¿Con cuántos meses de embarazo se mueve el bebé?

¿Con cuántos meses de embarazo se mueve el bebé?
comparte

El bebé se mueve dentro de tu tripa desde la octava semana de gestación, aunque tú no podrás notar sus movimientos hasta el cuarto o quinto mes de embarazo, dependiendo de si es el primero o no, de tu corpulencia, etc.

El feto, con 8 semanas, tiene la mayoría de sus órganos formados, aunque aún le queda mucho para que estos se desarrollen totalmente y maduren. En esta semana mide unos 2,5 cm y ya cuenta con brazos, piernas, manos, pies… Su cerebro está completamente formado y las neuronas empiezan a dividirse formando el sistema nervioso, lo que hace que empiece a moverse dentro de ti, aunque de manera todavía automática. Estos primeros movimientos son simples y esporádicos realizados solo por las extremidades, aunque a partir de las doce semanas, se convierten en movimientos combinados de cabeza, tronco y extremidades.


A medida que pasan las semanas sus movimientos se vuelven más conscientes y coordinados y, en torno a la semana 18 de embarazo podrás notar cómo se mueve dentro de ti. Es decir, entre el cuarto y el quinto mes de embarazo podrás empezar a percibir sus movimientos, aunque esto no ocurre en el mismo momento en todas las embarazadas. Por ejemplo, si este es tu primer bebé es posible que no sientas nada hasta la semana 20, pero si es el segundo con 16 semanas ya podrás saber que esa especie de mariposas que notas dentro de ti son tu pequeño moviéndose. Esto se debe a que en el segundo embarazo tanto los músculos de la pared abdominal como del útero están mucho menos tonificados. Al tener estos músculos más distendidos, es más sencillo que cedan a los primeros movimientos y, por tanto, se noten antes. También es posible que influya la experiencia que tenemos ya de esas primeras sensaciones que obtuvimos con el embarazo anterior, por lo que sabremos sin dudarlo que esas mariposas o burbujitas son nuestro bebé.


Además, hay que tener en cuenta que existen una serie de circunstancias que influyen en que los movimientos se noten antes o después, además de notarlos con más o menos intensidad. Por ejemplo, si eres muy activa es posible que tardes más en notar sus movimientos. La colocación de la placenta en la parte anterior o posterior del útero también puede amortiguar los movimientos del pequeño o hacer que se noten antes. De igual modo, las mujeres con sobrepeso pueden tener más dificultades para sentir a su bebé ya que la grasa corporal hace que sea más complicado sentir sus “patadas”. Y, por supuesto, el hecho de que el bebé se mueva más o menos ya que no todos los bebés son igual de activos.


Por lo tanto, no debes preocuparte si tu amiga notaba a su bebé con 16 semanas y tú estás de 21 y aún nada, seguro que pronto lo sientes ya que el bebé con 5 meses posee un gran repertorio de movimientos: se toca la cara, patalea, da vueltas, etc. De hecho, es posible que ya lo hayas notado y no te hayas dado cuenta puesto que al principio es una sensación ligera, como un pequeño hormigueo en el vientre o leves palpitaciones que pueden confundirse con movimientos intestinales. Pero a medida que pasa el tiempo se vuelven más insistentes y definidas, hasta que en torno a la semana 30 puedas incluso ver cómo su mano, su pie o su cabeza desfiguran la forma de tu tripa.


Y hacia el final del embarazo también es normal que lo sientas menos ya que el bebé se queda sin espacio y sus movimientos se reducen, aunque pueden ser muy molestos ya que puede patearte la vejiga o los pulmones.


¿Y si de repente no lo noto?


Los movimientos del bebé son un indicativo de que el bebé está bien, por lo que es importante estar alerta por si dejamos de notarle, pero tampoco hay que obsesionarse. Si te parece que llevas 24 horas sin sentirlo o de repente se mueve menos, come algo, túmbate sobre el lado izquierdo y cuenta el número de movimientos que realiza el bebé durante las dos horas posteriores. Una vez llegues a los diez movimientos, deja de contar (aunque no hayas llegado a las dos horas). Si se da este caso, tu bebé está bien. Si cuentas menos de 10 movimientos en esas dos horas, consulta a un médico.


No obstante, es importante tener en cuenta que la mayoría de los bebés se mueven más durante las últimas horas de la tarde y la noche que por el día. O puede que hayas estado tan activa que no lo hayas notado, pero realmente sí ha estado moviéndose. Los bebés también descansan y duermen, por lo que no debes alarmarte sin una buena razón. Haz la prueba y, si sigues sin notarle, ve al médico por si acaso, pero lo normal es que en cuanto comas algo y te tumbes sobre el lado izquierdo (los nutrientes le llegan antes en esta postura) sientas a tu pequeño dentro de ti.
 

 

 


Fuente: Dra. Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Consejos prácticas para disfrutar de tu embarazo, Ed. Nowtilus, Madrid.

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×