×
  • Buscar
Publicidad

¿Cuándo se recomienda anunciar el embarazo?

¿Cuándo se recomienda anunciar el embarazo?

Normalmente, la primera persona a la que le dices que estás embarazada es tu pareja, lo cual suele hacerse al poco de hacerse el test de embarazo o incluso es habitual hacérselo juntos. Pero una vez que lo sabe el padre de tu hijo… ¿cuándo se recomienda decírselo al resto de la familia y amigos? No hay una respuesta correcta ni válida para todo el mundo, depende de muchas variables.

Publicidad

Las primeras semanas de embarazo son las más delicadas en cuanto a que puede producirse un aborto espontáneo. Aunque muchos se producen incluso antes de que la mujer se entere de que está embarazada, una gran porcentaje se produce entre la semana cuarta y la octava, por eso mucha gente espera a este momento para contar la nueva noticia, sobre todo si sabes que en la semana ocho te van a hacer una primera ecografía que confirme que el embarazo transcurre con normalidad, el corazón del feto late y no hay nada raro que pueda implicar un aborto, como un saco gestacional vacío o situado fuera del útero (embarazo ectópico).

 

Otras parejas prefieren esperar hasta la ecografía de la semana 12, puesto que, si todo está bien en esta prueba, es muy raro ya que haya una pérdida espontánea del embarazo. En esta ecografía se comprueba que los principales órganos del feto se han formado con normalidad y que no hay ninguna anomalía ni malformación, lo que hace que los padres respiren aliviados y corran a contar la buena nueva a todos sus allegados.

No te puedes perder ...

Cesárea. Todo lo que siempre quisiste saber

Cesárea. Todo lo que siempre quisiste saber

¿Cuándo se recomienda una cesárea? ¿Es peligrosa? ¿Por dónde cortan? ¿Queda una cicatriz muy grande? ¿Cuánto hay que esperar para volver a quedarse embarazada? Contestamos a éstas y otras preguntas que todas las mujeres embarazadas se plantean en algún momento de la gestación

Y tambien:

 

Por supuesto, también hay los que están tan felices con la noticia que corren a contarlo a todo el mundo nada más hacerse el test de embarazo, incluso a publicar una foto del mismo en sus redes sociales para que todos su contactos, cercanos y no tan cercanos, sepan enseguida que están esperando un bebé. Aunque esta decisión puede sorprender a muchos, es tan válida como las otras, depende de lo que quiera hacer cada pareja.

 

Sin embargo, la mayoría de las parejas opta por hacer algo intermedio y decírselo solo a sus más allegados (padres y hermanos) en las primeras semanas de embarazo, entre la 4 y la 12, y esperar a la ecografía de la semana 12 para contárselo a los amigos, familiares más lejanos y compañeros de trabajo.

 

Para muchas parejas esta persona depende del miedo que sientan ante una posible pérdida del bebé. Para muchos, contarlo antes de tiempo puede gafarlo; o puede que, simplemente, no quieran tener que ir contando a todos que han perdido al bebé, ya que es un trago muy amargo por el que a nadie le gusta pasar. Esto es más habitual en parejas que ya han sufrido un aborto previo o en aquellas que han tenido que recurrir a los métodos de fecundación asistida y les ha costado mucho lograr el embarazo. Otros, sin embargo, son más optimistas y prefieren contar a todo el mundo que están embarazados, a pesar de lo que pueda ocurrir.

 

La decisión, por tanto, depende de vosotros, lo importante es que estéis cómodos con ella y unidos. Si uno de los dos quiere esperar y el otro contarlo, es mejor llegar a una decisión unánime o incluso respetar al que quiere esperar para que no lo pase mal ante la idea de que va a pasar algo malo solo por contarlo (lo cual es obvio que es un miedo irracional, ya que los abortos no dependen de si cuenta la noticia o no, pero es un miedo normal que se debe respetar). Una vez que ambos estéis seguros de que ha llegado el momento, toca contarlo, para lo cual simplemente podéis hablar por teléfono con los amigos y familiares o hacer algo más original como un vídeo con fotos vuestras que acabe con una ecografía del bebé; una foto en que ponga algo como “En 9 meses nuestra vida cambiará…”; una foto tuya con una tripa falsa de embarazada… las posibilidades son múltiples, depende de vuestra imaginación y cómo queráis contárselo a los demás.


¿Cuándo contarlo en el trabajo?

En cuanto al momento de anunciar en tu trabajo que estás embarazada, depende también de cómo vaya el embarazo y de tu trabajo. En algunos puestos de trabajo se debe decir al departamento de recursos humanos desde el primer momento ya que puede ser peligroso para el feto en formación, como en el caso de pilotos de avión, auxiliares de vuelo, radiólogos, personal de laboratorio, trabajos con cargas pesadas, etc. Si tu trabajo puede implicar riesgo a tu bebé, no lo dudes y avisa cuanto antes para que te cambien de puesto o te den la baja laboral, según corresponda.

También se debe avisar cuanto antes si hay riesgo de aborto espontáneo u otro problema que requiera reposo en las primeras semanas, ya que deberás pedir la baja por enfermedad para poder descansar y evitar problemas y complicaciones.

Si no se da ninguno de estos dos casos, te encuentras bien y puedes seguir con tu trabajo, puedes esperar a la ecografía de la semana 12 para confirmar que todo va bien y, en ese momento, anunciar a tu jefe o al departamento de recursos humanos tu estado. Es mejor que se lo digas antes a ellos que a tus compañeros, para que no se enteren por terceros.


Fuente:

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

Fecha de actualización: 29-01-2019

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.