Sangrado marrón en el embarazo

Sangrado marrón en el embarazo
comparte

El sangrado marrón generalmente no es un signo preocupante ya que indica sangre antigua que puede deberse a la implantación del embrión o a la irrigación extra del útero en este periodo, aunque hay que estar alerta por si va acompañado de otros síntomas o no cesa.

Principales causas del sangrado marrón


El sangrado rojo y abundante siempre es un signo preocupante y requiere una visita a Urgencias, pero si el sangrado es marrón y escaso, no suele ser motivo de alarma ya que normalmente indica sangre de hace unos días, es decir, que el sangrado ha parado.


Los principales motivos para este tipo de sangrado son:


- Sangrado de implantación, que ocurre entre 7 y 10 días de que se produzca la implantación, al verse dañado el revestimiento del útero cuando el embrión se implanta en él. Esto causa unas ligeras gotas de sangre marrón que no suele durar más que uno o dos días, por lo que no es motivo de preocupación.


- Traumatismo o esfuerzo realizado por mamá en las primeras semanas de embarazo, que causa este ligero sangrado marrón pues el útero está muy irrigado durante esta etapa y un movimiento exagerado o un golpe puede producir lo que se conoce como pérdidas o hemorragias vaginales. También las relaciones sexuales en estas semanas pueden causar un ligero sangrado marrón.


- Aborto espontáneo. Generalmente, el sangrado de un aborto va acompañado de dolor abdominal fuerte y es sangre roja y abundante, pero si el sangrando marrón no cesa durante varios días o se vuelve más abundante, se debe acudir al médico ya que puede indicar una disminución de la hormona progesterona, lo que podría causar un aborto.


- Embarazo ectópico en la trompa de Falopio. El embarazo ectópico o extrauterino, es decir, localizado fuera del útero, puede provocar un sangrado de color marrón y dolor en el bajo vientre entre la semana quinta y la octava de embarazo si el embrión se ha alojado en las trompas de Falopio.


- Embarazo molar. Si la placenta crece de forma anormal durante los primeros meses se convierte en una masa de quistes (llamada mole hidatidiforme). El embrión no se llega a formar y no puede sobrevivir. Es lo que se conoce como embarazo molar y, en este caso, la hemorragia vaginal es normalmente de color marrón oscuro, se produce alrededor de la 10ª semana de embarazo y va acompañada de náuseas y vómitos de carácter grave, alta presión arterial y calambres abdominales.


- Desprendimiento de placenta. Normalmente el desprendimiento de la placenta en el segundo trimestre de embarazo causa un sangrado abundante y rojo intenso, pero si la placenta se separa en pequeñas partes, el sangrado puede ser marrón y de intensidad moderada.


¿Qué hacer si sangro marrón en el embarazo?


Si el sangrado es leve, solo unas gotas, de color marrón y cesa pronto, no hace falta que vayas al médico, aunque puedes consultarlo en tu siguiente visita rutinaria.


Pero si va acompañado de otros síntomas como dolor abdominal fuerte, náuseas y vómitos intensos, o es abundante y dura más de dos días, ve al médico para que te haga una ecografía y compruebe que no existe ningún problema.


En el caso de que pasara algo, las medidas a adoptar dependerían de la causa. En algunos casos, como el embarazo ectópico o molar, no se podría hacer nada ya que son condiciones incompatibles con la vida del feto. En otros, se recomendaría reposo absoluto y se podría administrar progesterona para evitar el aborto.


Si la placenta se está desprendiendo, depende la semana de embarazo y de la gravedad de la misma se decidirá si se practica una cesárea o parto vaginal si el feto está en peligro y es viable o si se intenta mantener un tiempo más dentro de la madre para que se desarrolle más. 


Te puede interesar:
Una de las primeras preguntas que se realiza una embarazada al conocer su estado es "¿cuánto peso se debe subir en el embarazo?" ya que más allá de las razones estéticas, engordar más kilos de los debidos puede ocasionar problemas de salud tanto a la madre como al feto.


Fecha de actualización: 26-10-2017

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>