×
  • Buscar
Publicidad

Tratamiento de la pubertad precoz

Tratamiento de la pubertad precoz

La pubertad precoz es aquella que aparece antes de los 8 años en las niñas y de los 9 años en los niños. Los cambios en la dieta, la contaminación ambiental o los disruptores endocrinos son algunas de las causas de este problema cada vez más común.

Publicidad

Índice

 

¿Qué es la pubertad precoz?

La pubertad es una etapa en la vida de cualquier persona en la que se producen una serie de cambios fisiológicos y hormonales que llevan al desarrollo de los caracteres sexuales secundarios (mamas, genitales externos), crecimiento acelerado de huesos y músculos y el desarrollo de la capacidad reproductiva.

Según los datos de la Academia Estadounidense de Pediatría, los cambios físicos tempranos o la pubertad precoz es mucho más común de lo que pensamos en las niñas, mucho más que en los niños (hablan de tasas de 1 de cada 5.000 niñas con una tasa ascendente). El aumento de los senos, la aparición de vello púbico y axilar y el olor corporal aparecen antes de lo normal, es decir, en torno a los 8 años en lugar de hacia los 10, lo que adelanta también la regla varios años, llegando a los 10-11 en lugar de a los 13 o 14.

Por lo tanto, si tienes hijas debes estar atenta a los síntomas de la pubertad precoz que, como decíamos, llega en torno a los 8 años o incluso antes:

- Vello púbico y axilar

No te puedes perder ...

Y tambien:

- Desarrollo del crecimiento rápido

- Aumento de los senos

- Menarquia o primera regla

- Maduración de los genitales externos

- Agrandamiento de los testículos y el pene, vello facial y aumento de la gravedad de la voz en los niños

- Aparición de acné

-Olor corporal de adulto

Causas de la pubertad precoz

La pubertad comienza cuando el cerebro empieza a producir una hormona llamada hormona liberadora de gonadotropina (Gn-RH). Cuando esta hormona llega a la glándula pituitaria, que se encuentra en la base del cerebro, causa la producción de más hormonas en los ovarios (estrógeno) y en los testículos (testosterona). Los estrógenos, a su vez, comienzan a desarrollar los caracteres sexuales secundarios y la testosterona hace lo propio en los hombres.

Por eso, son muchas las causas que pueden hacer que una niña o un niño llegue a la pubertad antes de lo normal:

- Antecedentes familiares

- Sobre exposición a químicos ambientales que son disruptores endocrinos (provocan cambios en las glándulas de secreción de hormonas)

- Ciertas afecciones o problemas de salud como hiperplasia suprarrenal congénita o hipotiroidismo, que afectan a la producción de las hormonas

- Trastornos hormonales

- Tumores en el cerebro o la médula espinal

- Anomalías o lesiones cerebrales como hidrocefalia

- Exposición a fuentes externas de estrógeno o testosterona, como cremas o ungüentos

Además, existen una serie de factores de riesgo que pueden hacer más probable que aparezca la pubertad precoz, como ser niña, padecer obesidad, estar expuesto a hormonas sexuales o haber recibido radioterapia.

Complicaciones de la pubertad precoz

En general, tener la pubertad antes de tiempo, si no va ligado a ningún otro problema de salud, no tiene por qué tener graves complicaciones, aunque sí que suele hacer que la niña crezca menos ya que sus huesos pueden crecer más rápido al principio, pero detener el crecimiento antes de lo usual, lo que podría hacer que fuera más baja que los demás niños de clase.

Asimismo, puede causarle ciertos problemas emocionales y sociales al enfrentarse a estos cambios tan drásticos en su cuerpo antes que el resto de niñas y niños de la clase, teniendo ya pecho, vello en ciertas zonas o incluso la regla, lo que puede hacerle sentir diferente y afectar a su autoestima.

¿Se puede prevenir la pubertad precoz?

En muchos casos no es posible prevenirla ya que depende de los genes del niño/a, de trastornos hormonales o de problemas de salud. Sin embargo, muchos de los casos actuales de pubertad precoz se cree que se debe a las condiciones ambientales a las que estamos expuestos y los disruptores endocrinos que encontramos en muchos productos y alimentos. Por eso, puedes seguir estos consejos:

- Compra alimentos libres de pesticidas, hormonas y fertilizantes.

- Evita los alimentos ultraprocesados, ya que contienen muchos químicos.

- Evita los plásticos que contengan bisfenol A (BPA), sobre todo en los productos que use el niño.

- Apuesta por los utensilios de cocina de cerámica o vidrio.

- Mantén a tu hijo alejado de fuentes externas de estrógeno y testosterona.

- Evita el sobrepeso en tu hijo.

¿Qué hacer si tu hijo tiene pubertad precoz?

Lo primero, si sospechas que la pubertad está llegando a tu hijo antes de tiempo, debes llevarlo con su pediatra para que confirme el diagnóstico mediante la historia clínica del niño, un examen físico y, si es necesario, ciertas pruebas complementarias como análisis hormonales, radiografía de manos y muñecas o una prueba de estimulación con la hormona liberadora de gonadotropina (GnRH) para saber si padece pubertad precoz central (debido a una anomalía en la glándula maestra (pituitaria) o la porción del cerebro que contrala la pituitaria (hipotálamo)) o periférica (debido a que las glándulas que producen las hormonas sexuales empiezan a funcionar por sí solas antes de lo normal).

También se pueden realizar otras pruebas como una resonancia magnética cerebral, análisis de la tiroides, etc.

Después, el tratamiento va enfocado no a parar los síntomas, ya que estos tienen que llegar antes o después, sino a evitar que el niño crezca menos de lo que debería. En caso de pubertad precoz central, se suele administrar una "terapia con análogos de GnRH" que se suelen inyectar una vez al mes para retrasar el desarrollo hasta que alcanza la edad normal de la pubertad. Y, generalmente, una vez que se deja de tomar el medicamento, la pubertad comienza 16 meses después.

Otra opción de tratamiento es un implante de histrelina que dura hasta un año. Este tratamiento evita el dolor y las molestias de las inyecciones regulares, pero requiere un procedimiento quirúrgico menor ya que el implante se coloca debajo de la piel.


Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.