¿Cómo hacer que el bebé se encaje?

¿Cómo hacer que el bebé se encaje?
comparte

Para que el parto vaginal sea posible y más fácil, es necesario que el bebé se encaje y se coloque en la postura correcta, es decir, boca abajo y en posición anterior, con su cabeza mirando hacia la columna vertebral de la madre. La mayoría de los bebés se colocan solos en esa posición pero, si no es así, puedes ayudarlo con estos consejos.

La postura óptima para un parto vaginal sin complicaciones es la cefálica anterior, es decir, el bebé boca abajo, encajado en el hueco de la pelvis, con su cabeza mirando hacia la columna vertebral. Esta postura la suelen adoptar hacia el séptimo mes de embarazo, aunque es posible que se mueva incluso días antes del parto.


Si estás en la recta final del embarazo y tu bebé está colocado de nalgas o transversal, puedes intentar conseguir que se encaje adoptando diversas posturas y practicando diferentes ejercicios. Si nada funciona, se puede probar la versión cefálica externa para colocarlo boca abajo. Esta maniobra es una intervención sencilla que consiste en presionar el abdomen de la mamá mediante una serie de masajes para conseguir elevar el trasero del bebé y sacarlo de la pelvis. Tiene una tasa de éxito del 65%.  Si no funciona, probablemente tengan que hacerte una cesárea.


Si está en posición cefálica pero con su cabeza mirando hacia delante, es decir, en posición posterior, es más sencillo conseguir que se gire. Incluso hay bebés que lo hacen una vez comenzado el parto. Y, aunque no se girara, podría nacer de manera vaginal, solo habría que ayudarle un poco en la última parte y es posible que el parto se alargara y fuera un poco más doloroso, pero no habría inconveniente para lograr un parto vaginal.

¿Cómo hacer que el bebé se mueva?

¿Cómo hacer que el bebé se mueva?

A partir de la semana 18 de embarazo, más o menos, empiezas a notar los movimientos de tu bebé dentro de ti, una sensación maravillosa pero también un poco estresante ya que, en cuanto pase un rato sin notarle, empezarás a preocuparte pensando si le pasa algo. Para que no te vuelvas loca, te damos unos sencillos trucos para hacer que el pequeño se mueva.


Aun así, no pierdes nada por intentar estos trucos para lograr que tu bebé se encaje de manera correcta:


1- Cuando estés sentada, procura inclinar tu pelvis hacia delante en lugar de echarla hacia atrás. Tus rodillas tienen que estar más bajas que tus caderas, y el culete no debe quedar hundido. Procura, siempre que estés sentada, mantener esta postura.


2- Aunque resulta bastante cansado, una técnica que recomiendan todas las abuelas es fregar el suelo arrodillada. Así, la parte posterior de la cabeza del bebé se desliza hacia la parte delantera de tu tripa. También puedes andar de rodillas por tu casa, ¡no hace falta que friegues! Puedes colocarte en esta postura dos veces al día unos 10 minutos, funciona en muchos casos. Asegúrate de tener la cabeza, los hombros y el pecho hacia abajo y el culete más alto.


3- Si sigues trabajando y pasas mucho rato sentada, haz pausas cada hora y media y camina un poco por la oficina.


4- Cuando hagas viajes largos en coche colócate un cojín en el trasero para mantenerlo más alto.


5- Usa una pelota grande de pilates para hacer diversos ejercicios:


                - Sentada encima de la pelota, con las piernas abiertas, haz círculos amplios con las caderas.


                - Sentada en la misma postura, inclínate hacia delante y hacia detrás. Las rodillas siempre más bajas que las caderas.


6- Practica natación de manera regular. Unos 30 minutos 3 veces a la semana ayudan a que el bebé se encaje y se coloque adecuadamente.


7- Caminar también es bueno ya que el balanceo al andar facilita que el niño se encaje en la manera correcta. Procura, a no ser que tu médico te indique lo contrario, estar activa en el embarazo.


¿Y si llega al parto sin haberse colocado?


Si tu bebé sigue en posición posterior cuando empiece el parto aún hay varias cosas que puedes hacer para ayudar a que se gire 180 grados para que el parto sea más sencillo y menos doloroso. La mayoría lo hará antes del momento de pujar, pero no pierdes nada por ayudar:


- Inclínate hacia delante cuando notes una contracción.


- Puedes estar sentada en una pelota de pilates y, cada vez que venga una nueva contracción, te inclinas hacia delante.


- Ponte a cuatro patas o con la cabeza pegada al suelo y el culete levantado, como la posición del gato estirado.


- Camina y anda mientras puedas.


- Intenta no ponerte la epidural muy pronto para poder hacer todos estos movimientos ya que con la epidural te tienes que quedar tumbada en la cama (a no ser que uses la walking epidural).


- Si estás cansada y tienes que tumbarte, hazlo de lado.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×