• Buscar

¿Es normal tener mucho flujo en el embarazo?

¿Es normal tener mucho flujo en el embarazo?

El aumento de flujo vaginal durante la gestación es completamente normal, sin embargo, según como sea éste puede indicar ciertos problemas que habrá que consultar el ginecólogo

Publicidad

Índice

 

Variaciones del flujo

El flujo vaginal es ese líquido o secreción de color blanquecino producido por las glándulas que se encuentran en la vagina y el cuello uterino de la mujer. Este moco cervical está compuesto de agua, secreciones cervicales, ciertas proteínas denominadas mucinas, compuestos orgánicos como la glucosa, minerales como el zinc, el cobre, el hierro, el manganeso y el selenio, electrolitos como el calcio, el potasio y el sodio, ácidos grasos, enzimas, prostaglandinas, células y bacterias.

Su función es mantener la salud vaginal ya que ayuda a arrastrar las células muertas y los microorganismos dañinos que podrían causar infecciones vaginales. Además, sirve de lubricación vaginal para facilitar la penetración, equilibra el pH de la vagina, impide el paso de las bacterias y favorece el paso de los espermatozoides para lograr el embarazo. También nos marca qué días estamos ovulando ya que su textura y cantidad varía según el momento del ciclo menstrual.

Así, los días de la ovulación de una mujer es normal que ésta note más colporrea o flujo vaginal que otros días, síntoma de las hormonas que están trabajando para que se produzca la liberación del óvulo. En estos días el moco cervical se vuelve transparente, con una consistencia como de clara de huevo y muy abundante. Carece de olor y puede estirarse varios centímetros sin romperse. Este tipo de flujo facilita la entrada de los espermatozoides.

De la misma manera, durante el embarazo es habitual tener bastante más leucorrea (flujo) debido al aumento de estrógenos y al incremento de sangre en el útero. De este modo, el flujo se vuelve mucho más abundante y blanquecino en la gestación.

Esta hipersecreción vaginal es totalmente normal y se debe al proceso fisiológico de descamación de la mucosa de la vagina. Las células que forman la piel están en continua renovación, al envejecer son eliminadas y repuestas por otras más jóvenes, es lo que se conoce por el nombre de descamación.

Como las paredes de la vagina son como la piel, sus células actúan de la misma forma: se desprenden y son eliminadas, en este caso con el flujo vaginal. Si bien, durante el embarazo, bajo la acción de las hormonas segregadas por la placenta y los ovarios, la descamación aumenta y hace que las células de las mucosas de la vagina formen capas blancas y grumosas que al unirse al flujo se manifiestan en grandes pérdidas blanquecinas que, dependiendo de cada mujer, pueden ser más o menos cuantiosas, pero totalmente normales.

Mientras este flujo sea blanquecino e inodoro, no hay que preocuparse; simplemente, si te molesta la humedad, puedes ponerte un salvaslip.
 

¿Cuándo el aumento de flujo implica un problema?


Sin embargo, si este flujo huele mal o es de color pardusco, puede indicar diferentes problemas o enfermedades de medicina:

Infecciones urinarias. En este caso, el flujo puede ser inodoro y blanquecino, pero causa prurito al orinar y otros síntomas como dolor en el abdomen, escozor, dolor al mantener relaciones sexuales e incluso fiebre.

- Puede ser un síntoma de vaginitis o inflamación e infección de la vagina. 

- Otras veces, si el flujo huele mal, es espumoso, amarillo, verde o gris, indica una infección vaginal o una Enfermedad de Transmisión Sexual, como gonorrea o clamidia.

- Si el flujo es muy espeso, blanco y acompañado de picores podría estar indicando una infección por hongos, especialmente candidiasis, muy común en las mujeres.

Expulsión del tapón mucoso. El tapón que cubre la vagina para evitar la entrada de infecciones suele desprenderse unos 15 días antes de dar a luz y puede confundirse con el flujo, aunque el tapón puede desprenderse poco a poco en hilos con la apariencia de la clara del huevo, o incluso en un solo coágulo gelatinoso. También puede ir acompañado de algunos hilos de sangre.

- Si de repente es muy líquido, poco espeso y de color muy claro, puede ser que estés perdiendo líquido amniótico; acude al médico.

Articulo relacionado: Estoy embarazada y lloro mucho

- Si se vuelve acuoso, mucoso o sanguinolento, puede ser una señal de parto prematuro.
 

¿Qué hacer ante el aumento de flujo vaginal durante el embarazo?


- mantener la zona genital limpia y seca (dúchate y cámbiate las braguitas con más frecuencia si es necesario)

- aumentar las medidas de higiene cuando el flujo es más abundante

- emplear toallitas higiénicas, compresas de algodón o protectores para proteger tus braguitas y evitar la humedad
 

¿Cómo evitar los problemas del flujo vaginal?


Para evitar las infecciones y demás problemas relacionados con el flujo vaginal, debes incrementar la higiene de la zona íntima siguiendo estos consejos:

- Lávate con agua y un jabón especial para la zona íntima que respete el pH de la piel.

- Evita las duchas vaginales y los desodorantes.

- No uses ropa ajustada y solo de algodón, para que transpire.

- No uses salvaslips si no es necesario.

- Evita el uso de tampones.

- Mantén la zona seca, para secar no se debe frotar (con el fin de evitar irritación).

- Usa preservativos cuando tengas relaciones sexuales o date una ducha antes y después del sexo.


Fuentes:

"Infecciones cérvico vaginales y embarazo" A. Marcelo Pradenas. Vol. 25. Núm. 6. Tema central: Obstetricia y ginecología páginas 925-935 (Noviembre 2014). https://www.elsevier.es/es-revista-revista-medica-clinica-las-condes-202-articulo-infecciones-cervico-vaginales-embarazo-S0716864014706406

"Estrategia de atención al síndrome de flujo vaginal en gestantes".Gac Méd Espirit vol.16 no.2 Sancti Spíritus Mayo.-ago. 2014. http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1608-89212014000200006

Fecha de actualización: 26-08-2020

Redacción: Irene García

Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×