×
  • Buscar
Publicidad

¿En qué semana notas al bebé?

¿En qué semana notas al bebé?

Desde el momento que sabes que estás embarazada, seguro que estás deseando que llegue la hora de notar a tu bebé moviéndose dentro de ti, algo que puede pasar antes o después según tu complexión física, la posición de la placenta, si es tu primer embarazo o no, etc.

Publicidad

Aunque el bebé comienza a moverse desde la octava semana de embarazo, al principio con movimientos espasmódicos y luego con movimientos más intencionales, tú no podrás notarlo hasta la semana 18-22, momento en que mide entre 17 y 22 y, por lo tanto, sus patadas y movimientos se notan contra tu útero. 


No obstante, hay que tener en cuenta que no todas las mujeres lo notan en la misma semana de gestación. Por ejemplo, las primíparas pueden tardar más en darse cuenta de que sienten a su bebé moverse ya que las primeras sensaciones son difusas. Algunas lo definen como un cosquilleo o mariposas en el estómago y pueden confundirse con movimientos intestinales, por lo que no sabes que estás sintiendo a tu bebé hasta más tarde. Pero las secundíparas, que ya saben lo que tienen que notar, pueden sentirlo desde la semana 15 de gestación.


Además, hay otros factores que pueden influir en que notes a tu bebé antes o después. Por ejemplo, la posición de la placenta ya que si tienes la placenta situada en la parte anterior es posible que amortigüe los movimientos del feto y tardes más en notarlos. El peso también tiene mucha influencia y las mujeres obesas o con mucho peso pueden tardar más en notar al bebé porque la capa de grasa abdominal impide que sienten bien sus pataditas.

No te puedes perder ...

Y tambien:


Lo importante es saber que el momento llegará, como tarde, hacia la semana 20-22 y a partir de ese momento cada vez podrás sentirlo más y más, aunque esto también depende de si tu bebé es muy movido o no. Así, hay bebés que no paran quietos ni un segundo, mientras que otros son más tranquilos y se mueven menos. De igual modo, es normal notarlos más por la noche puesto que al estar tumbada y tranquila se nota cada pequeño movimiento, mientras que de pie y haciendo cosas algunos movimientos pueden pasar desapercibidos.


Por otra parte, aunque es una sensación mágica que gusta a todas las mamás, y papás, porque permite notar al bebé que crece dentro de tu útero, también puede llegar a ser dolorosa, sobre todo cuando el bebé es tan grande que tiene poco sitio y te golpea en las costillas dejándote sin respiración, en el estómago o en la vejiga, haciendo que tengas que ir corriendo al baño.


De la semana 24 a la 35, aproximadamente, podrás notar sus movimientos, pataditas e incluso cuando tenga hipo (algo que se distingue perfectamente porque es un movimiento rítmico y contante, como un grillo saltando dentro de ti). Pero a partir de la semana 35 es normal que lo notes menos puesto que tiene menos espacio para moverse. Sigue moviéndose, pero de manera más lenta y con menos intensidad porque su cuerpo ocupa todo el útero.


¿Y si no lo noto moverse?


La cara mala de notar al bebé es que, desde que comienzas a sentirlo, te obsesionarás ligeramente con sentirlo lo más a menudo posible y, si pasa un rato y no lo notas, te pondrás nerviosa pensando que puede haberle pasado. Debes estar tranquila y tener en cuenta que el porcentaje de muertes intrauterinas es muy bajo, así que lo normal es que, si llevas un rato sin sentirlo, simplemente sea porque está dormido y más quieto o porque has estado ocupada y no te has dado cuenta de que sí se movía.


En estos casos se recomienda que comas algo dulce y te tumbes en tu cama o el sofá tranquila, sin ruidos y distracciones. Hazlo sobre el lado izquierdo para que le llegue la glucosa más rápido al bebé y le dé energía para moverse. Espera al menos una hora antes de angustiarte ya que puede estar muy dormidito. Si pasado este tiempo sigues sin notarle, ve al médico por si acaso.


Los ginecólogos recomiendan llevar un control de los movimientos diarios del bebé, pero sin obsesionarse. Si no notas nada en 24 horas, acude a Urgencias de inmediato. Pero no te alarmes si un día se mueve menos, puede estar más cansado. Mientras notes movimientos, no hay de qué preocuparse.

 

 


Fuente:

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

Fecha de actualización: 18-10-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.