• Buscar
Publicidad

Biberones sin Bisfenol A

Biberones sin Bisfenol A

A partir de junio de 2011, entra en vigor la prohibición de la Unión Europea para la comercialización e importación de biberones que contengan el tóxico Bisfenol A (BPA). Los científicos mantienen que esta sustancia resulta peligrosa para bebés porque puede provocar cáncer, diabetes, obesidad y problemas de atención

Publicidad

Indice

 

Un estrógeno con efecto acumulativo

El Bisfenol A es una sustancia química muy presente en la vida diaria. Sirve de componente del policarbonato pero también para las pinturas epoxi, usadas para recubrir los envases de tetrabrik y las latas de conservas. En España, se producen 250.000 toneladas de policarbonato al año porque su uso está muy extendido: se usa en biberones, cristales de gafas, botellas de agua, CD, ordenadores, vajillas infantiles, fundas de chupete, etc.

El problema radica en que si el biberón se calienta a altas temperaturas, pequeñas cantidades de bisfenol A pueden pasar al alimento contenido. Una vez el tóxico ha emigrado a la comida o bebida, el bebé lo consume y al no metabolizar el BPA el efecto en su cuerpo es acumulativo. En los bebés, los mecanismos de eliminación del bisfenol A no están plenamente operativos antes de los seis meses, con lo que pueden estar expuestos a esta sustancia por encima de los niveles considerados seguros.

Al ser un producto químico que mimetiza la acción de los estrógenos –hormonas femeninas- e interfiere en la acción del ciclo hormonal natural, puede llegar a provocar una serie de trastornos que van desde desajustes hormonales a problemas en el sistema nervioso. Las investigaciones recientes han relacionado su consumo con mayor riesgo de problemas endocrinos y otras patologías como el cáncer de mama o la diabetes.
 

Larga historia como componente utilizado por la industria

No te puedes perder ...

Los primeros meses con el bebé

Los primeros meses con el bebé

Descansar... ¿Misión Imposible? Ya estáis en casa y ahora sois uno más. Por fin acabaron los 9 meses de espera y ya tenéis a vuestro bebé con vosotros. La misión de estas escasas 16 semanas de baja maternal están claras: recuperarse del parto, conocer y adaptarse al niño y descansar todo lo que se pueda.

Y tambien:

El BPA fue concebido en 1936 por investigadores ingleses que buscaban producir estrógenos artificiales para su uso en farmacia. En la década de los cincuenta se le buscaron otros usos porque es un material que ofrece buenos recursos; es resistente a los golpes, al calor, o a la electricidad. Como es fuerte, liviano y duradero, los revestimientos hechos con Bisfenol A, evitan que latas de comida y bebida se oxiden, y esto permite que duren más tiempo.

Canadá y Estados Unidos fueron los primeros en prohibir su uso, en 2009. En Europa, las primeras prohibiciones se llevaron a cabo, en 2010, en Dinamarca y Francia. Finalmente, ha sido la Comisión de la UE la que ha actuado aplicando el principio de precaución y tomando como base varias investigaciones ha prohibido el BPA en los biberones, sosteniendo que existen otro tipo de materiales que no contienen el tóxico.
 

Sugerencias para disminuir la exposición al BPA

1. Evitar los plásticos marcados con el número 7.  El Número 3  también puede liberar BPA.

2. No calentar comidas o bebidas en el microondas con ambos tipos de plásticos, como por ejemplo las fiambreras.

3. Guardar la comida o las bebidas en recipientes de vidrio o acero inoxidable.

4. Durante el embarazo es recomendable evitar la comida enlatada y comprar comida en paquetes de cartón. También si se está amamantando para evitar que el bebé consuma Bisfenol A.
 


Te puede interesar:

Las cantidades de biberón para bebés deben ser definidas por los propios bebés tal y como se hace con la lactancia materna, que es a demanda. De esta manera, el bebé se regula en función de las necesidades de cada momento.

Fuente: Los biberones y el Bisfenol A https://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/biberones-bisfenol

Fecha de actualización: 02-06-2020

Redacción: Lola García-Amado

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×