×
  • Buscar
Publicidad

Cómo evitar la sobreprotección a los niños

Cómo evitar la sobreprotección a los niños

Los niños pequeños parecen tan indefensos que la mayoría de los padres tienen a protegerlos en exceso -sobre todo si son hijos únicos-, tanto, que en ocasiones no les permiten desarrollar su personalidad ni relacionarse de manera normal con el resto de niños.

Publicidad

Los niños sobreprotegidos suelen ser más tímidos y miedosos, con una personalidad débil y dependiente, nerviosos, no saben valorar lo que tienen ni aceptar responsabilidades, maduran más tarde y les cuesta relacionarse con otros niños de su edad.

 

Es normal que un padre se preocupe por su hijo e intente evitar que se haga daño, tanto física como emocionalmente, pero hay que entender que es imposible apartarle de todos los males; en la vida pasan desgracias que son inevitables, y una persona que sepa afrontarlas reaccionará mejor y sabrá hacerles frente, pero alguien que haya vivido siempre entre algodones no sabrá cómo salir del pozo. Como dice el refrán “Hay que caerse para aprender a levantarse”.

 

Para poder afrontar los vaivenes de la vida, además de amor y cariño, una persona necesita:

 

-       Libertad para tomar decisiones.

 

-       Reconocer quién es.

No te puedes perder ...

Y tambien:

 

-       Conocer sus cualidades y limitaciones.

 

-       Saber expresar sus sentimientos.

 

-       Tener un buen nivel de autoestima.

 

Si piensas que estás sobreprotegiendo a tu hijo, sigue estos consejos:

 

-       Deja que se enfrente solo a sus dificultades. Por ejemplo, si ves que se pelea con un niño en el parque, no te entrometas a no ser que se estén pegando y haciendo daño.

 

-       Todo el mundo comete errores. Si alguna vez vislumbras que está a punto de cometer uno, le intentas avisar y continúa empeñado en seguir adelante, déjale que se equivoque. De los errores también se aprende.

 

-       Ayúdale siempre que te lo pida, tampoco debes dejar que lo haga todo él solo, sigue siendo un niño.

 

-       No le agobies ni le atosigues con miles de reglas y advertencias: “Cuidado con el escalón”, “No te subas ahí”, “No juegues con eso”… Una cosa en controlar que no le pase nada grave y otra impedir que juegue y se divierta.

 

-       Favorece que tome sus propias decisiones y asuma retos. Pide su opinión para cuestiones sencillas como qué ropa quiere ponerse o a qué parque prefiere bajar a jugar.

 

-       Fomenta el juego y la interacción con otros niños sin la presencia constante de los adultos.

 

-       No cedas a todos sus caprichos ni le consientas todo. Tiene que aprender el valor de las cosas y que a veces hay que esforzarse para lograr algo.


Te puede interesar:

El percentil del bebé en los primeros meses es un dato muy útil con el fin de determinar de manera rápida y precisa si un bebé está creciendo de manera adecuada en relación con otros bebés de su misma edad.


Fecha de actualización: 17-06-2013

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad