• Buscar

¿Pueden los trastornos de la conducta alimentaria afectar a la calidad de semen?

¿Pueden los trastornos de la conducta alimentaria afectar a la calidad de semen?

Los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) son enfermedades mentales graves que afectan a la salud general del paciente, incluyendo su fertilidad. En el caso de los hombres, puede reducir la calidad y movilidad del semen.

Publicidad

Índice

 

¿Qué son los trastornos de la conducta alimentaria?

Los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) son enfermedades mentales graves que pueden afectar a personas de cualquier edad, sexo, raza o nivel socioeconómico, aunque lo más frecuente es que se inicien en la adolescencia o adultez joven.

Todos los subtipos de TCA se caracterizan por una conducta alterada frente a la ingesta alimentaria o la aparición de conductas para controlar el peso. Los síntomas varían según el tipo de enfermedad y pueden ir cambiando en el tiempo.

Estos trastornos, si no se detectan y tratan a tiempo, pueden causar muchos problemas de salud, afectando incluso a la fertilidad.

Entre los tipos principales de TCA encontramos:

Articulo relacionado: Causas de la tos en niños

- Anorexia Nerviosa. Se caracteriza por una restricción y reducción de la ingesta nutricional, lo que conduce a una pérdida significativa del peso. La persona se obsesiona con su peso y ve gorda, a pesar de tener extrema delgadez. No es capaz de reconocer su estado actual y le da gran valor a su imagen física.

Existen dos tipos de anorexia nerviosa:

Restrictiva. La pérdida de peso se debe, sobre todo, a la dieta, el ayuno y/o el ejercicio excesivo.

Atracones/purgas. La persona tiene episodios recurrentes de atracones o purgas (vómito autoprovocado o utilización incorrecta de laxantes, diuréticos o enemas).

- Bulimia Nerviosa. Se caracteriza por la existencia de episodios recurrentes de atracones, es decir, ingesta de una gran cantidad de comida en poco tiempo, acompañada de una sensación de malestar por haber comido tanto. Por eso, la persona trata de compensar el peso ganado por el atracón mediante el vómito autoprovocado, el ejercicio excesivo, el ayuno o el uso de laxantes, diuréticos u otros medicamentos.

- Trastorno por Atracones. Se caracteriza por episodios recurrentes de atracones, es decir, comer hasta sentirse lleno, incluso con dolor de tripa, a pesar de no tener sensación de hambre, y sentirse disgustado con uno mismo, deprimido o con sensación de gran culpabilidad tras el episodio.

- Trastorno Evitativo/Restrictivo de la Ingesta Alimentaria. El Trastorno Evitativo/Restrictivo de la Ingesta Alimentaria se caracteriza por una falta de interés en la comida o por la evitación a causa de alguna de las propiedades sensoriales de la comida o por una preocupación acerca de las consecuencias repulsivas de la acción de comer o un miedo al atragantamiento. La evitación/restricción de la ingesta conlleva una pérdida significativa de peso, deficiencias nutricionales significativas, dependencia de los suplementos nutricionales. En este trastorno no está afectada la autopercepción y no hay una distorsión de la imagen corporal.
 

¿Cómo afectan estos trastornos de conducta alimentaria a la calidad del semen?

La calidad del semen se refiere a la concentración y movilidad óptimas de los espermatozoides para lograr la fecundar el óvulo. La calidad del semen depende de muchos factores (genética, alteraciones hormonales, problemas del aparto genital), pero uno de los más importantes es la dieta.

Así, si el organismo está sometido a un régimen poco saludable de alimentación, como ocurre en personas que sufren un trastorno de la conducta alimentaria, el semen en particular y la capacidad reproductiva del varón en general, se ven afectados. Así nos lo explica Isabel Vielsa, ginecóloga de Clínicas Eva. 

Esto sucede porque el cuerpo, cuando ha perdido su equilibrio y tiene déficit de energía, vitaminas y minerales, establece unas prioridades para la supervivencia, es decir, se organiza teniendo en cuenta las funciones más importantes, como la respiración o el movimiento. La reproducción, por lo tanto, pasa a un segundo plano y el la calidad del semen se ve afectada, por lo que la fertilidad también y es más complicado lograr el embarazo.

Por lo tanto, los trastornos de la conducta alimentaria pueden dar lugar a diferentes problemas en el semen:

- oligospermia: baja concentración de esperma en el líquido seminal. Es, por tanto, un semen de mala calidad y los hombres que la padecen tienen problemas para concebir de manera natural.

- astenozoospermia: disminución de los espermatozoides móviles. Al realizar un estudio seminal se analizan dos tipos de movilidad:

Movilidad total. En esta categoría entran todos aquellos espermatozoides que se mueven, incluso si lo hacen en círculo sin conseguir avanzar.

Articulo relacionado: Causas de la adenosis vaginal

Movilidad progresiva. Solo se tienen en cuenta los espermatozoides que son capaces de trasladarse y avanzar.

Se considera que un hombre tiene astenozoospermia cuando menos del 32% de sus espermatozoides presentan movilidad progresiva o menos del 40% tienen movilidad total.

- teratozoospermia: alteración del semen que corresponde con un alto porcentaje de espermatozoides con morfología anormal

El otro extremo, el del sobrepeso y la obesidad, son también perjudiciales para la fertilidad del varón. Superar en muchos kilos el índice de masa corporal recomendado puede dañar la producción de testosterona, la hormona masculina implicada en estos procesos. Asimismo, existe el riesgo de disfunción eréctil y de fragmentación del ADN de los espermatozoides. Tras las lesiones o roturas en el material genético de los espermatozoides se encuentra un alto porcentaje del origen de la infertilidad masculina, así como un mayor riesgo de aborto espontáneo.
 

 ¿Qué hacer en estos casos para conseguir un embarazo?

Si el hombre quiere conseguir tener un hijo, lo primero que debe hacer es tratar su trastorno de conducta alimentaria, no solo porque este afecta a la calidad de su semen, sino porque afecta a su salud general y, en algunos casos, puede incluso acarrear la muerte.

El tratamiento de las TAC no consiste solo en asesoramiento nutricional por parte de un profesional de medicina, sino que es fundamental la psicoterapia para tratar la causa del trastorno y poder curarlo del todo. Es necesario ir introduciendo gradualmente la alimentación y enseñar al paciente a seguir una dieta sana y con las calorías adecuadas a su peso y edad, evitando los atracones o conductas problemáticas.

Al recuperar el peso y la salud, es posible que la fertilidad se recupere, pero no en todos los casos es así, según lo que haya sufrido el organismo. Si no, se puede recurrir a las técnicas de reproducción asistida o al semen de un donante.

Sobre la necesidad o no de congelar el semen, se desaconseja introducir este debate en los asuntos prioritarios ya que lo principal es, como decíamos, curar del trastorno de la alimentación. Es importante informar al paciente de que la infertilidad por un TCA no es irreversible, sino que desaparece cuando lo hace el problema con la comida. Otra cosa es la obesidad, que puede derivar en otras enfermedades que podrían modificar de manera definitiva la posibilidad de tener hijos.


Fuente:

Isabel Vielsa, ginecóloga de Clínicas Eva

 

Fecha de actualización: 10-01-2022

Redacción: Irene García

Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×