• Buscar
Publicidad

¿Qué debo hacer para ayudar a que mi hijo nazca sano?

¿Qué debo hacer para ayudar a que mi hijo nazca sano?

La salud del bebé al nacer depende, en gran parte, de la salud de la madre durante el embarazo y de los cuidados que siga en estos meses, por lo que, si quieres potenciar que tu bebé nazca sano, no olvides seguir estos consejos. Y tu pareja también.

Publicidad

Índice

 

Cuidados antes de la concepción

Si quieres que tu bebé nazca sano, es fundamental que se desarrolle sin complicaciones en el embarazo, para lo cual puedes hacer algunas cosas para evitar malformaciones y anomalías:

1- Tomar ácido fólico: el ácido fólico o vitamina B9 es una vitamina que contribuye al desarrollo y cierre del tubo neural durante las primeras semanas de embarazo. El tubo neural es la primitiva estructura que da lugar al sistema nervioso del feto y, si este no se cierra adecuadamente, puede causar diversos problemas al bebé como anencefalia (ausencia del cerebro), espina bífida o hendidura del paladar o del labio. Está comprobado que la ingesta de cantidades suficientes de ácido fólico favorece este cierre correcto, pero la dieta sola no es suficiente para asegurar las cantidades diarias recomendadas en el embarazo, por lo que es necesario tomar ácido fólico no solo en las primeras semanas del embarazo, sino también en los meses previos ya que el tubo neural se cierra muy pronto, y es posible que no sepas que estás embarazada antes del cierre. Por eso, si vas a buscar un embarazo, empieza ya a tomar ácido fólico.

2- Nada de tabaco ni alcohol. Tanto el tabaco como el alcohol pueden causar malformaciones el feto, bajo peso al nacer, parto prematuro… Por lo tanto, ni tú ni tu pareja debéis fumar ni beber desde que empecéis a buscar el embarazo, ya que ambas sustancias afectan a los gametos femeninos y masculinos (óvulos y espermatozoides) disminuyendo su calidad.

3- Tu pareja también debe cuidarse. No solo tú tienes que cuidar tu dieta y tu estilo de vida para favorecer que tu bebé nazca sano, es fundamental que tu pareja también lo haga para que sus espermatozoides tengan la mayor calidad posible. Son muchos estudios los que apuntan a que el estilo de vida del hombre influye en el desarrollo del bebé, por ejemplo, uno reciente (estudio) que ha descubierto que los padres que han ejercicio antes de la concepción tienen hijos más sanos. Eso se debe a que el ejercicio produce mejoras pronunciadas en la salud metabólica de la descendencia masculina y femenina, evitando por ejemplo el sobrepeso o la diabetes.

 

9 meses llenos de salud

Y, una vez que estás embarazada, es fundamental que te cuides ya que de tu alimentación, tu peso, tu estado de salud y tus hábitos depende en gran parte su desarrollo y su peso y puedes evitar ciertos problemas como macrosomía, bajo peso al nacer, parto prematuro, complicaciones en el parto, etc. Es cierto que, muchas veces, lo haces todo bien, te cuidas y, aun así, surgen complicaciones. No siempre podemos evitarlo todo en medicina por mucho que nos cuidemos. Pero sí que puedes favorecer que el bebé nazca sano, por lo que no dudes en seguir estos consejos que te pueden evitar muchos disgustos y complicaciones:

- Vigila tu dieta, no solo para no engordar mucho (ya que el aumento de kilos de más en la gestación va asociado con problemas como macrosomía del feto o complicaciones en el parto), sino también para evitar ciertos alimentos que pueden causar enfermedades graves para el desarrollo y la vida del feto como la toxoplasmosis o la listeriosis. Así que nada de alimentos crudos o poco cocinados como los lácteos sin pasteurizar, la carne cruda, los embutidos, los patés sin pasteurizar, los ahumados, o la verdura y la fruta mal lavada.

- Haz ejercicio a diario o, al menos 3 o 4 veces por semana. Mantenerte en forma evitará muchas molestias del embarazo, hará que no cojas más peso del deseado y te ayudará en el parto. El deporte, con moderación, mejora tu salud general, lo que repercute inevitablemente en la del feto.

- Evita cualquier actividad que pueda resultar peligrosa para ti o para el feto, como deportes extremos o de contacto, fumar y beber alcohol, ciertos tratamientos estéticos, etc. Si tienes dudas, consulta antes a tu médico.

- Vigila tu salud y controla tus enfermedades. Si tienes enfermedades previas al embarazo, como diabetes mellitus, hipotiroidismo, enfermedades autoinmunes, etc., es importante que lo hables con tu médico y con tu ginecólogo antes de quedarte embarazada por si fuera necesario modificar la medicación que tomas durante el embarazo para evitar anomalías o problemas en el feto.

- Estate atenta a los posibles síntomas o signos de que algo va mal. No es cuestión de que te obsesiones con ello, pero sí de que estés atenta a los síntomas de urgencia para ir al médico cuanto antes y evitar complicaciones mayores. Sangrado intenso y de color rojo, ausencia de movimientos del feto durante más de 24 horas, contracciones frecuentes y dolorosas que son cada vez más seguidas, pérdida de líquido amniótico, etc.

- Procura estar tranquila, alejar el estrés de tu vida, dormir bien, prepararte y alejar el temor y el miedo de tu vida, ya que lo normal, si te cuidas, es que todo vaya bien y tu bebé nazca sano y sin problemas. Es importante que te cuides, pero también que disfrutes del embarazo. 

 


Fuente:

Blott, Maggie (2015), Tu embarazo día a día, Barcelona, Ed. Planeta.

Huggins-Cooper, Lynn (2005), Maravillosamente embarazada, Madrid, Ed, Nowtilus.

Fecha de actualización: 11-05-2021

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×