• Buscar
Publicidad

¿Embarazada o va a bajar la regla?

¿Embarazada o va a bajar la regla?

En algunas ocasiones, diferenciar lo que está pasando en tu cuerpo puede ser muy difícil. Sobre todo, puedes dudar de si estás embarazada o te va a venir la regla, ya que los primeros síntomas pueden confundirse perfectamente con los síntomas premenstruales.

Publicidad

Índice

 

¿Cuáles son las señales del embarazo?

Las primeras semanas del embarazo se pueden apreciar una serie de síntomas:

- Dolor en los pechos y tensión mamaria: el pecho está más hinchado, más sensible, a veces puede llegar a doler el roce del sujetador.

- Dolor abdominal: el aumento de gases puede acentuar las molestias abdominales del embarazo. La mujer embarazada puede confundir estos dolores con el dolor de tipo cólico de la regla, pero el dolor abdominal de la gestación tiene mayor intensidad al final del día y es difícil de calmar.

- Irritabilidad y somnolencia: estos dos síntomas en el embarazo suelen ser muy marcados. Tus hormonas pueden hacer que sufras cambios de humor. Además, estarás más cansada, ahora tu cuerpo tiene que hacer un esfuerzo mayor para dar lo que necesita al bebé.

- Sensación de náusea y vómitos: olores o sabores que antes no parecían molestarte ahora pueden causarte náuseas o, incluso vómitos.

- Estreñimiento y gases: el enlentecimiento intestinal está asociado al aumento de progesterona. Esto puede llevar consigo un estreñimiento acentuado y a un aumento de la flatulencia. Los gases pueden hacer que la sensación de náuseas o los  vómitos se vean acentuados.

- Migrañas: algunas mujeres que suelen tener migrañas pueden verlas acentuadas en la gestación. Esto se debe a los altos niveles de progesterona que circulan en el cuerpo de las gestantes.

- Sangrado de implantación: puede suceder o no un pequeño sangrado que se produciría cuando se ha implantado el embrión en el útero dias después de la fecundación. 
 

¿Puedo estar embarazada sin no tengo estos síntomas?

Puede parecer que todas las mujeres que se quedan embarazadas tienen que sufrir estos síntomas, pero no es así. Hay mujeres que simplemente no padecen los síntomas anteriormente descritos y sólo sabe que está embarazada por dos motivos:

- No tiene la menstruación: la amenorrea es uno de los síntomas principales de un embarazo

- Se ha hecho la prueba de embarazo y esta ha dado positiva.

No te preocupes por no tener síntomas de embarazo, ¡eres una de las afortunadas! Simplemente tendrás que preocuparte de disfrutar tu embarazo y nada de estar pensando en cómo paliar estos tan molestos síntomas.
 

¿Cuáles son los signos del síndrome premenstrual?

El síndrome premenstrual es lo que sucede los días antes de la llegada de la regla. Entre ellos nos podemos encontrar:

- Alteración del estado de ánimo: lo que suele suponer irritabilidad, mal humor, nerviosismo, inseguridad, etc. Esto puede llegar a repercutir a la vida personal de la mujer.

- Aumenta la retención de líquidos: normalmente te puedes sentir más hinchada, la ropa te puede quedar más ajustada, etc.

- Dolor abdominal: este dolor suele ser punzante, tipo cólico y suele ceder con la toma de analgésicos.

Articulo relacionado: Estoy embarazada y tengo miedo

- Cefalea: a veces puede llegar a ser intensa y a 24 o 48 horas antes del primer día de la menstruación.

- Manchado de la regla.
 

¿Cómo se puede diferenciar el sangrado de implantación de la regla?

Muchas mujeres pueden confundir un signo del embarazo (el sangrado de implantación) con la regla. Esta hemorragia suele producirse los días cercanos al siguiente ciclo menstrual, lo que puede hacer que muchas mujeres lo confundan con la regla. Este sangrado se produce al introducirse el embrión en las paredes del endometrio. 

Debes tener que cada organismo es diferente, por lo que el sangrado de implantación se puede manifestar de diferentes maneras en cada mujer. Aunque no hay un patrón fijo para diferenciar en sangrado de implantación de la menstruación, se debe tener en cuenta:

- Color: la sangre de implantación es más oscura, acercándose al color marrón en lugar del rojo habitual, algo que se nota a simple vista.

- Densidad: el sangrado de implantación tiene una textura más ligera y diluida, generando una mancha opaca.

- Cantidad: el flujo de sangrado de implantación es mucho menor que el de la menstruación.

- Duración: el sangrado de implantación puede durar de uno a tres días, pero nunca los 5 días regulares de la regla.
 

¿Cuándo puedo hacerme el test del embarazo?

Se recomienda hacerte el test de embarazo al menos cuando haya pasado una semana de retraso de la menstruación (amenorrea). No se debe hacer antes para evitar los falsos positivos (que se podrían dar si la cantidad de la hormona gonadotropina, también llamada beta HCG, es insuficiente en la orina).

El falso negativo es cuando la prueba de gestación da un resultado negativo, aunque la mujer realmente está embarazada (aunque de menos tiempo del que cree).
 

¿Por qué no me viene la regla si no estoy embarazada?

1. Cambios de peso: los cambios importantes de peso son una de las razones principales de que la regla se desestabilice. Si hace poco has perdido o ganado un 10% de tu peso, es normal que tu ciclo menstrual se alargue y, por tanto, la regla se retrase o no aparezca en el mes afectado. Los cambios de peso producen desequilibrios hormonales, sobre todo en los niveles de estrógeno que afectan a la liberación de los óvulos en cada ciclo.

2. Has entrenado demasiado en el gimnasio: el ejercicio extremo puede hacer que las hormonas no se sincronicen con las hormonas reproductivas.

3. Estrés:  tanto el estrés físico como el mental puede hacer que la menstruación se retrase. Si estás pasando por una temporada en la que tienes mucho trabajo y tensión o por una situación personal delicada, no te debes sorprender si la regla no aparece cuando debería.

3. Como efecto secundario a una medicación: algunos fármacos pueden causar irregularidades menstruales, sobre todo los antidepresivos y otros psicotrópicas

4. Algunos métodos anticonceptivos: el DIU o la píldora piden desequilibrar el ciclo menstrual.

5. Problemas de tiroides: tener esta glándula hiperactiva o hiperactiva puede tener impacto en el ciclo menstrual. La tiroides es una de las encargadas de ayudar en la regulación del metal olisco y la temperatura corporal. Cuando esta glándula se desequilibra, todo el organismo se desordena.

6. Perimenopausia: este es el periodo de tránsito hacia la menopausia. Suele iniciarse en torno a los 40 años, pero a veces puede empezar antes. Normalmente vienen acompañados de síntomas como sofocos y cambios de humor.

7. Eres demasiado joven: si eres casi adolescente tu cuerpo estará aún en desarrollo. En las adolescentes es normal que haya saltos en los ciclos menstruales. En esta etapa las hormonas están cambiando rápidamente y al cuerpo le suele costar estar a la altura de esos cambios.

No te preocupes, los expertos dicen que es normal tener un par de ciclos irregulares al año.


Glosario

Dismenorrea

Definición:

Irregularidad del ciclo menstrual asociado al dolor.

Síntomas:

Calambre en las piernas, dolor pélvico o abdominal intenso, dolor en la parte baja de las espalda (a la altura de los riñones), dolor de cabeza, náuseas, mareos, vómitos, desmayos, diarrea o estreñimiento, fatiga, así como ansiedad, irritabilidad o depresión.

Tratamiento:

Antiinflamatorios y paracetamol para paliar el dolor. Los baños de agua tibia y el calor local también ayudan. Si los síntomas son muy fuertes, se puede recurrir a un tratamiento hormonal.

Fuentes: "Los consejos de tu matrona", Guía elaborada por la Asociación Española de Matronas.

Fecha de actualización: 02-06-2021

Redacción: Sara Tizón

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×