¿Es normal no tener vómitos en el embarazo?

¿Es normal no tener vómitos en el embarazo?
comparte

Todas las primerizas se preocupan por cada uno de los síntomas y molestias que notan en cuanto saben que están embarazadas; aunque también hay muchas que se preocupan por la ausencia de estos síntomas

No te puedes perder ...

La 31ª semana de embarazo

La 31ª semana de embarazo

El bebé cada vez te molesta más, presiona tus costillas, el diafragma, el estómago y los intestinos. Además, el peso del vientre te causará dolor de espalda. En estas semanas es muy común notar las contracciones de Braxton Hicks, que aún no son las del parto.

Todas las mujeres saben, por sus amigas, familiares, las películas, los libros…, que uno de los síntomas más comunes en las primeras semanas de embarazo son las náuseas y los vómitos. Y cuando pasan los días y se sienten perfectamente, empiezan a preocuparse pensando que algo va mal en el embarazo. Pero, ¿es malo no sentir náuseas?

 

La respuesta es no, por supuesto que no, justo lo contrario, cuantas menos molestias tengas, mejor de salud estarás, más animada y con más fuerzas para afrontar los cambios del embarazo. Aprovecha tu suerte y disfruta estas primeras semanas.

 

Tampoco es que tener náuseas y vómitos sea malo ni afecte al bebé, simplemente que al no poder comer bien y estar mareada, te sentirás más cansada, te costará más coger peso, etc. Pero no hay por qué preocuparse, tanto si tienes vómitos como si no, es algo normal de la gestación y depende de cada mujer y de cada embarazo.


Te puede interesar:
Una de las primeras preguntas que se realiza una embarazada al conocer su estado es "¿cuánto debo subir de peso durante el embarazo?" ya que más allá de las razones estéticas, engordar más kilos de los debidos puede ocasionar problemas de salud tanto a la madre como al feto.


Fecha de actualización: 03-07-2012

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>