Importancia de una correcta higiene íntima

Importancia de una correcta higiene íntima
comparte

El aparato genital femenino sufre diversos cambios fisiológicos durante la vida de la mujer. En la vagina, estos cambios además se acompañan de variaciones en la flora y otros elementos que componen el ecosistema vaginal. El equilibrio del ecosistema vaginal resulta fundamental para disminuir la incidencia de ciertas patologías y asegurar el bienestar de la mujer.

Dentro de este ecosistema vaginal es el género Lactobacillus el más predominante, teniendo un papel fundamental en la regulación y el mantenimiento del equilibrio de la flora vaginal, así como, en la protección contra la colonización de patógenos externos.

 

Los principales componentes de las secreciones vaginales son el trasudado que se produce a través de la pared vaginal, las células epiteliales descamadas, el moco cervical, leucocitos y los fluidos procedentes del tracto genital superior. La secreción vaginal normal se caracteriza por ser inodora, clara, viscosa, no contener neutrófilos y tener un pH menor de 4,5.

 

Cabe destacar la importancia de la correcta posición de los labios menores en el mantenimiento de la barrera mecánica que separa el ambiente vaginal del exterior, conservando por tanto las condiciones adecuadas de humedad, temperatura y pH.

Situaciones que alteran el equilibrio del ecosistema vaginal

 

1. Endógenas:

 

Interacción entre microorganismos de la flora vaginal.

El lactobacilo al acidificar el medio vaginal impide el crecimiento de bacterias patógenas como el gonococo; al igual que al fijarse a las células del epitelio vaginal mediante sus micropilli impidiendo la fijación de otras bacterias potencialmente patógenas.

Interacción entre bacterias, epitelio vaginal y otros tejidos.

El epitelio vaginal proporciona sustancias necesarias para el metabolismo de ciertos microorganismos. Por ejemplo, el lactobacilo necesita metabolizar el glucógeno del epitelio vaginal para mantenerse en la cantidad adecuada. Existen además, otras sustancias disponibles para el crecimiento bacteriano en secreciones cervicales, trasudados y líquido menstrual. La integridad del epitelio vaginal resulta de gran importancia ya que cualquier situación que altere esta barrera mecánica favorecería la invasión de ciertos microorganismos.

Interacción de la flora vaginal con el sistema inmune.

En pacientes con alteración del sistema inmunológico (p. ej., diabetes mellitus) existe una mayor predisposición a padecer infecciones.

2. Exógenas:

Relación entre la flora vaginal y factores externos.

Antibióticos, diversos medicamentos administrados vía vaginal, duchas vaginales, etc., eliminan ciertas cepas bacterianas que inhiben el crecimiento de otras con  mayor capacidad patogénica.

Otros: parejas sexuales nuevas o múltiples, baños en piscinas, parasitosis, incontinencia urinaria o fecal, estrés, malformaciones congénitas, preparaciones contraceptivas de uso oral o tópico, traumas quirúrgicos, uso inadecuado de tampones, uso de ropa ajustada, ropa interior no transpirable, etc.
 

No te puedes perder ...

¿Qué significan las siglas de una ecografía?

¿Qué significan las siglas de una ecografía?

Cuando una mujer se queda embarazada conceptos como ultrasonido, movimientos cardiacos fetales, amniocentesis doppler, que seguramente antes le sonaran a chino, pronto formarán parte de su vocabulario habitual en las conversaciones con su pareja, otras embarazadas, la matrona o su ginecólogo. Lo que no evita poner cara de póker al recibir la primera fotografía del bebé de manos del doctor y escucharle decir señalando una mancha gris o amarillenta incomprensible a los ojos de una futura mamá: “Mira, aquí está tu bebé de 8 semanas. ¿Ves? El embrión se ha implantado correctamente en el útero”.

Higiene íntima inadecuada.

Dada la proximidad anatómica, una higiene inadecuada puede favorecer la colonización por bacterias fecales. El lavado genital debe hacerse desde la vulva hacía el ano.

Los productos no específicos para la higiene de la zona vulvovaginal pueden alterar el equilibrio del ecosistema vaginal (tanto por alteración de la flora, como del pH). Por ello, los productos para la higiene íntima deben estar concebidos específicamente para la higiene diaria de esta zona.
 

Implicaciones de los cambios en la flora y en el pH

En la flora vaginal normal existe una serie de bacterias, potencialmente patógenas, pero que conviven pacíficamente sin causar inflamación o infección si no se altera el equilibrio.
 

Conclusiones

El mantenimiento de una flora microbiana normal en la vagina, desempeña un papel importante en la prevención de infecciones genitales y del tracto urinario. La integridad del ecosistema también puede evitar la aparición de procesos inflamatorios vulvo-vaginales de etiología no infecciosa. Por ello, resulta preciso conocer la composición y la ecología del ecosistema, favoreciendo su mantenimiento y evitando aquellos factores que puedan alterarlo. Es recomendable utilizar jabones adecuados o específicos para la higiene vulvo-vaginal que respeten la ecología del lactobacilo y que tengan el pH que tiene la vagina en cada etapa de la vida de la mujer.

 


Dr. Santiago Palacios, Centro Médico Instituto Palacios

Redacción: Lola García-Amado

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>