×
  • Buscar
Publicidad

Embarazo prolongado

Embarazo prolongado

Prevenir un parto prematuro es una de las mayores preocupaciones de los obstetras y matronas. Las consecuencias y los riesgos de que un bebé nazca antes de tiempo son muchos y en ocasiones muy graves.

Publicidad

En nuestro país la mitad de las muertes perinatales están relacionadas con el parto pretérmino y desafortunadamente, en la actualidad, la incidencia de estos partos es alta, con unas cifras que van en aumento.

 

Ahora bien, también puede ocurrir al contrario: que el embarazo se dilate en el tiempo y el parto se retrase demasiado. Una complicación menos frecuente que la anterior, pero que también plantea algunos problemas que pueden afectar seriamente a la salud del bebé en camino.

 

En términos médicos se considera un embarazo a término cuando el parto sucede entre las semanas 37 y 42. Si ya se ha cumplido la semana 42 entonces hablamos de un embarazo prolongado o postérmino.

 

Aunque es menos común que las gestaciones pretérmino (entre un 3 y un 5%) un embarazo que se prolonga anormalmente también debe ser evaluado, con el fin de evitar posibles daños en el bebé.

No te puedes perder ...

El 4% de las fumadoras, dejan de fumar por el embarazo

El 4% de las fumadoras, dejan de fumar por el embarazo

Según el informe, aquellas que no dejan de fumar durante el embarazo, frecuentemente reducen el consumo de cigarrillos o, a veces, cambian a una marca light, pensando quizá que así dañan menos al bebé. Aproximadamente la mitad de las embarazadas deja de fumar a raíz del embarazo (poco antes o poco después de quedarse embarazadas), según los resultados obtenidos en dos encuentros con mujeres embarazadas.

Y tambien:

 

Riesgos de un parto postérmino

 

Cuando la fecha probable del parto se ha cumplido, la placenta, encargada de aportar alimento y oxígeno al feto, empieza a envejecer y, lógicamente, a funcionar peor. Los suministros para el feto se vuelven insuficientes, lo que puede provocar sufrimiento fetal. Además del peligro que supone para el desarrollo del parto vaginal que el feto crezca demasiado.

 

Qué hacer cuando se sobrepasa la fecha probable del parto

 

Si la gestación se prolonga más de 42 semanas, el médico deberá tomar una decisión tras evaluar a la madre y al bebé. Tendrá que comprobar si existe alguna amenaza para el feto como consecuencia de esa demora en el nacimiento. Observando sus movimientos dentro del útero, el ritmo cardiaco, el crecimiento, etc.

 

Por ello a medida que se aproxima la fecha probable de parto o si ya se ha sobrepasado, el seguimiento a la futura mamá será más continuo (revisiones, ecografías, monitorización) con el objetivo de examinar y comprobar el bienestar fetal.

 

El hecho de salir de cuentas unos días, incluso una semana, no resulta preocupante en términos generales, en cambio cuando el parto se retrasa más días, o llega a las dos semanas el obstetra puede convenir provocar el parto, para evitar consecuencias severas.

 

El bebé nacido tras una gestación prolongada suele tener un aspecto diferente a aquellos que nacen antes. El vérnix, la capa de grasa que recubre y protege el cuerpo de los recién nacidos, probablemente haya desaparecido. Sus uñas suelen ser más largas y su piel más arrugada.

 

No obstante, si todo ha transcurrido normalmente, estos niños no requieren de cuidados especiales o distintos a los de un neonato nacido a término.


Te puede interesar:

Embarazo y peso es una cuestión que preocupa a muchas madres gestantes ya que adquirir más kilos de los debidos puede acarrear serios problemas de salud tanto a la embarazada como al bebé.


Fecha de actualización: 12-02-2013

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad