×
  • Buscar
Publicidad

¿Cuándo empieza el vómito en el embarazo?

¿Cuándo empieza el vómito en el embarazo?

El vómito en el embarazo suele ser uno de los síntomas del primer trimestre y a veces puede ser realmente molesto, aunque no todas las mujeres lo experimentan con la misma intensidad. De cualquier forma, siempre es bueno saber cuándo empiezan para estar preparada.

Publicidad

Índice

Son distintos los síntomas que una mujer embarazada experimenta durante esta etapa, además de que algunos van a ser más soportables que otros, por lo que puedes pasarla mal por un rato y no saber cómo solucionarlos.

Cuando no se conoce sobre los síntomas del embarazo es probable que no esperes la llegada de algunos, por lo que, aunque sepas que existen los vómitos, puede que te tomen desprevenida durante esta etapa.

¿Qué son las náuseas del embarazo?

Debes saber que las náuseas y los vómitos del embarazo están ligados, además de que si no sabías que estabas embarazada estos síntomas te pueden dar una señal de que puedes estarlo debido a que son de los primeros síntomas que experimenta una mujer embarazada.

A este síntoma también se le conoce como las náuseas matutinas, pero realmente no es exclusivo de ocurrir durante la mañana, sólo que muchas las experimentan sobre todo durante las primeras horas del día.

Tanto las náuseas como el vómito pueden empezar en la sexta semana de tu embarazo, así que, aunque tu cuerpo todavía no muestre señales obvias de tu embarazo, es probable que ya esté dándote ciertas pistas.

El vómito no suele ser algo de qué preocuparse durante todo el embarazo, ya que a pesar de ser molesto sólo va a durar cierto tiempo dentro del primer trimestre, deteniéndose entre las semanas 16 y 18, aunque hay algunas mujeres que llegan a tenerlo por más tiempo.

¿Cuándo son náuseas de carácter grave?

No son normales las náuseas en el embarazo que son tan frecuentes e intensas y como consecuencia vomitas varias veces al día, pierdes peso y te deshidratas o corres el riesgo de deshidratarse.

Estas náuseas de carácter grave se conocen como “hiperémesis gravídica” y suelen seguir una secuencia temporal similar a las náuseas del embarazo, aunque suelen iniciarse antes (entre la cuarta y la quinta semana) y suelen durar más tiempo.

Algunas mujeres con náuseas de carácter grave pueden notar una mejoría cuando concluye la primera mitad del embarazo (en torno a la vigésima semana), algunas siguen experimentando estos vómitos durante todo el embarazo. A menudo los síntomas pierden intensidad conforme va avanzando la gestación.

En la mayoría de las ocasiones, esto ocurre durante el primer embarazo y las mujeres que la presentan en un embarazo son más proclives a volverla a presentar en los embarazos posteriores.

No se conocen la causa exacta de la hiperémesis gravídica, pero los expertos creen que puede estar relacionado con los cambios hormonales que suceden durante el embarazo, al igual que las náuseas habituales. En concreto, se sospecha que puede ser debido a la hormona denominada gonatropina coriónica humana.

También se cree que la hiperémesis gravídica puede ser hereditaria, ya que es más frecuente en las mujeres cuyas familiares cercanas la han padecido.

¿Por qué no tengo náuseas en el embarazo?

Es normal esperar que este síntoma llegue en cualquier momento del embarazo debido a que es de los más famosos y el que primero se relaciona con la posibilidad de estar embarazada, ya que suele ser una señal de enfermedad, pero si estás completamente saludable puede tratarse de un embarazo.

Si ya sabes que estás embarazada puede que estés pendiente del momento en que ocurran las primeras náuseas matutinas, pero si ves que han pasado varios días y no las has experimentado, no debes preocuparte. Es completamente normal que no se experimente este síntoma, no significa que algo esté yendo mal con el desarrollo del embarazo.

En realidad, cuantas menos molestias experimentes durante esta etapa va a ser mejor para ti, ya que de por sí se necesita mucho cuidado, por lo que cuanto mejor te encuentres, mejor.

Los vómitos suelen ser distintos para cada futura mamá, para algunas van a ser muy leves, para otras van a ser casi insoportables, para algunas puede generar alguna situación de riesgo y también es probable que algunas no las tengan.

¿Qué es bueno para controlar el vómito en el embarazo?

Siempre es bueno conocer algún remedio para controlar las náuseas, pero ahora que en el embarazo vas a tener que aguantarlas por un rato te dejamos los siguientes consejos:

- Evita comer alimentos ricos en grasas y sal: los alimentos ricos en estos alimentos pueden hacer que sufras de malestar estomacal. Controla la ingesta de estos alimentos si quieres controlar las náuseas.

- Come unas galletas antes de levantarte de la cama por la mañana.

- El jengibre suele aliviar este síntoma: puedes ingerir el jengibre en diferentes formas, en infusión, en galletas, etc. Para muchas mujeres este es un remedio instantáneo contra las náuseas.

- No bebas mucho líquido durante las comidas: la hidratación es importante, pero es mejor que no llenes el estómago de líquido mientras estás comiendo.

- Come en pequeñas cantidades, pero con más frecuencia.

- Evita estar cerca de alimentos que emitan un olor fuerte: tanto el olor o el sabor puede sufrir alteraciones en el embarazo, evita estar cerca de olores molestos que pueden marearte el estómago.

- Evita moverte de manera brusca.

¿Cuándo se debe llamar al médico por las náuseas?

Es importante llamar al médico inmediatamente si presentas alguno de los siguientes síntomas:

No te puedes perder ...

Y tambien:

- Náuseas que persisten a lo largo de todo el día y llegan a imposibilitar la conducta de comer o beber.

- Vómitos que ocurren tres o cuatro veces al día o incapacidad de retener cualquier alimento o bebida en el estómago.

- Vómitos que tienen un color tirando a marrón, con sangre o con vetas de sangre.

- Los vómitos vienen acompañados de pérdida de peso.

- Sufres desmayos, vértigos o pérdida del equilibrio.

- Reducción de la cantidad de orina.

- Los vómitos vienen acompañados de una aceleración de la frecuencia cardíaca.

- Tienes dolores de cabeza recurrentes.

- Sufres de un olor corporal desagradable o un sabor frutado en la boca.

- Las náuseas o los vómitos vienen acompañados de una fatiga extrema.

- Te encuentras confusa.


Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.