×
  • Buscar
Publicidad

¿Es normal tener náuseas en el último trimestre del embarazo?

¿Es normal tener náuseas en el último trimestre del embarazo?

A nadie le gusta tener náuseas, pero para una mujer embarazada es aún peor esto puesto que se tiene que preocupar todavía por muchas otras cosas en la última etapa del embarazo, como para tener que seguir lidiando con este síntoma.

Publicidad

No te puedes perder ...

¿Es normal tener agruras en el embarazo?

¿Es normal tener agruras en el embarazo?

En el embarazo tendremos bastantes cambios fisiológicos, por lo que se presentarán distintos síntomas que nos harán sentir disgustadas o dejarán con un mal sabor de boca. Las mujeres suelen presenciar las agruras por primera vez durante la gestación. Es esa sensación de ardor que va desde el pecho, específicamente el esternón, hasta la garganta.

Y tambien:

Índice

 

El primer trimestre



Lo normal es que las náuseas aparezcan en el primer trimestre. De repente, un día te despiertes y comienzas a sentir una necesidad extraña de vomitar.

Hay algunas mujeres que incluso no saben que están embarazadas hasta que comienzan a sentir náuseas repetidamente, en ese momento sospechan que algo pasa, para luego hacer memoria de cuándo tuvo relaciones por última vez y comenzar a hacer cálculos.

Las náuseas son un reflejo que presenta el cuerpo para indicar que está próximo a vomitar, por lo que realmente no son tan comunes a menos que estés enfermo, algo te haya caído mal o estés embarazada.

La mayoría de las embarazadas presentan este famoso síntoma, pero solo una tercera parte presentarán también vómitos. Además, este síntoma comienza desde el primer mes del embarazo y generalmente disminuye hacia la semana 18, sin embargo hay mujeres que lo experimentan durante todo el embarazo.

En esta primera etapa de las náuseas puedes experimentar este síntoma simplemente por el cambio de niveles en tus hormonas. En realidad, la causante es la hormona del embarazo. La gonadotropina coriónica humana, conocida como la hormona del embarazo, aumenta sus niveles en estas primeras semanas. Después de la semana 12, la progesterona entrará para suplirla.

El hipotálamo es la zona del cerebro que se encarga de controlar esta sensación, mientras que las náuseas son un fenómeno químico que hacer perder control al hipotálamo y crea esta sensación.

Este síntoma será experimentado de distinta forma en cada mujer, ya que muchas lo llegan a controlar y otras pasan directamente a tener vómitos intensos y frecuentes.

El tercer trimestre

La futura madre pasará por bastantes cambios a lo largo del embarazo, pero al llegar a la última etapa tendrá el más notorio físicamente, el del tamaño de su tripa. Puede ser que este sea el más famoso ya que la silueta de una mujer cambia radicalmente, pero por dentro también lo hace.

El útero de la mujer embarazada va a ir creciendo constantemente para que el feto pueda habitar de la manera más adecuada dentro de su madre. Al incrementar su tamaño, deja menos espacio a los demás órganos como los del sistema digestivo, por lo que su digestión se verá afectada.

El estómago ahora tiene menor capacidad para almacenar alimento, por lo que tu ingesta también se verá afectada. También al tener menos espacio podrá causar malestar estomacal y de ahí es de dónde sale el síntoma de las náuseas en el último trimestre.

No todas las mujeres sufren las náuseas en el último trimestre y si las sufres, pueden ser con o sin vómitos. Estas náuseas no suelen ser un motivo de preocupación.

¿Cómo evito tener náuseas en el tercer trimestre?

1.- Ajuste en la dieta. Al tener menos espacio en el estómago es mejor que comas en porciones pequeñas y durante intervalos cortos. Además, intenta agregar zinc y vitamina B6 a tu dieta. Recuerda que no debes comer demasiado y tampoco cuando se acerque la hora de acostarte.

2.- Evita olores fuertes. Tu percepción con los sentidos va a ser más sensible, por lo que los olores pueden resultarte desagradables, en especial los que sean intensos.

3.- Toma algún medicamento. Claro que tienes que ir con tu médico para que te diga qué puedes tomar, pero hay fármacos contras las náuseas que no son perjudiciales en la gestación.

4.- Relájate. Cada vez que tengas que levantarte de la cama o de una silla, es recomendable que te tomes unos minutos antes de hacerlo.

Afortunadamente los síntomas desaparecen tan pronto como nace el bebé.

¿Qué otros síntomas puedo tener en el 3º  trimestre?

Tu cuerpo puede experimentar algunos cambios físicos durante este trimestre, como por ejemplo:

- Hinchazón: la circulación sanguínea se vuelve más lenta y la retención de líquidos es la causa de la hinchazón en piernas, tobillos, pies, manos y cara. Si la hinchazón en las manos y cara se agrava, habla con tu médico. También debes llamar a tu médico si tienes dolor de cabeza, visión borrosa, mareos y dolor de estómago, puede ser síntoma de preeclampsia.

- Hormigueo y entumecimiento: la hinchazón puede hacer que los nervios se presionen, causando hormigueo y entumecimiento. Esto puede suceder en piernas, brazos y manos. La piel del vientre puede sentirse adormecida al estar tan estirada. Por lo general, el hormigueo y entumecimiento en las manos se produce debido al síndrome del túnel carpiano (causado por la presión de un nervio en la muñeca).

- Venas varicosas: estas son venas azuladas, hinchadas y algunas veces dolorosas debajo de la superficie de la piel. A menudo aparecen en la parte posterior de las pantorrillas o en el interior de las piernas. En este grupo están incluidas las hemorroides.

- Dolor de espalda, pelvis y caderas: estas pueden haber comenzado en el segundo trimestre el embarazo. El estrés en la espalda aumenta a medida que tu vientre crece. Las caderas y el área pélvica pueden doler cuando las hormonas del embarazo relajan las articulaciones de los huesos de la pelvis en preparación al parto.

- Dolor abdominal: los músculos y ligamentos que sostienen el útero continuarán estirándose a medida que el bebé crezca.

- Dificultad para respirar: a medida que el útero crece, los pulmones tendrán menos espacio para expandirse para respirar.

- Mayor crecimiento de los senos: los pezones pueden llegar a derramar un líquido amarillento llamado calostro. Si decides amamantar a tu bebé, este será su primer alimento.

- Mayor aumento de peso: es probable que aumentes de peso en principio del primer trimestre. Tu peso debería regularse a medida que se acerca el parto.

- Estrías: a medida que el bebé crezca, su piel estirará más. Esto puede dar lugar a estrías. Estas pueden verse como pequeñas líneas en la piel. Suelen aparecer en el estómago, pecho y muslos.

- Secreción vaginal: la descarga puede aumentar. Si ves líquido o sangre, debes comunicarte de inmediato con tu médico.


Fuente:

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

Fecha de actualización: 12-03-2020

Redacción: Genaro Aguilar

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.