×
  • Buscar
Publicidad

Causas de la taquipnea transitoria

Causas de la taquipnea transitoria

Este trastorno respiratorio propio de algunos recién nacidos se produce cuando no se elimina correctamente el líquido que ayudó a los pulmones a crecer y desarrollarse dentro del útero

Publicidad

Indice

 

¿Qué es la taquipnea transitoria?

La taquipnea transitoria no es una enfermedad grave aunque sí puede ser un poco escandalosa ya que el recién nacido respira con dificultad, agitadamente e incluso puede llegar a ponerse azul por la falta de oxígeno en la sangre.

Sin embargo, es una alteración que surge a las horas de nacer, con lo que los médicos del centro maternal la descubrirán enseguida y suministran el oxígeno necesario al pequeño hasta que este trastorno desaparezca, normalmente a los 2-3 días del nacimiento.

 

¿Por qué se produce?

Mientras los pulmones del bebé crecen en el útero, producen un líquido especial que ayuda a los pulmones en su desarrollo. Este líquido es expulsado con las primeras respiraciones al nacer.

No te puedes perder ...

Y tambien:

Sin embargo, algunos recién nacidos no son capaces de sacarlo fuera, lo que provoca que los alveolos pulmonares tengan dificultades para permanecer abiertos, haciendo que el pequeño respire con dificultad.

Los niños nacidos antes de la semana 38 (pero prácticamente a término) tienen más posibilidades de padecer este trastorno. También aquellos nacidos mediante cesárea de urgencia, es decir, una cesárea que se tienen que llevar a cabo sin que la mujer se haya puesto de parto.

Otras condiciones que hacen más posible padecer este trastorno son: diabetes de la madre, hipoxia perinatal, macrosomía fetal, etc.

 

Imagen: www.freedigitalphotos.net


Fecha de actualización: 12-04-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.