La 35ª semana de embarazo

La 35ª semana de embarazo
comparte

Cada vez queda menos para el tan ansiado momento y deberás ir preparando todas las cosas para el parto, antes de que el cansancio y el peso te impidan hacerlas. El bebé aumenta su peso de forma rápida para tener las mayores defensas posibles al nacer.

Tu bebé está entre los 2,4 y 2,7 kilos y mide entre 40 y 45 cm. Ahora comienza el período de aumento de peso más rápido del bebé, entre 250 y 350 gramos por semana.

Sus riñones están totalmente desarrollados y su hígado puede tratar algunos residuos. La mayor parte de su desarrollo básico físico está completo -pasará las próximas pocas semanas cogiendo peso.

Su piel se alisa y el lanugo comienza a caer. Cuando el bebé está despierto los ojos están abiertos y podría diferenciar entre la luz y la oscuridad. Las pupilas de sus ojos ya pueden detectar luz contrayéndose y dilatándose según sea necesario.

Como está tan incómodo, ya no se mueve tanto pero sigue dando patadas.

Cambios en la madre

Lo más probable es que desde que empezaste a sentir a tu bebé te sientas muy unida a él y tengas más conciencia de los cuidados que hay que tener durante el embarazo. Este lazo se fortalecerá aún más una vez que nazca y a medida que vaya creciendo. 

Es posible que estés nerviosa y ansiosa con el nacimiento, aprovecha esta energía para ir adelantando algunas cosas que no tendrás tiempo de hacer cuando llegue tu retoño.

Tu útero -ahora encima de tus costillas- ha crecido aproximadamente 15 veces su volumen original. Si pudieras echar una ojeada dentro de él, verías que hay mucho menos fluido amniótico y mucho más bebé allí ahora. Tu útero aprieta tus órganos internos y por eso ahora tienes que orinar más a menudo, notas ardor de estómago y otros problemas digestivos.

Como ya ha empezado la cuenta atrás puede que te cueste mucho moverte y hacer las miles de cosas que habías hecho hasta el momento. Si no tienes fuerzas para hacer otras actividades pide ayuda a otras personas.

Tu médico probablemente querrá comenzar a verte cada semana hasta que des a luz. Contará los movimientos fetales y rastreará el nivel de actividad de tu bebé. Entre esta y la 37ª semana de embarazo hará un cultivo para comprobar si tienes una bacteria llamada estreptococo del Grupo B, una bacteria que puede encontrarse en el aparato digestivo de cualquier ser humano.

La única forma de saber si hay colonización vaginal por esta bacteria es mediante un cultivo de secreciones en el introito vaginal (entrada de la vagina) y de la región perianal. Esta bacteria por lo general es inofensiva en adultos, pero si la tienes y pasa a tu bebé durante el parto, puede causarle complicaciones (como una pulmonía, meningitis o una infección de sangre). Como el 10% de mujeres embarazadas tiene la bacteria y no lo sabe, es importante ser precavido.

Es también un buen momento para realizar el plan de nacimiento: quién estará presente, qué técnicas de control del dolor prefieres, preparar la maleta para ti y el bebé, etc.

 

 


Fuente:

Stoppard, Dra. Miriam (2006), Padres primerizos, Barcelona, Pearson.

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×