Casi el 50% de las mujeres tiene problemas para conciliar la lactancia con su trabajo

Casi el 50% de las mujeres tiene problemas para conciliar la lactancia con su trabajo
comparte

Para todas aquellas mujeres cuya baja materna dura menos de 36 semanas, continuar con la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses, como recomienda la OMS y todas las asociaciones de pediatría, es muy complicado. Por eso, en países como España donde la baja de maternidad es de tan solo 16 semanas, el II Estudio sobre Conciliación y Lactancia realizado por Suavinex muestra que casi la mitad de las mamás tiene problemas para conciliar lactancia y trabajo, por lo que acaban abandonando la lactancia exclusiva.

La conciliación de la vida familiar es uno de los temas más importantes para la mayoría de los trabajadores. Encontrar un trabajo con un horario compatible con el de los niños y flexibilidad es mucho más importante que un mayor sueldo. Y es que los problemas de conciliación son, sin duda, una de las principales causas de las bajas tasas de natalidad en España. Y, a pesar de que la situación ha mejorado mucho en los últimos años y son muchas las empresas concienciadas, todavía queda mucho por hacer.


Por ejemplo, con el tema de la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses, recomendación de la Organización Mundial de la Salud para favorecer la salud y el desarrollo de los bebés. El problema es que la baja de maternidad es de tan solo 16 semanas, que no llega ni a 4 meses, por lo que la mayoría de las madres se reincorpora al trabajo antes de los 6 meses de su hijo y deben hacer auténticos malabarismos para poder seguir con la lactancia materna exclusiva. Complicaciones laborales, incompatibilidades horarias, incomodidad, falta de apoyo en el entorno laboral… son solo algunas de las razones que llevan a muchas mujeres a abandonar la lactancia materna exclusiva antes de tiempo.


Según los datos del II Estudio sobre Conciliación y Lactancia realizado por Suavinex, el 43,77% de las mujeres tiene problemas para conciliar la lactancia con su situación laboral y, aunque este dato mejor al anterior, del estudio realizado en 2016 cuando esta cifra superaba el 50%, todavía estamos hablando de casi la mitad de las mujeres que dan el pecho y se reincorporan al trabajo.

 


Asimismo, hay que tener en cuenta que los datos varían según el tipo de empresa en el que trabajen las mujeres, mostrando las siguientes diferencias en porcentajes:


● 44,45% de las trabajadoras en PYMEs

● 45,42% de las trabajadoras en empresas nacionales

● 49,07% de las madres empleadas en compañías internacionales

● 36,86% entre las autónomas


Como podemos ver, para las autónomas la tasa es la más baja ya que, al fin y al cabo, tienen la posibilidad de organizar sus horarios y su trabajo de acuerdo a las necesidades alimenticias de su hija. Por el contrario, las empresas internacionales son las menos concienciadas.


En referencia al sector, encontramos las siguientes diferencias:


● El 40,16% de las madres que trabaja en el sector primario tiene problemas para conciliar.

● En el sector secundario, la cifra se reduce hasta el 28,53%.

● En cuanto al sector terciario, casi la mitad (49,56%) de las trabajadoras tiene problemas para conciliar.


Otro problema con el que se enfrentan muchas mujeres que quieren seguir dando el pecho a sus hijos es el de la incomprensión y la falta de apoyo. El 38,08% de las madres lactantes admite haberse sentido incomprendida dentro de su entorno laboral. Solo la mitad de las encuestadas (50,71%) se han sentido apoyadas y comprendidas por la totalidad de su entorno laboral​. El 32% se ha sentido incomprendida por parte de sus superiores, aunque sí ha encontrado el respaldo de sus compañeros.


Todos estos problemas y dificultades hacen que muchas de ellas no puedan integrar la lactancia en su rutina y, como consecuencia, dejen la lactancia o el trabajo, viéndose obligadas a elegir entre trabajo e hijos. Los datos del estudio muestran que el 38,43% de las mujeres participantes no ha podido integrar la lactancia en su rutina laboral habitual, lo que ha llevado al 17,72% a abandonar su carrera laboral y a un 20,34% a dejar la lactancia antes de lo que quería. Sobre el total, un 9,55% deja el trabajo como consecuencia de las dificultades para conciliar, aunque también hay altos porcentajes en otras opciones como:


● 32,05% -> dejar al bebé en manos de los abuelos.

