×
  • Buscar
Publicidad

¿A qué edad empiezan a oler las axilas?

¿A qué edad empiezan a oler las axilas?

A partir de la pubertad, los cambios hormonales hacen que a los niños y niñas les empiecen a oler mal las axilas, por lo cual este mal olor comienza en torno a los 8 años en niñas y los 9 en niños, aunque depende del desarrollo de cada niño que sea antes o después.

Publicidad

Indice

 

¿Por qué huelen mal las axilas?

Es probable que alguna vez te hayas preguntado por qué nos huele mal el sudor de las axilas y no el de los brazos, por ejemplo. Pues bien, esto se debe a que en nuestro organismo tenemos dos tipos de glándulas sudoríparas que están relacionadas con la secreción de sudor. Por un lado, tenemos las glándulas ecrinas, distribuidas por todo el organismo y encargadas de la secreción de sudor compuesto básicamente por agua y sales que funcionan continuamente para ayudarnos a regular nuestra temperatura corporal y mantener el equilibrio de electrolitos en el cuerpo.

No te puedes perder ...

Y tambien:

Pero también contamos con las glándulas apocrinas, que se encuentran solo en algunas áreas del cuerpo, como las axilas y la ingle. Estas glándulas segregan dentro del folículo del pelo un tipo de fluido más grasiento, pero inodoro, que se segrega solo en ciertas ocasiones (momentos de estrés, mucho calor, ejercicio intenso, etc.). Como decíamos, este sudor no huele, ni mal ni bien, el problema es que las bacterias que tenemos en las axilas se alimentan de algunos de los compuestos presentes en el sudor y, al descomponerlo, causan este mal olor. Por lo tanto, el mal olor depende de la genética, la alimentación y de las bacterias que entre en contacto con el sudor.
 

¿En qué momento empiezan a oler mal las axilas?

Te habrás fijado en que a los niños pequeños no les huele mal el sudor. Pueden olerles mal los pies si estos no están bien transpirados, pero las axilas no les huelen mal hasta que llegan a la pubertad (alrededor de los 9 años), ya que en ese momento las glándulas apocrinas comienzan a producir sudor, por lo que las bacterias empiezan a descomponerlo y pueden empezar a aparecer los malos olores.

En ese momento deberás comprarle un desodorante con pH neutro, hipoalergénico y mejor en gel o barra. El desodorante no evita la sudoración, pero sí inhibe el crecimiento de la bacteria causante del olor. Además, no se recomienda que usen antitranspirantes a esta edad.

Pero si un niño menor de esta edad produce mal olor axilar puede deberse a varias causas. Por una parte, a una dieta poco equilibrada que incluya gran cantidad de alimentos compuestos o procesados que estimulan las glándulas del sudor. En ese caso, el endocrino recomendará evitar alimentos con condimentos, aditivos y comida basura, porque estimulan los mal olores. Si al hacer eso desaparece el olor, no hay de qué preocuparse.

Pero en otros casos este mal olor aparece antes de tiempo por un desequilibrio hormonal, como la pubertad precoz. En ese caso se deberá acudir al endocrino para que examine al niño o niña ya que, si se trata de una adrenarquia prematura (pubertad precoz), irá acompañada de otros síntomas como la aparición de vello púbico y vello axilar. Se considera que es prematura cuando se da antes de los 8 años en niñas y de los 9 en niños. En ese caso, habrá que realizar al chico o chica estudios hormonales para ver qué está pasando, aunque generalmente es una alteración del desarrollo causada por la maduración aislada de la glándula suprarrenal, lo cual no suele causar complicaciones ni problemas a largo plazo y, de hecho, es algo bastante habitual.

A pesar de ello, sí será necesario hacer un seguimiento especial al niño para valorar su desarrollo puberal ya que estos niños pueden tener mayor incidencia de obesidad, baja altura, alteraciones de la regla e hirsutismo, por lo que se debe controlar, pero es una condición benigna que no requiere tratamiento.

 

¿Qué otros cambios físicos se dan en la pubertad?

Antes de la pubertad se pueden observar cambios en los niños que indica que están inciándose en esta etapa de la vida.

- los niños se vuelven más fuertes y la masa de sus músculos aumenta

- la fuerza y la coordinación mejoran

- el cabello puede volverse más oscuro

- la textura de la piel va cambiándose de manera gradual hasta convertirse en una piel más parecida a la de los adultos

Por lo general, la pubertad empieza antes de lo que los padres piensan. En las niñas se observan cambios como:

- aparición del botón mamario: esto puede darse entre los 8 y los 13 años, no hay que preocuparse mientras el desarrollo se produzca dentro de este rango de edad. Si las niñas empiezan en la pubertad antes de los 8 años es necesario que visiten al pediatra.

- el periodo de crecimiento en el pico máximo es un año después de haber comenzado la pubertad.

- la menstruación aparece, por lo general entre los 18 meses  y los 2 años después de haber comenzado la pubertad. Por lo general esto ocurre antes de que las niñas cumplan los 13 años. Si a los 13 años no se observan en la niña signos visibles de pubertad, habrá que consultar con el pediatra.

- aparece el vello púbico y en las axilas.

En los niños hay otras características resaltables en la pubertad:

- crecimiento de los testículos y un adelgazamiento y enrojecimiento del escroto. Suele ocurrir un año después del inicio de la pubertad de las niñas, pero puede darse entre los 9 y los 14 años. Como con las niñas, si la pubertad comienza antes del periodo normal (en este caso 9 años) se debe acudir al pediatra.

- el periodo máximo de crecimiento de los niños ocurre cerca de los 2 años después del inicio de la pubertad.

- si el niño no muestra ninguna señal de pubertad al haber cumplido los 14 años es necesario llevarlo a una revisión con el pediatra.

- aparece el vello púbico y en las axilas.

la voz se vuelve más grave, aunque pasan por una etapa en la que no saben controlarla.


Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.