas encontrar.

Y tambien:

Índice

 

¿Es compatible la maternidad y el emprendimiento?

Muchas mamás piensan que la maternidad es incompatible con el emprendimiento, pero están equivocadas. La maternidad te ofrece una gran oportunidad para reinventarte y emprender. La maternidad es un gran cambio en la vida de las mujeres ya que las prioridades cambian, al igual que la vida por completo y la forma de pensar. Por eso se convierte en un momento perfecto en el que afrontar un inicio hacia una nueva vida profesional.

Ser madre es sinónimo de tener muchas dudas y hacerse muchas preguntas, también sobre tu trabajo. Piensa en el trabajo que verdaderamente te podría hacer feliz, qué es lo que realmente te apasiona. Es complicado pensar en los cambios, pero quizá sea el momento oportuno para poder gestionar este cambio.

Si sabes que no estás haciendo lo que realmente te gustaría es necesario que te preguntes qué es lo que realmente te limita. Normalmente son opiniones externas y miedos que te han sido inculcados en base a determinadas creencias falsas.

¿Por qué es bueno el emprendimiento en la maternidad?

Ser una madre emprendedora te proporciona una mayor flexibilidad a la hora de organizar tu tiempo y de poder disfrutar de tus hijos. Esta forma de ganarte la vida permite una mejor conciliación profesional y personal, y normalmente se produce de forma natural.

Siendo una madre emprendedora simplemente necesitarás una buena planificación en la que cada tarea (sea profesional o personal) tenga su momento. Hay que intentar ser realistas y aportarle el tiempo que necesita a cada actividad. Debes ser realista y no intentar llegar a todas partes o hacer de todo.

Además, las madres tienen que superar obstáculos diariamente con sus hijos y aprender a solucionar problemas en minutos. Esta creatividad que te aporta la maternidad es muy importante para una emprendedora. Por otra parte, los niños son una fuente inagotable de creatividad, con la que puedes mejorar aprendiendo de ellos.

Seguramente, te has dado cuenta de que los niños tienen miedo a muy pocas cosas, que se atreven a imaginar todo lo posible y que no paran de aprender en ningún momento. Esta es la actitud que tú debes tomar y aplicar en el día a día en el emprendimiento. No esperes más, es el momento de dejar los miedos a un lado y de darle alas a la imaginación.

No hay nada que pueda motivar más a una madre emprendedora que su propio hijo, por esa razón, la maternidad te ofrece el momento oportuno para atreverte a salir de tu zona de confort y de conseguir que te arriesgues. Tu hijo te dará la motivación necesaria para creer en ti y para hacer el trabajo que realmente re apasiona. Atrévete a conseguir a levantarte todas las mañanas con una sonrisa y con ganas de comerte el mundo.

Por último, ser una madre emprendedora supone que seas dependiente solo de ti misma a la hora de obtener ingresos, lo que te permite alcanzar una determinada libertad financiera una vez que tu negocio supere la fase inicial y se consolide.

¿Qué consejos puedo tener en cuenta para emprender?

- No desistas, piensa que los emprendedores más exitosos comenzaron tan solo con una simple idea. Si crees que tienes una buena idea y suficiente motivación, lo único que te queda es continuar con la idea de tu negocio.

- No dejes que nadie desestime tu estatus de emprendedora por ser madre. Seguramente te encontrarás con gente que no le guste tu idea de negocio, pero muchas otras personas te apoyarán.

- Debes aprender a separar la línea de diferencia entre lo personal y lo profesional. Es muy diferente que no te vean ser capaz de ser dirigir tu propio negocio por tener la responsabilidad de ser madre.

- Ten claro que no tienes que demostrarle nada a nadie, solo tendrás que demostrarte a ti misma que eres capaz.

- Recuerda que debes respetar las opiniones de otro respecto al trabajo que se realiza.

- Aléjate de las personas tóxicas, estas no son necesariamente malas personas, pero sí pueden hacer tu vida más complicada. Este tipo de personas pueden ser manipuladoras, pesimistas, envidiosas, negativas, etc. Pero lo que tienen en común es que van a hacerte sentir mal con mucha frecuencia.

- Intenta estar estable emocionalmente. Rodéate de personas que sumen en tu vida, nunca que resten.

No tengas miedo a pedir ayuda si la necesitas. El género femenino tiene tendencia a echarse todo lo que puede y más a la espalda, y querer hacerlo todo. Puedes hacer esto si no te importa que el estrés estalle tarde o temprano, pero si quieres velar por tu estabilidad emocional, pide ayuda. Seguramente sea necesario que valores contratar ayuda con el cuidado de los niños, no debes sentirte culpable por ello.

- Sé consciente de la gente que está dispuesta a echarte una mano o a darte un consejo, pero también de que una cosa es echarte una mano y otra que intenten decidir por ti. Ahora serás tú tu propia jefa, y las decisiones serán solo tuyas.

- Aprende a delegar las tareas. Aunque creas que puedes hacer todo, no puedes ser mil cosas a la vez. Haz una lista que te ayude a encontrar las cosas que peor haces para buscar ayuda de quien sepa más en las áreas que no sean tu especialidad.

- Nunca dejes de formarte. Hoy en día en cuestión de emprendimiento la cuestión es renovarse o morir (o por lo menos eso dicen). Aunque te consideres una experta en tu campo, no debes dejar de aprender. Además, hoy en día lo puedes hacer sin necesidad de invertir demasiado dinero, Internet te da las herramientas necesarias a todos los emprendedores.

- Puedes buscar un grupo de apoyo de madres emprendedoras. Aquí puedes hablar con madres con experiencia en el emprendimiento y te pueden dar muchos consejos.


Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.