• Buscar
Publicidad

¿Qué es un bebe macrosómico?

¿Qué es un bebe macrosómico?

El término macrosómico alude a un feto mucho más grande de lo normal para su edad gestacional, por encima del percentil 90 y de los 4,5 kilos de peso cerca del momento del parto. Las causas para que un bebé tenga macrosomía son varias y puede dar lugar a problemas, especialmente en el momento del parto.

Publicidad

Indice

 

Causas de un bebé macrosómico

Macrosomía significa “cuerpo grande” y hace referencia a aquellos bebés con un peso y talla por encima de lo normal asociado a patologías o problemas. Es decir, un bebé puede nacer muy grande pero que no implique ningún problema, que sea simplemente porque su constitución es así. Pero en otros casos, nacer con un percentil por encima de 90 o pesar más de 4,5 kilos sí puede ir asociado a diversas enfermedades.

Se calcula en pediatría que un cinco por ciento de los bebés nacen por encima de este percentil 90, pero no todos se consideran macrosómicos, ni todos necesitarán medidas especiales.

Normalmente la macrosomía se detecta a lo largo del embarazo, cuando en alguna de las ecografías realizadas se comprueba que el peso y la talla del feto están muy por encima de lo normal. En estos casos, habrá que realizar una serie de pruebas o estudios a la madre para ver la causa de este peso excesivo ya que puede resultar peligroso.

Entre las principales causas de la macrosomía encontramos:

- Diabetes materna: Es el motivo más habitual, tanto si es diabetes previa como si es diabetes gestacional. La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que aparece solo en el embarazo y que provoca que el páncreas no funcione correctamente, lo que hace que se acumule el azúcar en la sangre, haciendo engordar al bebé por encima de lo normal. Sin embargo, si se realizan los controles normales del embarazo, se detecta la diabetes en torno a la semana 27 de gestación y se pone una dieta especial a la madre e insulina si hace falta para evitar que el bebé engorde demasiado.

En el caso de la diabetes tipo 1 previa, la madre debe controlar durante todo el embarazo sus niveles de glucosa y seguir con la medicación para evitar que se acumule el azúcar en sangre en el feto.

​- Obesidad: Quedarse embarazada siendo obesa es un factor de predisposición a la macrosomía, así como coger mucho peso durante el embarazo ya que el peso excesivo suele ir acompañado de un exceso de grasas y azúcares que se acumulan en el bebé.

- Antecedentes de feto macrosómico.

- Es más habitual es fetos masculinos, en mujeres hispanas y en mujeres mayores de 30 años.

- Tener un grosor de la placenta mayor de 4 cm.

 

Síntomas de la macrosomía

Además del peso estimado del feto que se obtiene midiendo su perímetro cefálico, la circunferencia abdominal y la longitud del fémur, existen otras señales en el embarazo que pueden avisar de un bebé macrosómico:

- Altura importante del fondo uterino: si la altura del fondo uterino, que es la distancia desde la parte superior del útero hasta el hueso púbico, es mayor de la esperada para la edad gestacional puede deberse a una macrosomía fetal.

- Exceso de líquido amniótico (polihidramnios): tener demasiado líquido amniótico puede ser un signo de que el bebé es más grande que el promedio ya que la cantidad de líquido amniótico refleja la producción de orina del bebé, y un bebé más grande produce más orina.

En caso de duda, para confirmar el diagnóstico se pueden realizar algunas pruebas como una ecografía, análisis prenatales, una prueba en reposo para medir la frecuencia cardíaca del bebé en respuesta a sus propios movimientos o un perfil biofísico fetal, que combina una prueba en reposo con una ecografía para controlar el movimiento, el tono muscular y la respiración del bebé, y el volumen del líquido amniótico.


Complicaciones para el bebé macrosómico

Tener un peso por encima de lo normal para la edad gestacional puede traer complicaciones de salud al neonato. Las principales son aspiración de meconio, ictericia, hipoglucemia, dificultades respiratorias y mayor riesgo de desarrollar diabetes.


Complicaciones en el parto

El parto también puede ser mucho más complicado, aunque depende del tamaño real del feto. Al diagnosticar una macrosomía hay que tener en cuenta que los pesos que da el ecógrafo son estimados y pueden variar entre 300 y 400 gramos por encima o por debajo, por lo que puede ser más grande pero también más pequeño. Por eso no se recomienda la cesárea en todos los casos, hay que evaluar caso por caso y hacer un seguimiento del feto exhaustivo ya que muchos bebés macrosómicos nacen por vía vaginal sin problemas.

No obstante, es cierto que hay más probabilidad de ciertos riesgos:

- Desgarro perineal

- Uso de fórceps

- Mayor riesgo de distocia de hombros del bebé. Si la macrosomía es consecuencia de una diabetes materna, el hiperinsulinismo que presenta el feto hace que sus hombros y su circunferencia abdominal sean mayores que el perímetro cefálico, lo que aumenta el riesgo de sufrir una distocia de hombros.

- Si la madre tiene una cesárea previa, cuanto mayor sea el bebé, más aumentan las posibilidades de una nueva cesárea ya que no se puede forzar la cicatriz del útero

- Parto prolongado

- Traumatismos en el canal de parto

- Hemorragia posparto

- Cesárea

- Mayores porcentajes de asfixia neonatal, aspiración de meconio e ingreso en el hospital después del nacimiento

- Si la madre padecía diabetes, el bebé, al nacer, puede tener problemas con la regulación de su propia glucosa en sangre, lo que puede causarle ictericia, hipertensión pulmonar persistente, hipoglucemia, policitemia y/o dificultades respiratorias

No obstante, no todos los partos con bebé macrosómico acaban igual. En muchos casos el parto sin complicaciones es posible. Para favorecerlo, se recomienda no inducir el parto, sino dejar que este empiece espontáneamente y permitir a la madre elegir la postura que desee en el expulsivo. 

Si no fuera así y el bebé está en peligro, habrá que recurrir a la cesárea.


Te puede interesar:

El percentil de peso es uno de los datos que valora el pediatra a la hora de determinar cómo se está creciendo un bebé en sus revisiones periódicas.

Fuentes:

Asociación Española de Pediatría: https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/10_1.pdf

Fecha de actualización: 03-06-2021

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×