×
  • Buscar
Publicidad

¿Es normal que duelan las caderas en el embarazo?

¿Es normal que duelan las caderas en el embarazo?

Durante los 9 meses del periodo de gestación las mujeres van a sufrir muchos cambios en su cuerpo, molestias y dolores debidos a las alteraciones hormonales y al propio crecimiento físico que experimentan. El dolor de caderas es una dolencia bastante frecuente durante el embarazo, aunque existen algunas formas de aliviarlo.

Publicidad

La cadera comienza a doler más comúnmente en el tercer trimestre del embarazo. Esto se debe a que los tejidos del cuerpo de hacen más laxos a medida que se va acercando el momento del parto. Estas molestias suelen aparecer al momento de caminar o cuando se duerme apoyada sobre ella. La acción hormonal hace que las articulaciones entre los huesos de la pelvis se ablanden y los ligamentos de la cadera se destensen para facilitar la salida del bebé.

Además, el propio peso del útero hace que la embarazada deba modificar su postura pudiendo llevarla a adoptar una inadecuada. Si el peso lo lleva hacia delante la curvatura de su espalda será más marcada y, además de dolores de cadera, también tendrá dolores de espalda. Estos dolores suelen ser más acentuados por un lado que por otro debido a que el propio bebé suele apoyar la mayor parte de su peso en un lado que en otro.

Otra de las causas de esta dolencia es el aumento de presión sobre el nervio ciático. Este nervio va desde la espalda baja hasta los pies, si el peso del útero lo presiona demasiado puede derivar en entumecimiento, dolor u hormigueo en la cadera, las nalgas y los muslos. Esto se conoce como ciática y cuando el bebé cambie de posición al acercarse la fecha del parto tenderá a aliviarse.

Durante el segundo trimestre del embarazo también puede darse esta molestia derivada del dolor del ligamento redondo. Este ligamento es un cordón grueso que sale de las trompas de Falopio rodeando el útero y conectándolo con la ingle llegando a los labios mayores. La función de este ligamento es mantener el útero en suspensión dentro del abdomen y ligeramente inclinado hacia delante. Durante el embarazo estos ligamentos se estiran y adelgazan para seguir sosteniendo el útero durante su crecimiento. Por lo general, los movimientos rápidos o bruscos provocan que estos se contraigan produciendo dolorosos calambres. La molestia que produce este padecimiento no solo puede afectar a la cadera, también a la pelvis o la ingle.

Existen varias recomendaciones que ayudan a aliviar los dolores de cadera:
 

No te puedes perder ...

Y tambien:

1.            Los masajes en la zona en la espalda y la cadera.

2.            Darse baños de agua caliente o, en su defecto, colocarse compresas calientes en la zona dolorida.

3.            Intentar dormir sobre el lado menos doloroso.

4.            Atender y pedir ayuda en las clases de gimnasia prenatal para corregir la postura.

5.            Realizar ejercicios abdominales y de flexibilización de la parte baja de la espalda.

6.            Utilizar almohadas para apoyar las piernas, para apoyar la zona baja de la espalda o el abdomen superior ayuda a mejorar la sensación de incomodidad mientras se está durmiendo.

7.            Tomar vitaminas y oligoelementos que fortalezcan el organismo.

8.            También se pueden utilizar bandas de embarazo que ofrezcan soporte lumbar y disminuyan la presión sobre la pelvis. 

En el caso de que este dolor surja antes de la semana 37 de embarazo y venga acompañado de una presión o molestia en la zona de la pelvis hacia los muslos es importante acudir al médico ya que puede ser señal de parto prematuro. Otras señales que pueden indicar esto son:

1.            Contracciones inesperadas cada 10 minutos aproximadamente.

2.            Flujo vaginal de color marrón.

3.            Dolor abdominal o calambres, sobre todo en la zona baja del mismo.

4.            Dolor en la espalda que se extiende hacia delante y los lados del cuerpo y que no se consigue aliviar cambiando de postura.

Aunque por lo general los dolores de cadera no suelen significar un parto prematuro nunca está de más atender a todos los posibles síntomas para prevenir. Por otro lado, los dolores de cadera durante el periodo de gestación se clasifican en varios. Los dolores mecánicos son aquellos que se producen en la cadera después de una actividad física prolongada e intensa y se alivian tras descansar. Existe un dolor nocturno que solo se experimenta al estar acostada ya que durante el día no afecta. El dolor de inicio es aquel que aparece al comenzar cierta actividad física y desaparece al poco tiempo. Y, por último, está el dolor reflejado, es decir, aquel que aparece a causa de otros malestares como el dolor abdominal o de espalda durante el embarazo.

Se puede decir que los dolores de cadera son una consecuencia más del embarazo y que la mayoría de las mujeres gestantes los sufrirán en mayor o menor medida. Por ello, lo mejor es intentar buscar la manera de aliviarlos que más de adapte a cada mujer.


Fuente:

Infogen

American Pregnancy Association

Fecha de actualización: 27-05-2019

Redacción: Andrea Rivero

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.