×
  • Buscar
Publicidad

Cómo afecta el embarazo en las relaciones sexuales

Cómo afecta el embarazo en las relaciones sexuales

Los futuros papás y mamás tienen muchas dudas y preocupaciones durante los 9 meses de gestación. ¿Se puede comer de todo? ¿Debo mantener reposo o hacer ejercicio? Las cuestiones son de todo tipo, pero, sin duda, entre ellas se encuentran las dudas en el sexo. ¿Se pueden mantener relaciones sexuales durante el embarazo? ¿Es perjudicial para el bebé? ¿Afecta de forma negativa al embarazo?

Publicidad

Las molestias que sufre la mujer, especialmente durante el primer y el tercer trimestre de embarazo, suelen conllevar a una pérdida del apetito sexual, pero esto no quiere decir que las relaciones sexuales deban desaparecer por completo durante los 9 meses de gestación. Será en el segundo trimestre de embarazo el deseo sexual cuando comience a aumentar, todo ello gestionado por la variación hormonal que se sufre durante estos meses.

 

Existen determinadas ocasiones en las cuales las relaciones sexuales están contraindicadas por los médicos, pero, aun así, existen otras maneras de disfrutar del sexo en pareja. Los casos en los que están limitados los encuentros íntimos son varios:

 

- Las mujeres con antecedentes de abortos o situaciones que les hayan obligado a mantener reposo en embarazos anteriores no pueden mantener relaciones durante el primer trimestre de gestación.

- Si la mujer embarazada ya ha experimentado un parto prematuro, se aconseja no mantener relaciones sexuales durante las ocho y doces semanas antes de salir de cuentas.

- En los casos en los que la mujer padece de placenta previa o desprendimiento de placenta, existiendo, además, un alto riesgo de hemorragia está totalmente prohibido.

No te puedes perder ...

Infecciones alimentarias: atención en casa

Infecciones alimentarias: atención en casa

Con la llegada de las altas temperaturas aumentan los casos de infecciones alimentarias, sobre todo los causados por la bacteria Salmonella. En esta época, aumentan las noticias sobre casos ocurridos en establecimientos públicos pero no debemos olvidar que más del 50% de las toxiinfecciones alimentarias se producen en el hogar. Por este motivo, es indispensable una correcta higiene en la cocina para evitar cualquier tipo de infección alimentaria.

Y tambien:

- En general, cuando se produzca alguna hemorragia vaginal, por mínima que sea se recomienda limitar los encuentros sexuales.

 

Todas estas contraindicaciones hacen referencia al sexo con penetración. No hay que olvidar la importancia de seguir disfrutando de la intimidad en pareja, ya que los 9 meses que dura el embarazo, pueden hacerse largos y no hay que descuidar la relación. Existen muchas maneras de disfrutar del sexo más allá del coito igual de placenteras, satisfactorias y que, además, no provocan ningún tipo de problema o complicación. Recordemos que la intimidad en la pareja es mucho más que el sexo.

 

El miedo que hay sobre la posibilidad de hacerle daño al feto durante el sexo es completamente infundado. Este está protegido por el líquido amniótico, la placenta y el propio útero, por lo que la actividad sexual no afecta al bebé de ninguna manera. En general, las complicaciones vienen dadas por el nivel de incomodidad y la falta de libido de la futura madre, lo cual es normal.

 

Los preservativos en estos casos son necesarios si tu pareja padece de alguna enfermedad de transmisión sexual recientemente diagnosticada o activa. Contraer este tipo de enfermedades durante el embarazo podría ocasionar muchas complicaciones, tanto para la mujer embarazada como para el feto. Si se está en una relación no monógama o si se va a tener relaciones sexuales durante el embarazo con una persona nueva es imprescindible el uso de los métodos barrera como son los preservativos.

 

Por otro lado, se han extendido muchos mitos sobre la sexualidad durante el embarazo que afectan a muchas parejas, pero esto no es real.

 

- Mantener relaciones sexuales puede propiciar abortos o partos prematuros. Esto no es verdad. Es cierto que los orgasmos femeninos producen contracciones uterinas, pero si se está llevando un embarazo con total normalidad no hay ninguna razón para no tener sexo. Si existe algún problema será el especialista quien prohíba o limite los encuentros íntimos.

- El cuerpo de la mujer embarazada no es atractivo. En este aspecto ya entran cuestiones de gusto y personalidad de cada persona. Pero, por lo general, las parejas tienden a ver a sus mujeres embarazadas mucho más atractivas y guapas, y después de dar a luz también.

 

Hay que tener en cuenta que en el deseo sexual de la mujer se ve afectado por varios factores como podrían ser los hormonales, los psicológicos y la autoimagen. Además, los cambios físicos que se experimentan también se hacen notar durante los encuentros sexuales.

 

Durante el primer trimestre del embarazo el deseo sexual disminuye debido al malestar, las náuseas, los vómitos, el sueño, etc., que afectan en esta etapa a la mujer. Sin embargo, al llegar el segundo trimestre y desaparecer la mayoría de estas sensaciones y encontrarse mejor, además de no tener una tripa muy hinchada aun, el deseo aumenta. Pero, al llegar el tercer trimestre el deseo vuelve a disminuir. Esto se debe al miedo de provocar el parto, a la dificultad de encontrar una postura cómoda debido al tamaño de la tripa, y a las molestias en general.

 

En cualquier caso, el embarazo es un buen momento para disfrutar de la pareja y de experimentar o afianzar otro tipo de intimidad y sexualidad. Prepararse como pareja para la llegada del bebé, trabajar la comunicación, expresar los sentimientos, mimarse, abrazarse y simplemente aprovechar y disfrutar la compañía del otro.

 


Te puede interesar:

Ganar peso durante el embarazo, alrededor de unos 12 kilos, es parte intrínsica de la propia gestación. Con el fin de evitar problemas de salud tanto a la madre como al feto es preciso no superar los límites establecidos.


Fuentes:

Clínica Mayo y el Instituto de sexología y psicoterapia. 

Fecha de actualización: 24-06-2019

Redacción: Andrea Rivero

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad