×
  • Buscar
Publicidad

Dolor de costillas por la presión del bebé

Dolor de costillas por la presión del bebé

En las últimas semanas de embarazo, cuando el bebé ya está muy grande y apenas cabe en el útero, es normal que cause dolor en la zona de las costillas a causa de la presión que ejerce sobre la zona, sobre todo al moverse.

Publicidad

Índice

 

¿Por qué duelen las costillas?

Existen varios motivos por los que pueden doler las costillas en el embarazo. El más habitual es la presión que ejerce el bebé sobre ellas. Al crecer el útero, tus órganos se desplazan y presionan los pulmones, modificando la forma de la caja torácica. Por ello, las costillas se expanden hacia fuera, lo que puede causar molestias en los espacios intercostales. Las embarazadas suelen sentir este dolor especialmente en el lado derecho, justo debajo del pecho.

Asimismo, las patadas del bebé cuando está ya colocado boca abajo, pueden darte justo en las costillas y causar bastante daño. Algunos bebés se mueven más que otros, por lo que si el tuyo es de los movidos, es probable que notes más dolor.

Algunas mujeres experimentan el dolor de costillas de manera más intensa que otras, depende en gran parte de la posición del bebé. A veces puede llegar a faltar el aire.

Si el bebé está en posición de nalgas, es decir, con la cabeza hacia arriba, la presión de la cabeza encajada bajo las costillas también puede causar mucho malestar.

El dolor en las costillas es más habitual en las últimas semanas y cede cuando el bebé se encaja en la pelvis ya que el cuerpo desciende y la presión disminuye. Sin embargo, puede empezar a notarse desde el cuarto mes de embarazo ya que el aumento de la progesterona puede causar dolor en las costillas.

¿Puede tratarse de  neuritis intercostal?

La neuritis intercostal, es un síntoma muy común que normalmente aparece después del 2º trimestre debido a la inflamación de los nervios de esta región.

Esta inflamación ocurre debido a los cambios hormonales propios de la gestación que hacen que el organismo comience a acumular más líquido haciendo que se hinche, esta hinchazón hace que se compriman los nervios.

Además de esto, con el aumento del útero, el diafragma sube y el volumen del tórax disminuye durante la respiración, reduciendo el espacio entre las costillas, lo que comprime aún más los nervios que se encuentran en estos espacios provocando dolor intenso.

Estos son los principales síntomas:

El dolor:

No te puedes perder ...

La piel de tu bebé

La piel de tu bebé

Frágil, tersa, suave y vulnerable, la piel de tu pequeño demanda protección y cuidados constantes para evitar los problemas más comunes que sufren en esta edad

Y tambien:

- es intenso y se localiza en la región de las costillas o en el pecho

- se irradia a la región por debajo de las costillas, los hombros o el estómago

- se mantiene incluso durante el reposo

- empeora al hacer movimientos repentinos como girar el cuerpo o levantar objetos

Pueden surgir otros síntomas, como por ejemplo, sudoración frecuente, espasmos musculares, fiebre y sensación de hormigueo en la piel. Debido a los síntomas la mujer puede confundir estos dolores con problemas cardíacos, lo que puede hacer que sus niveles de estrés aumenten.

Por lo tanto, se aconseja consultar rápidamente con el obstetra para realizar exámenes de diagnóstico como radiografías (si fuese necesario) para identificar el problema y poder iniciar el tratamiento.

¿Qué otras causas pueden ocasionar dolor de costillas en el embarazo?

Otras causas menos habituales de dolor en las costillas son:

- Infección urinaria: Si la infección se extiende a los riñones, puede causar dolor en la zona.

- Crecimientos de los senos: Al aumentar los pechos, pueden presionar en la zona de las costillas.

- Tensión y estrés: Las preocupaciones propias de estos meses pueden causar un dolor agudo y punzante, que dura unos segundos, bajo las costillas, causado por el estrés y los nervios.

¿Cómo aliviar este dolor?

- Si la posición del bebé te molesta, inspira hondo abriendo tu caja torácica hacia los laterales y levanta un brazo como si quisieras tocar el techo. Repite luego con el otro brazo.

- La postura del gato también ayuda a liberar espacio y sentirse mejor. Ponte a cuatro patas sobre el suelo y redondea la espalda hacia arriba, mantente así unos segundos y después ponla recta de nuevo. Repite varias veces.

- Corrige tus posturas. Elige aquellas que te ayuden a estirar el tórax y practica yoga para sentirte mejor. Evita encorvarte.

- No uses ropa muy ajustada en la zona del pecho, incluyendo el sujetador.

- Usa almohadas para dormir que te permitan estar cómoda. Duerme siempre de lado y mejor sobre el izquierdo.

- Anda mucho, así fortalecerás tu musculatura y estarás más en forma.

- Realiza estiramientos todos los días. Realizar estiramientos puede ayudar a que los nervios no se contraigan.

- Date una ducha de agua tibia,  esta te puede ayudar a relajar tus músculos y no estar tan tensa.

- Haz reposo, para aliviar el dolor se recomienda mantener reposo, siempre que sea posible. Lo ideal es mantenerte acostada en una superficie dura como una mesa o un colchón rígido, esto evita el movimiento de las costillas.

- Usa una faja durante el embarazo, puede ayudarte a aliviar la presión en las costillas. Antes de comenzar a utilizarla debes consultarlo con tu obstetra.

- Aplícate compresas calientes sobre las costillas, esto permite que los músculos se relajen y evita que presionen los nervios intercostales.

- Puedes acudir a yoga o a acupuntura, estas alivian los síntomas de neuralgia en algunas mujeres embarazas. Es importante que, si quieres realizar alguna terapia alternativa (como la acupuntura), consultes antes con el médico que sigue tu embarazo, por si por cualquier motivo pudiese estar contraindicado.

Acude a tu médico si quieres tomar algún antiinflamatorio o analgésico. Durante el embarazo están completamente contraindicado que te automediques, ya que esto puede perjudicar el desarrollo del bebé. En el caso de que el dolor en las costillas esté siendo provocado por alguna causa específica como falta de vitaminas o infecciones virales, el obstetra recetará los medicamentos necesarios, que pueden incluir la ingesta de un complejo de vitamina B para suplir la falta de vitaminas o, un antiviral para combatir una infección.


Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.