¿Cuál es la diferencia entre gemelos y mellizos?

¿Cuál es la diferencia entre gemelos y mellizos?
comparte

Cuando dos hermanos comparten fecha de cumpleaños no sabemos decir exactamente qué tipo de embarazo tuvo su madre. La diferencia fundamental entre gemelos y mellizos reside en el momento de la concepción: si un mismo embrión se duplicó son gemelos, pero si se desarrollaron a partir de dos células diferentes –dos óvulos y espermatozoides diferentes – serán mellizos. Identificar a simple vista cuál es su caso tampoco es muy complicado: los gemelos son de apariencia idéntica (sobre todo en la infancia) ya que poseen los mimos genes, mientras que los mellizos se parecen todo lo que pueden hacerlo dos hermanos, mucho o casi nada, e incluso pueden ser de diferente sexo.

No te puedes perder ...

Etimológicamente ambos términos poseen el mismo origen (latín gemellicium) y se utilizaban para hacer referencia a niños nacidos de un mismo parto. Con el tiempo se empezó a investigar, tanto que se produjeron investigaciones para determinar el origen o la predisposición a ciertas enfermedades genéticas, y se empezó a distinguir entre gemelo (nacido de un mismo parto y originado de un mismo óvulo) y mellizo (nacido de un mismo parto, y más especialmente de un parto doble y originado de distinto óvulo).

 

Cuando conocemos a mellizos o gemelos no podemos evitar que eso sea el centro de nuestra atención. Y resulta lógico, ya que es poco común, de hecho, las probabilidades de tener un embarazo múltiple por concepción natural son bastante bajas: 1 de cada 80 embarazos es doble, aunque se piensa que los embarazos dobles se producen en mayor proporción, pero no se detectan ya que uno de los embriones se detiene en fases tempranas. En el 70%-75% de los casos son mellizos y el 25%-30% de casos de partos múltiples son gemelos. Por tanto, las posibilidades de que nos quedemos embarazadas de mellizos o gemelos son escasas, pero no imposibles.

 

Las condiciones parecen estar sujetas a factores tan insospechados como el peso corporal (muchos científicos han relacionado un Índice de Masa Corporal de 30 o superior con una tendencia a la poliovulación), la edad (las mujeres mayores de 35 años tienen mayores posibilidades de una concepción múltiple), o incluso la procedencia genética (mayor porcentaje de mellizos entre la raza negra, seguida de la caucásica, hispana y asiática). Aunque estos factores están aún en duda, sí que existen otros verificados, como, por ejemplo, tener antecedentes de embarazos múltiples en la familia (el 17% de los gemelos tiene gemelos), haber tenido gemelos en otro parto y, aunque las posibilidades sean mínimas, también los anticonceptivos pueden generar un embarazo múltiple ya que, al ser un inhibidor de la ovulación, si el tratamiento no se usa adecuadamente podría haber un efecto de rebote estimulando la ovulación. Aun así, el gran triunfador de los embarazos múltiples siempre serán las nuevas técnicas de reproducción asistida, puesto que suelen recurrir a la estimulación de la ovulación para aumentar las posibilidades de concepción, por lo que aumenta también las posibilidades de tener mellizos.

 

Gemelos ‘monocigóticos’ o univitelinos En términos ginecológicos se utiliza el término de gemelos como ‘monocigóticos’ o univitelinos (idénticos). Por lo que si atendemos a su definición nos da la clave: 'mono' significa ‘uno’, es decir, un único cigoto. El óvulo es fecundado de forma corriente por un único espermatozoide, pero luego se produce una bipartición celular y se originan dos embriones distintos, aunque compartiendo las mismas características. Resulta sorprendente pensar que los gemelos, en su origen, fueron sólo uno. Pero no nos confundamos: comparten materia prima, pero en su desarrollo y crecimiento empezarán a ser dos individuos completamente diferentes, con distintos gustos, habilidades y conocimientos. El tiempo y sus circunstancias modificarán incluso su apariencia, pues comparten el genotipo, pero son personas diferentes. Además, siempre existen pequeños rasgos que les diferenciarán desde la gestación como la nutrición desigual, o los cambios físicos originados por su el modo de vida que elijan. Dentro del campo de los gemelos, existen bastantes tipos dependiendo del momento en el que se produjo la ‘duplicación’ del embrión o la división celular. El 90% de los casos de embarazos gemelares es monocoriales y biamnióticos, ya que la división se crea entre el cuarto y el séptimo día tras la fecundación, antes de que se formen los sacos amnióticos. Por lo que los gemelos comparten la placenta, pero cuentan con sacos amnióticos individuales.

