• Buscar
Publicidad

Ingredientes tóxicos en cosméticos para adolescentes

Ingredientes tóxicos en cosméticos para adolescentes

La llegada de la preadolescencia y la adolescencia supone comenzar a usar cosméticos y productos que no se usaban hasta ese momento de manera habitual, como maquillaje, cremas antiacné, desodorantes… Hay que tener cuidado con los productos que usan nuestros hijos, ya que muchos de ellos pueden ser perjudiciales. Igual que lees las etiquetas de los alimentos, debes leer las de los cosméticos.

Publicidad

Índice

 

Cuidado con los cosméticos

Incluso los cosméticos que se promocionan para adolescentes y preadolescentes pueden ser perjudiciales. Y es que no todos los productos y los ingredientes de los cosméticos son evaluados por la FDA (Food and Drug Administration) estadounidense o la EMEA (European Medicines Agency) europea, lo que significa que nuestros hijos pueden usar cosméticos o productos que sean perjudiciales para su salud.

También hay que tener cuidado con los productos naturales, ya que natural no siempre quiere decir seguro. Por ejemplo, el arsénico, el cadmio, el plomo y el mercurio son elementos naturales que podemos encontrar en cosméticos y que son tóxicos. Mientras que otros, como cromo, cobalto y níquel, pueden causar reacciones alérgicas.

Por eso, siempre hay que leer bien la etiqueta de todos los productos que usemos para la higiene y la cosmética, especialmente si se los vamos a dar a nuestros hijos.

Ingredientes que debes evitar

- Talco como ingrediente: el talco es un mineral en polvo que se forma en la tierra cerca de asbestos minerales, los cuales pueden producir cáncer y mesotelioma. Si el talco se mezcla con asbestos al extraerlo, puede acabar en el cosmético.

- Sodium Lauryl/Laureth Sulfate (SLS y SLES): se encuentra en casi todos los productos que hacen espuma, como champú, gel, pasta de dientes, jabón de manos, etc. Es un agente espumante tan agresivo que se usa también en productos de limpieza, desengrasantes de motor… Por eso, puede irritar la piel y causar alergias. Además, al absorberse rápidamente, puede almacenarse en ojos, cerebro, corazón o hígado, lo que puede ocasionar efectos perjudiciales a largo plazo: retrasar la cicatrización, causar cataratas en los adultos y evitar que los ojos de los niños se desarrollen adecuadamente, corroer los folículos pilosos y al crecimiento del cabello.

- Petróleo/parafina/aceite mineral: lo podemos encontrar en bálsamos para los labios, brillo de labios, máscara de pestañas, cremas hidratantes, base facial, polvos, sombra de ojos, acondicionador… Es un ingrediente petroquímico derivado del petróleo crudo. Su mayor inconveniente es que obstruye la piel creando una barrera grasa que no permite que respire. Además, ralentiza el normal funcionamiento de las células de la piel, acelerando el proceso de envejecimiento y provocando trastornos de la piel tales como dermatitis.

- Formaldehido: se encuentra en esmalte de uñas, champú, gel de baño, tratamientos de fijación. Normalmente no aparece con ese nombre, sino como: quaternium-15, DMDM hidantoína, imidazolidinilurea, diazolidinilurea, hidroximetilglicinato de sodio, 2-bromo-2-nitropropano-1,3-diol (bronopol), glioxal y oxaldehyde. Es cancerígeno, está vinculado a los cánceres de pulmón, linfoma de Hodgki, la leucemia y leucemia mieloide. Además, puede irritar los ojos, la nariz y la garganta; producir toxicidad reproductiva y del desarrollo; asma; toxicidad neurológica y conductual; y toxicidad inmunológica. De hecho, su uso ya está prohibido en algunos países.

- Mercurio (Timerosal y Merthiolate): se encuentra en gotas para los oídos y los ojos y en algunas máscaras de pestañas. Es perjudicial para la función cerebral.

- Hidroquinona: se encuentra en las cremas blanqueantes ya que inhibe la producción de melanina. Está relacionado con el cáncer, la toxicidad de órganos y la irritación de la piel.

- Parabenos (isobutilparabén, Butilparabeno, metilparabeno, propilparabeno): los encontramos en la mayoría de los productos de higiene. Son disruptores endocrinos, afectando a la fertilidad a los niveles de los estrógenos, causando cáncer de mama. Asimismo, pueden irritar la piel, provocando trastornos como la dermatitis y la rosácea. El metilparabeno aplicado sobre la piel reacciona con los rayos UVB provocando un mayor envejecimiento de la piel y daños en el ADN.

- Ftalatos (DBP, DEHP, DEP): los encontramos en esmaltes de uñas o spray para el cabello. Son sustancias químicas plastificantes que perturban el sistema endocrino y pueden causar defectos de nacimiento. Se han relacionado con enfermedades de los riñones, los pulmones y el hígado.

