×
  • Buscar
Publicidad

Ensanchamiento de caderas en el embarazo y el posparto

Ensanchamiento de caderas en el embarazo y el posparto

Durante el embarazo el cuerpo de la mujer sufre cambios importantes en todo su organismo, uno de los cuales, y más visible, es el ensanchamiento de sus caderas para poder soportar el peso del útero. Es posible que las mamás se preocupen porque sus caderas queden así tras el parto, pero lo normal es que se recupere la figura anterior en unos meses.

Publicidad

Indice

 

¿Por qué se ensanchan las caderas?

Durante la gestación todo tu cuerpo cambia: los pechos crecen, la tripa también, tus órganos se desplazan… y tus caderas se ensanchan. Todo para poder albergar la vida que crece dentro de ti.

La cadera está formada por varios huesos (isquios, el sacro y el pubis) que forman la pelvis. Estos huesos sujetan la columna vertebral y permiten que caminemos erguidos. Y en el embarazo es una parte fundamental ya que sustentan el útero y forman parte del canal óseo del parto, por el cual debe descender el bebé para salir al exterior. Por lo tanto, es normal que las caderas se vean afectadas por el crecimiento del útero y los cambios del embarazo y se ensanchen considerablemente a lo largo de estos 9 meses.

Las causas de este ensanchamiento son principalmente:

- El aumento de la grasa en esa zona del cuerpo debido a los kilos que se cogen en el embarazo.

- La mayor flexibilidad de los ligamentos debido al aumento de la hormona relaxina para facilitar la salida del bebé en el momento del parto. Así, la sínfisis del pubis (la articulación que se encuentra en el punto inferior de la vulva), por ejemplo, pasa de medir 3 mm a medir unos 8 mm entre las semanas 28 y 32.


¿Desde qué momento se ensanchan y hasta cuándo?

No te puedes perder ...

Tocofobia: el miedo intenso al embarazo y el parto

Tocofobia: el miedo intenso al embarazo y el parto

Se estima que entre el 6 y el 10% de las mujeres viven con esta fobia al embarazo y el parto. Su origen puede estar en factores culturales, biológicos o psicológicos, y puede darse en mujeres que nunca han estado embarazadas o aquellas que lo están

Y tambien:

A partir de la semana 10ª de embarazo es posible notar cómo tus caderas se ensanchan, aunque el aumento mayor comienza a partir de la semana 20, cuando el útero comienza a crecer cada día un poco más.

Y, una vez que has dado a luz, enseguida notarás cómo el volumen de tu tripa baja y las caderas también se van estrechando poco a poco a medida que el útero involuciona y pierdes los kilos ganados en el embarazo. Por supuesto, este proceso llevará más o menos tiempo según los kilos ganados en la gestación, si das el pecho o no, la dieta que sigas y el ejercicio que hagas.

Por eso, si te preocupa volver a tener las caderas que lucías antes del embarazo es importante que no cojas más kilos de los recomendables en el embarazo (entre 10 y 12 kilos si tu Índice de Masa Corporal está ente 19 y 26), y que cuides mucho tu alimentación tanto en el embarazo como en el posparto. Además, en cuanto pase la cuarentena y tu médico te dé permiso, debes empezar a hacer ejercicio para perder la grasa extra.


¿Puede doler la cadera?

Este ensanchamiento de la cadera puede provocar dolores en la zona al crecer de repente y aumentar la laxitud de las articulaciones para facilitar la salida del bebé. Muchas mujeres manifiestan dolores de caderas desde el primer trimestre, aunque son más habituales en las últimas semanas. Estas molestias son más frecuentes al caminar o cuando se duerme apoyada sobre ella.

Este dolor, provocado por el crecimiento del ligamento redondo, se acentúa a medida que el bebé crece y se vuelve más intenso en el tercer trimestre, aunque no todas las mujeres lo notan. Este ligamento es un cordón grueso que sale de las trompas de Falopio rodeando el útero y conectándolo con la ingle llegando a los labios mayores. La función de este ligamento es mantener el útero en suspensión dentro del abdomen y ligeramente inclinado hacia delante. Durante el embarazo estos ligamentos se estiran y adelgazan para seguir sosteniendo el útero durante su crecimiento. Por lo general, los movimientos rápidos o bruscos provocan que estos se contraigan produciendo dolorosos calambres. La molestia que produce este padecimiento no solo puede afectar a la cadera, también a la pelvis o la ingle.

Además, el propio peso del útero hace que la embarazada deba modificar su postura pudiendo llevarla a adoptar una inadecuada. Si el peso lo lleva hacia delante la curvatura de su espalda será más marcada y, además de dolores de cadera, también tendrá dolores de espalda. Estos dolores suelen ser más acentuados en un lado que por otro debido a que el propio bebé suele apoyar la mayor parte de su peso en un lado.

Otra de las causas del dolor de cadera es el aumento de presión sobre el nervio ciático (el nervio va desde la espalda baja hasta los pies). La ciática es común en el embarazo y pyede causar también dolor en la zona de la cadera.

Para aliviar este dolor puedes seguir los siguientes consejos:

1. Realiza ejercicios para fortalecer los músculos de la zona como elevar las caderas por encima del pecho estando acostado boca arriba. Así aliviarás la presión en la zona.

2. Date un baño de agua caliente.

3. Aplica compresas calientes en la zona dolorida.

4. Duerme de lado con las piernas flexionadas y una almohada entre medias. Aunque es mejor dormir sobre el lado izquierdo, si ese lado te duele mucho hazlo sobre el otro más tiempo.

5. Date masajes en la zona de la espalda y la cadera.

6. Utiliza almohadas para apoyar las piernas, para apoyar la zona baja de la espalda o el abdomen superior ayuda a mejorar la sensación de incomodidad mientras se está durmiendo.

7. Puedes probar las fajas de embarazo que ofrecen soporte lumbar y disminuyen la presión sobre la pelvis, pero pregunta antes a tu profesional de la medicina.


Te puede interesar:

El aumento de kilos en el embarazo es un proceso natural diseñado para satisfacer las necesidades de desarrollo del feto. Seguir una dieta equilibrada y saludable al tiempo que se mantiene alguna actividad física compatible con el embarazo es la mejor fórmula para adquirir sólo los kilos necesarios para el bebé.

Fuentes: American Pregnancy Association

Fecha de actualización: 29-09-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.