● 25,53% -> reducción de jornada.

● 15,94% -> lactancia únicamente fuera del trabajo.

● 12,24% -> ninguna.

● 8,73% -> excedencia.

● 5,25% -> llevar al bebé al trabajo.

● 1,65% -> paso a trabajo por cuenta propia.

● 1,30% -> teletrabajo.

● 1,26% -> cambio de puesto.


Es decir, ante los problemas de conciliación, muchas optan por evitar las guarderías y dejar a los bebés con los abuelos, reducir su jornada laboral, recurrir a la lactancia mixta para dar el pecho solo en las tomas fuera del trabajo o pedir una excedencia. Algunas de estas decisiones afectarán a la carrera de la mujer, que puede ver cómo los ascensos para para hombres o mujeres con menos cargas familiares.


Y el estudio muestra que estas decisiones no son de su agrado en muchos casos, pero se ven obligadas a ellas por la situación. Por ejemplo, un 40,64% de las mujeres se sentía incómoda por haber tenido que reducir su jornada, un 7,9% por haber tenido que cambiar de puesto y un 9,6% por el cambio de tareas. Tener que sacarse leche en el trabajo también es incómodo para el 36% de las encuestadas, por eso muchas acaban dejando de hacerlo.


¿Cuándo se abandona la lactancia?


Los datos muestran que el 61,92% de las madres encuestadas se planteó abandonar la lactancia al volver al trabajo, pero algunas consiguieron continuar. Así, un 7,29% abandonó la lactancia antes de los 3 meses (lo que indica otros problemas diferentes de los laborales), el 28,57% antes de los 6 meses, el 58,22% antes de los 12 meses y solo el 7,42% alcanza o supera los dos años, a pesar de que el 85% es partidaria de la lactancia prolongada, es decir, continuar con ella pasados los 6 meses todo el tiempo posible.


En cuanto a las razones para dejar la lactancia encontramos las siguientes:


● Solo el 6,86% de las encuestadas ha vivido un destete natural.

● El 2,3% ha abandonado la lactancia antes de lo deseado por motivos de salud.

● El 2,21% ha abandonado la lactancia por falta de apoyo y confianza.

● El 26,57% ha dejado la lactancia por motivos de índole laboral.

● El 14,89% dejó la lactancia por falta de leche.

● El 3,52% dejó la lactancia por miedo a que el bebé se quedase con hambre.

● El 26,09% de las madres abandonó la lactancia cuando lo consideró oportuno, sin más motivos que su propia decisión.


Es decir, el trabajo es uno de los principales motivos por los que se abandona la lactancia antes de tiempo, aunque la falta de información, como creer que no tiene leche o que el bebé se queda con hambre, también supone un alto porcentaje, lo que indica la necesidad de ofrecer una mejor información a las mamás lactantes sobre cómo dar el pecho, cómo resolver los principales problemas, etc. Y eso a pesar de que un 68,73% de las mujeres encuestadas conoce la existencia de los grupos de apoyo a la lactancia, y la valoración de los mismos es muy alta (7,78 sobre 10), pero todavía son pocas las que recurren a ellos.


Por último, es importante destacar que un 18,36% de las madres lactantes pasa más de 8 horas lejos de su bebé por motivos laborales, porcentaje que asciende al 68,04% si contamos a las madres que pasan más de 4 horas separadas de su bebé (son muchas las que se reducen la jornada, como ya hemos visto).


En cuanto a dar el pecho en lugares públicos, la encuesta muestra que solo el 11,13% de las madres ha tenido problemas para amamantar en público (aunque el porcentaje debería ser más bajo), y que la mayoría prefiere acudir a salas de lactancia (con porcentajes en torno al 73%).



Fuente:

II Estudio sobre Conciliación y Lactancia realizado por Suavinex

Foto: Freepik.com

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×