- Fragancia sintética/Perfume: hasta 200 ingredientes diferentes forman estas fragancias, por lo que no es posible saber cuáles son los productos químicos que las forman porque las fórmulas están protegidos por la ley como secreto comercial. Algunas de estas sustancias químicas pueden causar trastornos hormonales, dolores de cabeza, mareos, erupción cutánea, hiperpigmentación, tos violenta, vómitos, irritación de la piel.

- Propilenglicol y polietilenglicol (PEG, PPG): presentes en cosméticos, toallitas de bebé, loción, pasta de dientes, champú, desodorante. Si el organismo absorbe mucho Propilenglicol puede sufrir graves problemas de salud, afectando al hígado, el corazón y el sistema nervioso central. Por otro lado, puede causar reacciones alérgicas, urticaria y eczema.

- Triclosán: presente en productos antibacterianos como jabón, desinfectante de manos, desodorantes, pasta de dientes y cosméticos. Diversos estudios han demostrado que el triclosan es un disruptor endocrino y favorece la resistencia de las bacterias a los antibióticos.

- Tolueno: ingrediente de los esmaltes de uñas. Es un disolvente volátil petroquímico tóxico para el sistema inmunológico, puede causar defectos de nacimiento.

- Benzalkonium:  lo encontramos en cremas solares e hidratantes. Puede causar irritaciones y alergias severas de piel, ojos y vías respiratorias.

Benzophenone A: posible cancerígeno y disruptor hormonal.

Articulo relacionado: Tratamiento de la entesitis

Bisfenol A (BPA): presente en la mayoría de los plásticos y en sombras de ojo, es un disruptor endocrino que puede alterar el ADN. Su uso está prohibido en Europa en productos de puericultura.

- Butoxietanol: presente en fragancias y tinte del pelo. Irrita la piel, puede causar cáncer y toxicidad en la reproducción.

- BHA y BHT: antioxidantes sintéticos usados en barras de labios, hidratantes, pañales y otros cosméticos. Pueden ser cancerígenos, disruptores hormonales y causar daños en el hígado.

Alquitrán de carbón (aminofenol, diaminobenceno, fenilendiamina): presente en champús y tintes. Es carcinógeno.

- Cyclomethicone y dimethicone: los encontramos en productos para el cuidado de la piel, bases de maquillaje.  La cyclomethicone o los ingredientes que terminan en -siloxane son disruptores endocrinos que pueden dañar el sistema reproductivo e inmunológico.

DEA, MEA y TEA (dietanolamina, cocamida y trietanolamina): presentes en la mayoría de productos con espuma. Pueden causar lesiones de riñón, hígado y otros órganos, además de trastornos hormonales, irritación de los ojos, la piel, el tracto respiratorio, dolor de garganta, asma y dermatitis alérgica.

- Oxybenzone: lo encontramos en protectores solares, hidratantes, barras de labio con SPF. Puede causar irritación, sensibilización y alergias, y posiblemente alteraciones hormonales.

- Polyetilenglicol (PEG compuestos): presente en champú, gel, cremas, protector solar…  En función de los procesos de fabricación, los PEG pueden estar infectados por óxido de etileno y 1,4-dioxano, ambos cancerígenos. Además, son tóxicos para los órganos y el sistema respiratorio y un irritante de la piel.

- Resorcinol: ingrediente de los tintes del pelo, es tóxico para el sistema inmune y los órganos, y podría causar trastornos hormonales.

- Butilhidroxianisol: conservadores y antioxidantes que se usan en maquillajes y cremas humectantes. Es tóxico para el sistema inmunológico, piel, pulmones e hígado. Puede causar reacciones alérgicas y favorecer el crecimiento de tumores.

- Pfenilendiamina: colorantes utilizados en tintes para el cabello, aparecen en la etiqueta del producto como colores "CI" seguidos de un número de cinco dígitos. Son cancerígenos.

- Ftalato de Dibutilo: se encuentra sobre todo en esmaltes y perfumes, aumenta la capacidad de otros químicos para causar mutaciones genéticas que producen problemas reproductivos.
 

Otros consejos al usar cosméticos por parte de los adolescentes

- Lavarse bien las manos antes de usar ningún producto.

- No compartir maquillaje con amigos.

- Desechar cualquier maquillaje que sea haya guardado en un sitio demasiado cálido o húmedo.

- Elegir cosméticos que lleven la etiqueta no acnegénico (no produce acné) o no comedógeno (no obstruye los poros).

- Quitarse bien el maquillaje y las cremas antes de irse a la cama.

- Cuidado con las etiquetas ya que algunos ingredientes pueden aparecer con otro nombre. Por ejemplo, el plomo puede aparecer como "kohl" o "surma" y el mercurio puede aparecer en la lista como "cloruro mercurioso", "calomel" o "mercúrico".

- Antes de usar cualquier producto nuevo, pruébalo en una parte pequeña de piel para comprobar que no le causa alergia o irritación.

- Si el producto tiene mal olor, podría estar contaminado. Deséchalo y usa otro.


Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×