¡No consigo quedarme embarazada!

¡No consigo quedarme embarazada!
comparte

Muchas veces, el embarazo tarda en llegar y la desesperación entra en la vida de la pareja. Incluso sin tener problemas de fertilidad, no siempre es fácil quedarse encinta, y cuanto más tiempo pasa, más difícil se hace seguir intentándolo. A veces, incluso puede afectar a las relaciones personales o al trabajo, ya que tener un hijo acaba convirtiéndose en una obsesión. Por eso conviene tomárselo con calma y descartar posibles problemas de infertilidad puesto que, si la salud acompaña, tarde o temprano lograréis tener vuestro ansiado bebé

¿Por qué tardo tanto?

La media de lo que se tarda en quedarse embarazada son 6 meses, aunque hay parejas que con uno o dos intentos lo logran, mientras que otros tardan mucho más. La frontera del año es el límite antes de plantearse qué problemas pueden existir para que no se consiga.

Lo primero será someterse a un estudio médico de fertilidad, tanto ella como él, para determinar si el problema es físico. Si así fuera, el especialista decidirá el tratamiento necesario para lograr el embarazo.

Las causas de la infertilidad son múltiples: trastornos del esperma, anomalías cromosómicas, problemas en la ovulación o alteraciones en el aparato reproductor… Para cada dificultad, la solución será distinta puesto que las opciones actuales son muchas: ovulación inducida, inseminación artificial, fecundación in vitro, etc.

Según las estadísticas de Instituto Nacional de Estadística del año 2001 (la última que se ha realizado sobre el tema) el 15% de las parejas son infértiles y solo del 1 al 2% son estériles. La infertilidad no es un problema exclusivo de la mujer, las estadísticas anotan un 40% de los casos por causa femenina, otro 40% por causa masculina, un 10% corresponde a trastornos en los dos miembros de la pareja y el último 10% es por causa desconocida. Las expectativas de conseguir un embarazo están en torno al 60% entre las parejas que se someten a tratamientos. Y cerca del 20% de personas diagnosticadas como infértiles lo logran de manera natural.

Pero no siempre se trata de un problema de fertilidad, muchas veces el estrés, los nervios, la edad (cuanto mayor se sea, más se tarda)… hacen que cueste lograrlo y que se tarde más de la cuenta. Por eso es imprescindible realizarse un examen médico antes de empezar a intentarlo, para descartar desde un primer momento problemas de fertilidad y ganar tiempo.

Posibilidades de conseguir un embarazo en el primer año de intento

En 3 meses        60%
En 6 meses        75%
En 9 meses        80%
En 12 meses        90%

Estos porcentajes se basan en un estudio del Dr. Collins de la Facultad de Ciencias de Ontario (Canadá). Durante ese primer año, cuanto más tiempo se intente más posibilidades habrá. Sin embargo, una vez que se supera ese periodo, si no se logra puede significar que existe algún problema y convendría acudir a un especialista.


Empieza la desesperación…

Y los meses van pasando, el periodo sigue llegando puntual a su cita y cada vez es más frustrante comprobar que aún no estás embarazada.

Desesperación, dudas, enfado… distintos sentimientos llenan tu mente desde ese momento. “No se puede generalizar –puntualiza Sonia Macías, psicóloga- cada persona es un mundo. Depende del tiempo, de los tratamientos que ha utilizado y probado sin éxito, de las esperanzas que le hayan dado sus médicos… Lo normal, sobre todo si hablamos de casos en los que llevan mucho tiempo intentándolo, incluso con varios intentos fallidos de inseminación, los sentimientos son de desesperanza, reducción de la autoestima (por la idea de que no se es fértil o de que “no valgo como mujer porque no puedo tener hijos”), depresión o labilidad emocional”.


Problemas de pareja

Una de las principales dificultades que habrá que afrontar es el deterioro de la relación de pareja. La espera puede crear roces entre ambos. Y cuanto peor sea la relación, más estrés, más nervios, más discusiones y más difícil conseguir el embarazo. Es un círculo vicioso del que puede costar salir.

“Si no existe una buena comunicación -explica Sonia Macías- puede afectar negativamente a la pareja y que comiencen los reproches. Normalmente es la mujer la que busca más desesperadamente el llegar a ser madre, necesita ser comprendida y sentir que el otro miembro de la pareja también desea ese hijo. La mujer no debe caer en el victimismo, ni en ni en pensar que a su pareja no le importa tanto simplemente porque él aún no está desesperado. Tampoco debe compararse con otras parejas que sí lo hayan logrado, sino pensar que ésa es una prueba de que es posible que a ellos también les llegue antes o después”.


Consejos

-Para evitar que la espera rompa o dañe a la pareja, es necesario que, ante todo, haya mucha comunicación.

- No hay que dejar de intentarlo ni dejarse vencer por la desesperación.

- Bajar el ritmo de trabajo, relajarse, hacer cambios para mejorar la calidad de vida,… todo lo que aporte tranquilidad y estabilidad ayudará a lograr el embarazo.

- Dedicar un tiempo a tu pareja, charlando, paseando, compartiendo momentos románticos. No hay que centrar todos los ratos que paséis juntos en hablar del niño que aún no ha llegado o en cómo lograrlo.

- Buscar ayuda profesional si hace falta. Un buen psicólogo puede ayudaros a afrontar los miedos y lograr de nuevo calma y equilibrio. “Si en todos los procesos que inician no logran esa serenidad, dice la psicóloga Macías, será bueno acudir a un profesional que les trate como pareja o cada uno acudir de forma individual”.

- Valorar lo que se tiene. Este es un periodo de fortalecimiento de la pareja, ya que crisis significa crecimiento, lo que puede ser importante para dar al niño unos padres unidos y fuertes.

- Un fin de semana de vacaciones en algún lugar romántico y tranquilo puede hacer desaparecer la tensión y el estrés. Ayudará a vuestra relación de pareja y, ¿quién sabe?, puede que volváis “embarazados”.
 
 

No te puedes perder ...

 


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una calculadora para elegir nombres de bebés en función de cinco criterios para facilitar al máximo la dificil tarea de encontrar el nombre perfecto para cada bebé.


Fuentes:

Sonia Macías, psicóloga.

Instituto Nacional de Estadística (INE)

"Quiero quedarme embarazada", Sanitas

Fecha de actualización: 17-07-2008

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>