• Buscar
Publicidad

La 35ª semana de embarazo

La 35ª semana de embarazo

Cada vez queda menos para el tan ansiado momento y deberás ir preparando todas las cosas para el parto, antes de que el cansancio y el peso te impidan hacerlas. El bebé aumenta su peso de forma rápida para tener las mayores defensas posibles al nacer.

Publicidad

Indice

 

Articulo relacionado: La 10ª semana de embarazo

Evolución del feto en la semana trigésima quinta del embarazo

Tu bebé está entre los 2,4 y 2,7 kilos y mide entre 40 y 45 cm. Ahora comienza el período de aumento de peso más rápido del bebé, entre 250 y 350 gramos por semana.

Sus riñones están totalmente desarrollados y su hígado puede tratar algunos residuos. La mayor parte de su desarrollo básico físico está completo -pasará las próximas pocas semanas cogiendo peso.

Su piel se alisa y el lanugo comienza a caer. Cuando el bebé está despierto los ojos están abiertos y podría diferenciar entre la luz y la oscuridad. Las pupilas de sus ojos ya pueden detectar luz contrayéndose y dilatándose según sea necesario.

Como está tan incómodo, ya no se mueve tanto pero sigue dando patadas.

En esta semana es posible que se encaje, es decir, que descienda hasta la pelvis, lo que disminuirá tus molestias en las costillas, pero notarás una gran presión en la pelvis y mayores dolores en la zona. 

A partir de la semana 35, la placenta empieza a transferir al feto una inmunidad temporal frente a enfermedades infantiles como el sarampión o las paperas, por eso no se vacuna de estas enfermedades hasta los 12 o los 15 meses.
 

Cambios en la madre en la semana 35 del embarazo

Lo más probable es que desde que empezaste a sentir a tu bebé te sientas muy unida a él y tengas más conciencia de los cuidados que hay que tener durante el embarazo. Este lazo se fortalecerá aún más una vez que nazca y a medida que vaya creciendo. 

Es posible que estés nerviosa y ansiosa con el nacimiento, aprovecha esta energía para ir adelantando algunas cosas que no tendrás tiempo de hacer cuando llegue tu retoño.

Tu útero -ahora encima de tus costillas- ha crecido aproximadamente 15 veces su volumen original. Si pudieras echar una ojeada dentro de él, verías que hay mucho menos fluido amniótico y mucho más bebé allí ahora. Tu útero aprieta tus órganos internos y por eso ahora tienes que orinar más a menudo, notas ardor de estómago y otros problemas digestivos.

Como ya ha empezado la cuenta atrás puede que te cueste mucho moverte y hacer las miles de cosas que habías hecho hasta el momento. Si no tienes fuerzas para hacer otras actividades pide ayuda a otras personas.
 

¿Cómo cuidarse esta semana?

Tu médico probablemente querrá comenzar a verte cada semana hasta que des a luz. Contará los movimientos fetales y rastreará el nivel de actividad de tu bebé. Entre esta y la 37ª semana de embarazo hará un cultivo para comprobar si tienes una bacteria llamada estreptococo del Grupo B, una bacteria que puede encontrarse en el aparato digestivo de cualquier ser humano.

La única forma de saber si hay colonización vaginal por esta bacteria es mediante un cultivo de secreciones en el introito vaginal (entrada de la vagina) y de la región perianal. Esta bacteria por lo general es inofensiva en adultos, pero si la tienes y pasa a tu bebé durante el parto, puede causarle complicaciones (como una pulmonía, meningitis o una infección de sangre). Como el 10% de mujeres embarazadas tiene la bacteria y no lo sabe, es importante ser precavido.

Es también un buen momento para realizar el plan de nacimiento: quién estará presente, qué técnicas de control del dolor prefieres, preparar la maleta para ti y el bebé, etc.

También debes preparar ya la bolsa para el hospital con la ropita y objetos del bebé y los tuyos. Recuerda meter tus documentos oficiales y los del embarazo.

Si aún no te han vacunado de la tos ferina, todavía estás a tiempo ya que se recomienda hacerlo entre la semana 27 y la 36 para asegurarse de que traspasa anticuerpos contra esta enfermedad al feto, quien no será vacunado hasta los 2 meses, por lo que esta protección que le brindas puede ser fundamental.

 

 


Te puede interesar:

La mejor manera de cómo saber sí hay embarazo si se tienen sospechas es realizando un test o bien esperando a que se produzca la primera falta de la regla trás la concepción.

Glosario

Meningitis

Definición:

Es una enfermedad infecciosa que puede afectar a todas las personas, pero que tiene especial incidencia en la edad infantil. La meningitis se produce por la inflamación de las meninges, las membranas que cubren todo el sistema nervioso, situado bajo el cráneo (cerebro, cerebelo, etc.) y la columna vertebral (médula espinal). Éstas actúan a modo de filtro, impidiendo la entrada de microorganismos perjudiciales para nuestro sistema nervioso y producen a su vez un líquido que circula entre sus capas, de modo que amortiguan los golpes y evitan que cualquier movimiento brusco que realicemos pueda dañar nuestra médula espinal o nuestro cerebro: es el llamado líquido cefalorraquídeo, que protege las estructuras del sistema nervioso central. Los gérmenes capaces de llegar a las meninges son muchos y muy variados, pero sin duda los dos grupos de microorganismos más frecuentes son los virus y las bacterias, que dan lugar a los diferentes tipos de meningitis conocidas: MENINGITIS VÍRICAS: Por fortuna representan la causa más frecuente de meningitis (80%), pues son en la mayoría de los casos meningitis benignas. Algunos de los virus implicados son bien conocidos por todos, como el virus de la varicela, del herpes, del sarampión, de la gripe, etc. Habitualmente no tienen tratamiento, salvo en contados casos como el de la varicela y el del herpes, y se curan solas sin dejar secuelas. MENINGITIS BACTERIANAS: Son menos frecuentes (20%), pero más graves. Existen muy pocas bacterias capaces de producir meningitis, pero son mucho más dañinas que los virus: Neisseria Meningitidis o Meningococo: Existen multitud de variantes de meningococo (tipo A, B, C, D, X, Y,…). En España los más frecuentes son los conocidos como B y C. Haemphilus influenzae: Es la responsable de cuadros de meningitis sólo en niños pequeños, entre los 3 meses y los 5 años de edad, pues con el crecimiento el organismo aprende a defenderse de él. Streptococcus pneumoniae o neumococo: Es la causante de meningitis en niños menores de 2 años. En ocasiones puede dejar secuelas como la sordera, aunque con más frecuencia produce otro tipo de enfermedades más banales como otitis, sinusitis, neumonías, etc.

Síntomas:

Fiebre elevada. Vómitos. Dolor de cabeza.

Tratamiento:

Consiste en una serie de antibióticos que combaten la infección.

Fuente:

Stoppard, Dra. Miriam (2006), Padres primerizos, Barcelona, Pearson.

Fecha de actualización: 08-02-2021

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×