• Buscar
Publicidad

Candidiasis en el embarazo

Candidiasis en el embarazo

Durante el embarazo son muchos y diversos los cambios que experimenta el cuerpo de la mujer. Especialmente aquellos que tienen que ver con la acción de las hormonas.

Publicidad

Indice

 

¿Qué es la candidiasis?


La vagina es una de las partes más afectadas por la influencia hormonal. La mucosa vaginal, concretamente, sufre una descamación mayor de lo habitual. Estas células que van desprendiéndose de las capas superficiales forman una capa blanquecina e inodora, que en algunas mujeres llega a convertirse en una secreción muy abundante, aunque es totalmente normal en el embarazo y no debe preocuparnos.Por eso, es normal tener mucha más cantidad de flujo vaginal en estos meses.

Cosa distinta es que estas pérdidas sean además amarillentas y vengan acompañadas de picor o escozor local. En este caso probablemente se trate de una vaginitis o infección vaginal producida por hongos (candida albicans), llamada candidiasis o moniliasis en medicina. 


¿Por qué se produce la candidiasis durante el embarazo?


La candidiasis es una micosis bastante frecuente en mujeres gestantes, especialmente en el último trimestre, y es que en el embarazo el sistema inmunológico se deprime parcialmente para permitir al bebé en desarrollo no ser rechazado por el organismo materno. Esto significa que la mujer estará más indefensa y será más proclive a padecer infecciones. Igualmente el desajuste hormonal favorece el crecimiento de hongos como la cándida, que se reproduce con mayor rapidez y se adhiere más fácilmente a las paredes vaginales.

Otro factor importante que propicia la proliferación de hongos es el consumo de antibióticos, ya que estos destruyen la flora que mantenía a raya su aparición.

Los cambios hormonales como el aumento de estrógenos, la diabetes, el estreñimiento, la administración de corticoides o el uso de jabones demasiado agresivos para la higiene íntima también aumentan el riesgo de sufrir candidiasis. La diabetes, por ejemplo, ya sea crónica o gestacional, acentúa la predisposición de la embarazada a sufrir candidiasis, ya que este hongo se nutre del azúcar y prolifera más cuando la glucosa es más elevada.

Síntomas de la dolencia


Los síntomas de la candidiasis son muy característicos. Sentirás picor, prurito, dolor, quemazón, irritación y/o hinchazón en la vagina y los labios vaginales. Esta sensación es especialmente molesta con el roce, durante las relaciones sexuales o al orinar, cuando la orina entra en contacto con la zona afectada.

El flujo vaginal, aunque sin olor desagradable, se vuelve de color blanco o amarillento, y de consistencia cremosa.

 

Tratamiento de la candidiasis en el embarazo

Cuando se sospecha de una candidiasis conviene consultarlo con el médico lo antes posible. Aunque los tratamientos fungicidas no necesitan receta, es aconsejable que no te automediques. Lo ideal es tomar muestras de flujo vaginal para analizarlas y confirmar la presencia del hongo cándida albicans, pues los síntomas son comunes a otras enfermedades más severas, como las de transmisión sexual, que requieren de otro tratamiento y que pueden poner en peligro el correcto desarrollo de la gestación.

El tratamiento es generalmente local, en crema tópica o supositorios vaginales, pero es fundamental que sean recetados por un médico a fin de garantizar su idoneidad durante el embarazo. El tratamiento en pacientes gestantes con signos de candidiasis vulvovaginal no produce efectos adversos usando tópicos vaginales con clotrimazol. Es raro administrar medicamentos por vía oral y nunca se emplean antibióticos. 

A pesar de que la candidiasis es común en el embarazo, si no se trata podría transmitirse al bebé durante el parto vaginal.

Otros remedios para aliviar los síntomas incluyen utilizar ropa interior transpirable de algodón, lavar la vulva con agua, añadiendo unas gotitas de vinagre o aplicar yogur en la zona.
 

Otros consejos a seguir si tienes candidiasis


- Utiliza jabones íntimos con un pH fisiológico, es decir, con un grado de acidez parecido al de la mucosa vaginal (entre 3,5 y 5,5) para no romper el equilibrio de la flora bacteriana.

- Límpiate siempre de la vagina hacia el ano para evitar la entrada de más bacterias.

- Si tu pareja tiene una infección genital debes usar preservativos.

- Consume con regularidad yogures con bífidobacterias, ayudan a prevenir la candidiasis.
 

¿Es peligrosa la candidiasis en el embarazo?


Durante la gestación, la candidiasis no supone ningún riesgo para el bebé. Sin embargo, durante el parto, si el canal vaginal está contaminado, el recién nacido puede ingerirlos y tener una candidiasis oral o esofágica. En otros casos, los recién nacidos pueden tener una conjuntivitis oftálmica por infección por hongos de los ojos. En estos casos, se aconsejaría cesárea.

Sin embargo, no hay estudios que avalen que pueda causar aborto espontáneo o parto prematuro.


Glosario

Micosis

Definición:

Infección producida por hongos. Las más frecuentes son: caspa, pie de atleta y tiña.

Síntomas:

Picor.

Tratamiento:

Fármacos.

Fuentes:

Efectos de la Candidiasis Vaginal sobre el embarazo y el parto, Elena Sánchez-Huerta, Alba Couce-Pérez, Almudena Díaz-González, Sandra Fernández-Fariña, Beatriz Busto-López, Marina Rodríguez-Suárez, María Menéndez-Granda, Eva Vázquez-Fernández, Laura Rodríguez-García, María Gómez-de Cos. Revista Médica: https://revistamedica.com/efectos-candidiasis-vaginal-embarazo-parto/

Fecha de actualización: 03-09-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×