×
  • Buscar
Publicidad

Ventajas y desventajas del parto de pie

Ventajas y desventajas del parto de pie

Parir de pie o en cuclillas era un método generalizado de dar a luz en la Antigua Roma, la Edad Media o en culturas como la Moche de Perú. Considerada una práctica que humaniza el parto, ofrece también una serie de ventajas prácticas para el bebé y la madre en el alumbramiento. No obstante, en España aún es un método un tanto desconocido.

Publicidad

Indice


¿Por qué un parto de pie?

El parto de pie se considera la postura alternativa para el parto, sin embargo, fue la más natural a la hora de dar a luz hasta el s. XVII. Es en esta época donde las costumbres sociales y los avances médicos empezaron a introducir cambios notables, que han perdurado hasta el día de hoy.

En la actualidad numerosos especialistas defienden volver a esta postura, ya que se trata de un pato más natural y humanizado, donde la futura madre tiene derecho a elegir la posición en la que se sienta más cómoda.

La posición natural de la pelvis y la presión que el bebé ejerce con su cabeza hacen que este parto resulte en muchos casos menos doloroso, y que le posibilite a la mujer participar en forma más activa al nacimiento de su hijo.

Elegir en qué posición dar a luz nos permite colocarnos a nosotras mismas de protagonistas de un momento tan especial, disminuyendo las posibilidades de depresión posparto y tristeza puerperal, además de fomentar un apego temprano entre madre y bebé.
 

Diferentes posiciones para el parto

No te puedes perder ...

Ventajas y desventajas del parto de pie

Ventajas y desventajas del parto de pie

Parir de pie o en cuclillas era un método generalizado de dar a luz en la Antigua Roma, la Edad Media o en culturas como la Moche de Perú. Considerada una práctica que humaniza el parto, ofrece también una serie de ventajas prácticas para el bebé y la madre en el alumbramiento. No obstante, en España aún es un método un tanto desconocido.

Y tambien:

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), alrededor del 74% de los partos en España fue vaginal frente a los partos por cesárea. Dentro de esos partos vaginales, hay unas diez posiciones principales y reconocidas para dar a luz: tumbada boca arriba con piernas extendidas o flexionadas, tumbada de lado, en posición de litotomía o ginecológica, a cuatro patas, en posición genupectoral, y en posiciones verticales como son de pie, en cuclillas, sentada o de rodillas.

Los datos del Ministerio de Sanidad dejan claro que en la mayoría de partos vaginales se opta por la posición de litotomía o ginecológica. El método vertical de pie, por tanto, no es una práctica de alumbramiento muy extendida en nuestro país. No obstante, las posturas de parto erguidas son las recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en partos de bajo riesgo. Aquí os informamos de sus ventajas e inconvenientes.

 

Ventajas de parir de pie

- Mejora de forma significativa la eficacia de las contracciones uterinas. La postura favorece el descenso del bebé, favorecido por la gravedad. Esto hace las contracciones más eficaces en el proceso de expulsión.

- La expulsión es menos dolorosa. Unido a la ventaja anterior, la posición permite que la gravedad haga su trabajo, reduciendo la frecuencia de las contracciones uterinas y resultando de esta manera en menor dolor para la madre.

- Parto más corto. Por las mismas razones que los anteriores puntos. Esto, además, se traduce en una reducción en la necesidad de uso de analgesia y oxitocina. Al resultar en una expulsión más rápida y menos dolorosa, esta postura aumenta la probabilidad de llevar a cabo un parto natural.

- Beneficio para el suelo pélvico. Diversos estudios demuestran una relación entre esta postura y una reducción en las episiotomías.

- Mejor respiración. Esta posición permite una mejor ventilación en los pulmones maternos, lo que conlleva una mejor oxigenación del bebé.
 

Desventajas de este tipo de partos

- Según un estudio de la Universidad Alfonso X el Sabio sobre posiciones maternas durante el parto (2005, Elena Benito y Maribel Rocha), en esta postura existe la posibilidad de un incremento en la pérdida de sangre de la madre, pudiendo superar los 500 ml.

- Hay que renunciar a la anestesia epidural para poder mantener el control de la fuerza y el movimiento corporal.

- Hay un mayor porcentaje de desgarros de segundo grado.

- El periné de las mujeres primíparas puede sufrir más lesiones en esta posición.

Estas desventajas pueden resultar muy intimidades, pero hay otras posturas de partos naturales que se pueden combinar con estas para minimizar los riesgos.

Con todo, hay unanimidad en que una posición más activa de la madre en el parto, que le permita moverse, siempre es beneficioso. Especialmente en la fase inicial del mismo. La postura de pie permite una serie de beneficios derivados de esto, así como un mayor papel protagónico de la madre. 


Fuentes:

Organización Mundial de la Salud (OMS)

Instituto Nacional de estadística (INE) 

Posiciones maternas durante el parto file:///C:/Users/Usuario/Downloads/644-653-1-PB.pdf

Fecha de actualización: 23-06-2020

Redacción: Irene Gómez

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.