×
  • Buscar
Publicidad

Estoy embarazada y me duele el vientre

Estoy embarazada y me duele el vientre

Los primeros meses del embarazo parecen una enfermedad ya que la mayoría presenta náuseas, vómitos y dolores varios, aunque no son una enfermedad en sí, sino síntomas asociados al embarazo.

Publicidad

El dolor abdominal en el embarazo puede ser causado por el crecimiento del útero, estreñimiento o gases, y puede ser aliviado a través de una alimentación equilibrada, actividad física o con la ingestión de algunos té. 

 

Durante el primer trimestre de embarazo una de las principales causas del dolor abdominal son:

 

- Infección urinaria. La infección urinaria es un problema muy común en la gestación que, normalmente, surge al inicio del embarazo. La cistitis es el nombre de la infección de la vejiga y, aunque lo más común es que como hemos dicho ocurra al principio del embarazo, puede estar presente en cualquier periodo de la gestación. Si sospechas que puedes tener una infección urinaria debes ponerte en contacto con el médico que sigue tu embarazo cuanto antes, debes evitar que la infección se expanda y pueda llegar a los riñones. Además del dolor abdominal, las infecciones urinarias presentan otros síntomas: dolor o sensación de ardor al orinar, necesidad de orinar con frecuencia, dificultad para contener la orina, ganas de orinar teniendo la vejiga vacía, dolor o sensación de peso en la vejiga, sangre en la orina, etc.

No te puedes perder ...

Y tambien:

 

- Embarazo ectópico. El embarazo ectópico ocurre debido al crecimiento del feto fuera del útero, siendo más común en las trompas y, por esto, puede surgir hasta las 10 semanas de gestación. Cualquier localización del cuerpo de la mujer que no sea el útero no es compatible con un embarazo y puede causar complicaciones en la mujer cuando el feto comienza a crecer. El embarazo ectópico se considera una emergencia médica. Además del dolor abdominal tiene otros síntomas como dolor al evacuar, sangrado vaginal, rigidez en los músculos abdominales, presencia de alguna masa palpable en la ingle, náuseas y vómitos, etc. Normalmente, el diagnóstico se realiza por ultrasonido.

 

- Aborto espontáneo. El aborto es una situación de emergencia que, generalmente, ocurre antes de las 20 semanas. Causa dolor abdominal en el bajo vientre, sangrado vaginal o pérdida de líquidos por la vagina, salida de coágulos o tejidos y dolor de cabeza.

 

En el segundo semestre de embarazo normalmente es causado por problemas como:

 

- Preeclampsia. La preeclampsia es el aumento de la presión arterial en el embarazo, de forma súbita y difícil de tratar. Se caracteriza por el dolor abdominal acompañado por la hinchazón en la cara, en las manos y en las piernas, dolor de cabeza, visión borrosa, náuseas y vómitos. Además, la preeclampsia puede hacer que una mujer tenga convulsiones.  

 

- Desprendimiento de la placenta. El desprendimiento de la placenta es un problema grave del embarazo que se puede desarrollar después de las 20 semanas y que puede provocar parto prematuro o aborto, dependiendo de las semanas de gestación, aunque lo más común es que la placenta se desprenda en el tercer trimestre. Los síntomas que acompañan al dolor abdominal intenso (y lumbar) en el desprendimiento de placenta son sangrados vaginales (que pueden ser voluminosos o discretos), contracciones uterinas o hipotensión arterial (en el caso de sangrados muy abundantes). 

 

- Contracciones de entrenamiento. Las contracciones de Braxton-Hicks son las contracciones de entrenamiento que normalmente surgen después de las 20 semanas y duran menos de 60 segundos, pero que generalmente provocan poco dolor abdominal. Estas contracciones suelen ser cortas, irregulares y de baja frecuencia. No aumentan el riesgo de los partos prematuros y causan más molestias que dolor. Por lo general, cambiar de posición y quedarse en reposo es algo suficiente para que desaparezcan.

 

En el tercer trimestre de embarazo las causas a este dolor son:

 

- Estreñimiento y gases. El estreñimiento es más común al final del embarazo debido al efecto de las hormonas y de la presión que el útero ejerce sobre el intestino, lo que hace que se disminuya su funcionamiento, facilitando el desarrollo de estreñimiento y de gases. 

 

- Dolor en el ligamento redondo. El dolor en el ligamento redondo surge debido al estiramiento excesivo del ligamento que une el útero a la región pélvica debido al crecimiento de la barriga. Este tipo de dolor es un malestar común durante el embarazo. Alrededor de tu útero se encuentran unos ligamentos llamados ligamentos redondos. A medida que tu útero crece durante el embarazo, los ligamentos se estiran y se espesan para proporcionarle más apoyo.  Estos cambios a veces causan dolores agudos en uno o ambos lados del abdomen.

Es posible que el dolor en los ligamentos redondos se sienta como una punzada aguda si cambias de posición repentinamente; por ejemplo, al levantarte de la cama, de una silla, o cuando toses, te das la vuelta en la cama o sales de la bañera. También puedes sentir un dolor sordo después de un día muy activo; por ejemplo, si has caminado mucho o has hecho alguna otra actividad física.

Aunque el dolor de los ligamentos redondos es un malestar común e inofensivo, los dolores abdominales fuertes durante el embarazo pueden indicar un problema obstétrico serio, como el parto prematuro, la preeclampsia severa o el desprendimiento de la placenta, así como un problema médico que no está relacionado con el embarazo, como la apendicitis. Por eso, es importante que la mujer consulte al obstetra o vaya inmediatamente al hospital para recibir el tratamiento adecuado si tiene dolor fuerte en la zona del vientre.

- Trabajo de parto: cualquier parto que ocurra después de la semana 37 de gestación se considera un embarazo normal (parto a término). Cuanto antes sea el parto, menos tiempo ha tenido el bebé a desarrollarse, así que tendrá mayor riesgo de complicaciones. Los síntomas de que el trabajo de parto ha empezado son: contracciones uterinas frecuentes y ritmadas, que se intensifican a medida que el tiempo pasa, sangrado vaginal leve, rotura de la bolsa de agua, sensación de presión en la región pélvica. Si no estás en las últimas semanas de gestación y detectas alguno de estos síntomas, debes ponerte en contacto con tu médico.

Otras causas menos comunes del dolor abdominal en el embarazo son:

- Rotura uterina
- Infección del líquido amniótico
- Útero encarcelado
- Esteatosis hepática del embarazo 
- Hemoperitoneo espontáneo


Fuentes:

MD Saude, https://www.mdsaude.com/es/embarazo/dolor-abdominal-embarazo/

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

Fecha de actualización: 25-11-2019

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.