 

Por otra parte, los gemelos bicoriales y biamnióticos son menos frecuentes y el embrión se divide dentro de los tres primeros días posteriores a la fecundación. Cada embrión crece dentro de su propia bolsa amniótica y se alimenta de su propia placenta.

 

Los más raros – 1 de cada 50.000 embarazos – son los monoamnióticos: gemelos idénticos que se desarrollan dentro del mismo saco amniótico, comparten la placenta dentro del útero materno, pero poseen dos cordones umbilicales separados. Esto ocurre porque la división del cigoto sucede demasiado tarde, a partir del séptimo día desde la concepción, y conlleva bastantes riesgos. En este último grupo se engloban el extraño fenómeno de los "gemelos en espejo”, un fenómeno raro y muy curioso ya que los niños suelen tener una simetría a la inversa, ya sea por marcas de nacimiento o por órganos colocados a la inversa de su hermano. Pero el caso más extravagante y peligroso es el de los gemelos siameses, ya que pueden a llegar a compartir órganos o distintas extensiones del mismo cuerpo. Esto sucede cuando la división celular se produce más allá de los doce días tras la fecundación.

 

Aunque la diferencia más notoria entre gemelos y mellizos sea que los primeros no pueden ser de distinto sexo, siempre existen excepciones. Se da cuando uno de los gemelos aporta la totalidad de sus cromosomas (46), incluyendo los cromosomas XX (femenino) y XY (masculino), mientras que el otro aporta solo 45 faltando el cromosoma Y, o bien uno de los cromosomas X. Al haber un solo cromosoma X, el segundo gemelo será forzosamente una niña (al no haber cromosoma Y) portadora de una enfermedad conocida como Síndrome de Turner. Esta enfermedad genética produce baja estatura, "pliegues" en el cuello que van desde la parte superior de los hombros hasta los lados del cuello, línea del cabello bajo en la espalda, baja ubicación de las orejas y problemas de fertilidad. Mellizos dicigóticos Los mellizos dicigóticos provienen de dos embriones que se han fertilizado por separado. Por ese motivo, al no compartir el mismo origen, pueden ser hermanos de distintos sexos. En estos casos, la gestación ocurre de manera simultánea al fecundarse dos óvulos distintos por dos espermatozoides distintos (o más de dos óvulos por más de dos espermatozoides).

 

Esta multiplicidad se produce porque durante el periodo de ovulación se puede liberar más de un óvulo. Lo mismo ocurre en la reproducción masculina, ya que el hombre libera muchos espermatozoides para facilitar la concepción. Por lo que si dos espermatozoides llegan a la meta en dos óvulos diferentes, comienzan a desarrollarse cigotos distintos, independientemente. Ese es el motivo por lo que los mellizos pueden parecerse tanto o tan poco a un hermano de diferente edad, ya que sus placentas y membranas son diferentes y separadas. Por eso los mellizos no se parecen tanto: tienen una diferente constitución física y genética. Incluso, podría darse el caso de que los bebés nacidos en el mismo parto fueran de padres diferentes, si un gameto resulta fecundado en un coito y el otro lo fuera en un acto sexual diferente. Aunque lo más normal es que cuando se produce la concepción la mujer deje de liberar óvulos, el ciclo menstrual puede repetirse –en un plazo máximo de cinco días – y liberarse un nuevo óvulo aunque ya exista un embrión. Si el segundo óvulo es fecundado se produce la superfetación. Y aunque es tan poco común que sólo se produce en uno de cada 13.000 fecundaciones, existen historias de lo más pintorescas.


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una calculadora de kilos en el embarazo con el fin de facilitar al máximo el control de esta variable. Aumentar más kilos de los debidos a lo largo de la gestación acarrea problemas de salud tanto a la madre como al feto.


Fecha de actualización: 20-03-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>