Tipos de parto: ventajas y desventajas

Tipos de parto: ventajas y desventajas
comparte

El parto puede clasificarse de muchas maneras según cómo empiece y cómo se desarrolle. Siempre que no haya ninguna complicación puedes elegir el tipo de parto que prefieres, por lo que te contamos sus ventajas y desventajas principales para que te prepares.

Tipo de parto según el tiempo de gestación


Parto a término: el que ocurre entre las 37 y 42 semanas de gestación.

Parto pretérmino: el que ocurre entre las 28 y las 37 semanas de gestación.

Parto postérmino: cuando el parto ocurre después de las 42 semanas de gestación.

 

Tipos de parto según la finalización


Parto eutócico: es el parto normal, el que se inicia de forma espontánea con el feto colocado en presentación cefálica flexionada, que se desarrolla sin complicaciones y finaliza también de manera espontánea.


Parto distócico: aquel en el que surgen complicaciones que obligan a la intervención del médico mediante maniobras, instrumental o intervención quirúrgica.


Tipos de parto según el comienzo

 

Espontáneo: se inicia solo y no requiere ninguna intervención por parte del personal médico.


Inducido: por diferentes motivos, es necesario inducir el parto mediante medicación exógena.

No te puedes perder ...

Bebés ecológicos

Bebés ecológicos

Los pañales, la ropa, la comida, los juguetes… En la actualidad, existe un mercado en auge que apuesta por productos de puericultura ecológicos y respetuosos con el medio ambiente. Un movimiento que cada vez se hace más fuerte y que busca proteger la salud de los bebés, evitando aquellos artículos compuestos de sustancias químicas y contaminantes que provocan muchas de las alergias alimentarias y dermatológicas tan frecuentes en estos tiempos

 

 

Tipos de parto según el desarrollo


1- Parto natural


Es aquel que se desarrolla sin intervenciones de ningún tipo del personal médico y sin usar ningún tipo de fármaco, ni oxitocina, ni anestesia… El bebé se encuentra colocado correctamente, el parto se inicia solo y se desarrolla sin problemas. El tiempo de duración depende de muchos factores, como si la mujer es primípara o no, pero se deja al cuerpo actuar solo hasta que el babé nace.


Ventajas: al no haber ningún tipo de intervención, no hay efectos secundarios de los fármacos o instrumentales ni complicaciones derivadas del uso de los mismos.


Inconvenientes: el dolor, ya que no se usa anestesia de ningún tipo. Si quieres un parto natural sin anestesia, prepárate para aguantar el dolor con respiraciones, masajes, técnicas de relajación, etc.  


2- Parto vaginal con anestesia


Solo se diferencia del anterior en que se aplica anestesia, generalmente epidural, para aliviar el dolor de las contracciones y los pujos.


Es uno de los más habituales.


Ventajas: no se sufre tanto con las dolorosas contracciones.


Inconvenientes: el parto suele durar más tiempo cuando se emplea anestesia y, además, hay que tener en cuenta que, como todos los medicamentos, puede causar efectos secundarios: dolor de cabeza, dolor en la zona del pinchazo, adormecimiento de las piernas, etc. Asimismo, no podrás moverte de la cama y deberás permanecer tumbada desde que te administran la anestesia hasta que se pasa el efecto de la misma.


3- Parto en el agua


Este tipo de parto se está poniendo cada vez más de moda y ya hay muchos hospitales en España que cuentan con los medios necesarios para dar a luz en el agua. Los médicos recomiendan que solo se haga en el agua la dilatación y que el expulsivo se lleve a cabo fuera de ella para evitar posibles problemas.


Es un tipo de parto natural ya que no se puede emplear anestesia y solo se lleva a cabo si todo transcurre con normalidad y no hace falta la intervención médica.


Ventajas: el agua alivia el dolor de las contracciones sin tener que recurrir a la anestesia.


Inconvenientes: No todos los centros médicos proporcionan este medio, por lo que deberás buscar uno que esté cerca de tu casa y tenga bañera de dilatación. Aunque es cierto que el agua alivia un poco los dolores, no es igual que usar anestesia, por lo que se siegue notando bastante dolor.


4- Parto vertical


En lugar de dar a luz tumbada en una cama, elegir una postura vertical, ya sea en cuclillas, de pie, sentada o semi-sentada.


Este tipo de parto es también un parto natural eutócico, en el que tiene que transcurrir todo con normalidad.


Ventajas: la postura vertical se aprovecha de la fuerza de la gravedad para que el bebé salga de manera más fácil y rápida, por lo que el parto suele ser más rápido.


Inconvenientes: para adoptar alguna de estas posturas no se puede usar anestesia epidural ya que tienes que poder moverte, por lo que es más doloroso.


5- Cesárea


La cesárea es una intervención quirúrgica en la que se abre el abdomen de la mamá, todas las capas, hasta llegar al útero para sacar al bebé a través de él en lugar de que salga por el canal de parto.


La cesárea no es electiva, o al menos no debería serlo. Se debe llevar a cabo solo en aquellos casos en los que es totalmente necesaria por diferentes motivos (enfermedad de la madre que impide un parto vaginal, mala colocación del bebé, pérdida del bienestar fetal por parto prolongado, etc.).


Ventajas: es muy rápida, no dura más de 1 hora en total, y no duele la operación en sí ya que se usa anestesia para todo el proceso.


Inconvenientes: todos los que presenta cualquier intervención quirúrgica. Además, su recuperación es más larga.


6- Parto en casa


Solo se puede dar a luz en casa cuando el embarazo ha transcurrido sin problemas y el parto se presenta con normalidad. Es decir, el bebé está bien colocado y ni la mamá ni el pequeño presentan problemas que puedan dificultar el parto. Aun así, se recomienda contratar a una matrona o profesional médico por si pasara algo durante el transcurso del mismo.


Ventajas: se da a luz en un ambiente íntimo, relajado, sin la intervención de extraños, haciendo en cada momento lo que se necesite: pasear, darse una ducha, dar a luz en la postura que se quiera, etc.


Inconvenientes: el dolor, ya que no se emplea anestesia, y los problemas que puedan surgir ya que siempre puede pasar algo.

 

Ahora que ya tienes más información, ¿qué tipo de parto prefieres?

 


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una herramienta para calcular el color de ojos del bebé que arroja como resultado la probabilidad de tener uno u otro color en función del color de ojos de los padres.


Fecha de actualización: 30-03-2017

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>