¿Duelen los pechos durante la ovulación?

¿Duelen los pechos durante la ovulación?
comparte

Con mucha frecuencia escuchamos a mujeres hablar sobre su ciclo menstrual y los dolores o síntomas que se les presentan. Es común que durante todo el periodo surjan síntomas y dolores, aunque la intensidad de estos varíe de unas mujeres a otras. Uno de estos dolores es el de los pechos. 

Algunas mujeres suelen tener dolores antes del periodo, es decir, durante la ovulación, y otras, antes y durante. Son muy pocas las mujeres que no sienten prácticamente ningún síntoma ni dolor durante todo el ciclo.


Para la gran mayoría de mujeres que sufren dolores, el más frecuente es el de los senos. El inicio del desarrollo mamario se suele producir entre los 11 y 16 años de edad, aunque varía dependiendo de cada niña. Es un proceso que continua durante toda la pubertad y llega a la adolescencia. La telarquia es lo que da nombre a ese inicio del desarrollo de las mamas. La acción conjunta de las hormonas reproductivas femeninas, tanto los estrógenos como la progesterona, hacen que la mama alcance su estado adulto entre los 18 y los 20 años de edad de la mujer.


Durante la pubertad, las mujeres experimentan una serie de cambios físicos que alertan de que la primera menstruación está cerca. Es importante saber que el ciclo menstrual se divide en dos fases:


- Primera fase. En esta primera mitad del ciclo, el estrógeno es activo. Aquí un óvulo está madurando dentro de un folículo.

No te puedes perder ...

Clases de preparación al parto

Clases de preparación al parto

Estos cursos, que mezclan la teoría y la práctica, son muy completos y recomendables, puesto que en ellos se pueden resolver todas las dudas que se tengan sobre el embarazo, el parto y el cuidado del bebé. Además, sirven para enseñar a respirar y empujar, lo que será muy útil en el momento de dar a luz.


-Segunda fase. Tras la ovulación, la progesterona domina el ciclo. En esta fase, el cuerpo de la mujer comienza la retención de líquidos, lo que lleva a una hinchazón de algunas partes del cuerpo, como los senos, que suelen aumentar, por lo que el pecho tiende a estirarse para adaptarse al nuevo tamaño.


La mastodinia, es decir, el dolor cíclico mamario, suele aparecer en los días previos a la menstruación, durante la ovulación.


¿Por qué aparece?


La causa se halla en los pequeños cambios hormonales que se experimentan durante la ovulación. Cuando se ovula, surgen algunos pequeños desajustes en las hormonas, pues un ovario libera un óvulo. En ocasiones, los dolores en los senos suelen coincidir con la hinchazón abdominal, dolores menstruales en espalda y abdomen, pequeños cambios de humor, etc. La mastodinia es más frecuente en las mujeres más jóvenes, ya que desaparece una vez entran se acercan a la menopausia.


Es importante no confundir la mastodinia con la mastalgia, pues esta última se refiere al dolor mamario en general y puede deberse a trastornos benignos mamarios, quistes en las mamas, o incluso puede ser la causa de algunos procesos vasculares o neurológicos.


¿Cómo evitar, en la medida de lo posible, que duelan los pechos?


Bien, algunos estudios científicos han demostrado que la ingesta de alimentos ricos en grasas animales o saturadas, el consumo de tabaco y alcohol o la cafeína pueden favorecer la mastodinia en las mujeres. La mayor sensibilidad mamaria o aumento de volumen del pecho suelen ser las quejas más comunes de las mujeres. Sin embargo, la intensidad del dolor varía de una a otra. No todas sufren de la misma manera el dolor. Por eso, si lo sufres, intenta evitar consumir estos alimentos en los días previos a tu regla.


Además, en algunos casos, estos dolores en los senos pueden ir acompañados del dolor de ovarios. Su condición es temporal y desaparecen al comenzar el período. A veces, el dolor es tan intenso que puede afectar incluso en la calidad de vida de la mujer, ya que impide realizar nuestras acciones con normalidad.


¿Cuándo aparece?


La mastodinia suele presentarse en la segunda fase del ciclo menstrual, es decir, después de la ovulación y antes de la menstruación. Puede ser en un seno o en los dos. Si es solamente en uno de los dos, se debe a una falta de ovulación. Si el dolor es en ambos senos, es por la ovulación.

No te alarmes si la mama se tensa, se pone algo más dura o, incluso, notas algunos bultos. Estos desaparecen cuando llega la menstruación.

Asimismo, cuando se deja de tomar la píldora durante un tiempo prolongado o bien cuando las mujeres no ovulan en mucho tiempo suele ser más frecuente el dolor.


¿Podemos aliviarlo?


Para conseguir un alivio del dolor en tus senos, es aconsejable utilizar sujetadores ligeros y sin aros, que no aprieten demasiado.

Además, puede ser el tiempo perfecto para cambiar un poco tu alimentación y basarte en una dieta menos rica en sal, que ayuda a la retención de líquidos, y probar algunos zumos, como los de arándanos, que favorecen la eliminación de líquidos.

Sabemos que una de las cosas que más nos apetece durante la ovulación o posterior a esta, es el chocolate, pero no debes excederte, ya que empeora el dolor debido a su alto contenido de metilxantina.


Si el dolor no mejora ni disminuye sería aconsejable que fueras a tu médico y le explicarás tu situación. Las características del dolor pueden ayudarle a saber si se trata realmente o no de una relación directa con la menstruación.

En algunos casos, tu médico puede optar por hacer una ecografía mamaria para saber la causa de tus continuas molestias, aunque tú misma puedes explorarte las mamas después de la menstruación. Muchas mujeres prefieren hacerlo en la ducha debido a que la piel está mojada y más resbaladiza. El procedimiento es el siguiente: debes dibujar con los dedos juntos círculos alrededor del pecho, palpándolo con las manos invertidas, pero cubriéndolo por completo. El movimiento más frecuente es en forma ascendente y descendente. 


¿Cómo puedo saber si estoy ovulando?


Puedes vigilar el moco cervical fértil, es decir, el fluido que indica mayor o menor fertilidad dependiendo de las características que tenga, o medir el aumento de la temperatura corporal y basal. Si el dolor no se presenta con ningún signo de ovulación, puede ser que exista algún desequilibrio hormonal. Pero no te alarmes, recuerda que siempre puedes consultarlo con tu médico.

 

Algunos de los síntomas subjetivos que se sienten durante la ovulación:

 

-dolor en el momento de la ovulación, esto se produce cuando el óvulo baja por las trompas de Falopio.

-pequeñas pérdidas de sangre: spotting ovulatorio, normalmente dura 48 horas y es sangrado ligero normalmente de color amarronado.

-hormigueo y sensibilidad en los pechos.

-aumento del deseo sexual.



Fuentes:

“Signos de ovulación” http://americanpregnancy.org/es/getting-pregnant/signs-of-ovulation/

Fecha de actualización: 13-11-2017

Redacción: Ana Ruiz

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>