×
  • Buscar
Publicidad

Parto con histerectomía

Parto con histerectomía

La histerectomía puede ser la consecuencia de un parto, debido a sangrados excesivos o a que la placenta no se despega del útero. Esto ocurre en muy pocos casos, pero es importante que conozcas sobre este procedimiento.

Publicidad

Índice

 

¿Qué es la histerectomía?


La histerectomía es una cirugía para extirpar el útero de la mujer (también conocido como matriz). El útero es donde el bebé se desarrolla cuando una mujer está embarazada. Durante esta cirugía, por lo general se extirpa todo el útero. Existen casos en medicina en los que es necesario extirpar también las trompas de Falopio y los ovarios.

Después de una histerectomía, ya no tendrás periodos menstruales y no podrás volver a quedarte embarazada.

Esta es una práctica poco habitual que puede ser una consecuencia derivada de una cesárea, debido a las hemorragias o pérdidas de sangre incontroladas u otras dolencias. Esta es una intervención que los médicos analizan profundamente antes de realizarla, ya que tiene consecuencias que no son reparables.

Existen varios tipos de histerectomía, estos son:

Histerectomía total: se extirpa todo el útero, incluyendo el cuello uterino. En este tipo de intervención los ovarios y las trompas de Falopio no necesariamente deben ser extirpados. Este es el tipo más común de histerectomía.

No te puedes perder ...

Parto con bolsa rota

Parto con bolsa rota

Además de las contracciones de parto, otro signo inequívoco de que el parto se producirá en pocas horas es la rotura de la bolsa, también conocida como rotura de aguas o rotura de membranas.

Y tambien:

- Histerectomía parcial: esta también se conoce por el nombre de histerectomía subtotal o supracervical, se extirpa solo la parte superior del útero. El cuello uterino se queda intacto. En esta intervención los ovarios pueden ser extirpados o no.

- Histerectomía radical: en este caso se extirparía el útero completo, el cuello uterino, el tejido de ambos lados del cuello uterino y la parte superior de la vagina. Esta intervención es la que está indicada para ciertos tipos de cáncer. Las trompas de Falopio y los ovarios no tienen que ser necesariamente extirpados
 

¿Cuándo se realiza la histerectomía?


Esta intervención puede ser necesaria en los siguientes casos:

- Presencia de fibromas

Endometriosis

- Hemorragia vaginal resistente

- Prolapso uterino (cuando el útero desciende hacia la vagina)

- Cáncer de útero, de cuello uterino o de ovarios

- Dolor pélvico crónico

- Tras un parto por cesárea que no ha salido como debería

- Cuando la placenta no se separa del útero (placenta acreta)
 

¿Por qué una cesárea puede causar una histerectomía?


La cesárea se considera una operación de cirugía mayor. Como todas las intervenciones conllevan un riesgo que, si lo comparas con un parto vaginal, es muy superior. Además de condicionar el futuro reproductivo de la mujer por un mayor riesgo de complicaciones en embarazos posteriores. Algunas de las dificultades que pueden causar las cesáreas pueden ser las trombosis o embolias, las infecciones, los problemas de tipo quirúrgico y las hemorragias con gran pérdida de sangre (se puede necesitar una transfusión).

Por norma general la cantidad de sangre que se pierde en una cesárea es dos veces mayor que la de un parto vaginal. Algunas veces, si este sangrado no se puede detener, es necesario extirpar el útero. Esta operación también puede ser necesaria cuando la placenta no se separa del útero.

Las cesáreas deben practicarse solo si son necesarias y haya razones médicas que la sustenten. Si no hay razones médicas que indiquen lo contrario, siempre se recomienda un parto vaginal.

 

¿Qué riesgos existen de la histerectomía?


La histerectomía tiene los mismos riesgos que cualquier otra operación y, aunque no se suelen producir problemas, sí hay casos en los que estos ocurren. Entre los riesgos conocidos de la histerectomía nos encontramos:

- Lesión de la vejiga o de los uréteres

- Menopausia temprana si se extirpan los ovarios

Disminución de la libido

- Aumento del riesgo de cardiopatía si los ovarios se extirpan antes de la menopausia
 

¿Qué consecuencias psicológicas puede causar la histerectomía?


La extracción uterina dificulta el inicio del vínculo de la madre con el bebé y puede impedir la lactancia. La operación también puede repercutir en la estabilidad psicológica de la madre, que ha perdido la posibilidad de tener otro hijo por cuestiones orgánicas y no por propia voluntad. Además, también puede suponer uh fuerte golpe a la autoimagen, autoestima y autovaloración de la mujer.

El Informe de Salud y Género de 2006 elaborado por el Observatorio de la Salud de la Mujer hace hincapié en que actos como la histerectomía o la mastectomía exigen una redefinición de la feminidad, sobre todo cuando se habla a partir de las posibilidades reproductoras. Es un shock muy grande que una mujer pocas horas después de haber dado a luz un bebé pierda la posibilidad de volver a ser madre, además dejará de menstruar y puede pensar que “es una joven posmenopáusica. Esto también ocurre cuando se extirpan los ovarios.

Seguramente la menstruación hasta ese momento te podía parecer algo molesta, pero ahora es normal que la añores. Esto es más frecuente cuando se extirpa el útero, pero se conservan los ovarios. En este caso las hormonas funcionan como siempre, por lo que están las molestias típicas de la menstruación, pero sin sangrado.

A pesar de esto las reacciones postoperatorias dependen de varios factores, como las características de la personalidad, el significado que le dé cada paciente a la intervención, el momento evolutivo en el que se encuentre la mujer y el apoyo sociofamiliar que tenga.

La capacidad para decidir acerca de la intervención y de la localización anatómica de la zona que se debe operar también puede influir en la reacción de la mujer.

 

¿Cuándo tiempo llevará la recuperación de una histerectomía?


Recuperarse de una histerectomía va a llevarte algún tiempo. La mayoría de las mujeres necesitan quedarse en el hospital uno o dos días después de esta intervención quirúrgica, pero algunos médicos pueden darte de alta ese mismo día. También hay mujeres que permanecen hospitalizadas por más tiempo, por lo general cuando la histerectomía se debe a un cáncer.

Lo más probable es que el médico te recomiende que te levantes y camines en cuanto puedas después de haber sido sometida a esta operación. Incluso podrás ir al baño sola, aunque es probable que por unos días tengas un catéter por el que tendrás que orinar.

El tiempo que se tarda en retomar tu vida normal va a depender del tipo de cirugía a la que has sido sometida:

- El periodo de recuperación tras una cirugía abdominal puede ser de cuatro a seis semanas

- El periodo de recuperación de las cirugías vaginales, laparoscópicas o robóticas puede durar de tres a cuatro semanas

Deberás hacer reposo y no levantar objetos pesados durante cuatro o seis semanas después de la cirugía. Una vez haya transcurrido este tiempo, podrás tomar baños de inmersión y mantener relaciones sexuales. El tiempo que vas a tardar en recuperarte dependerá de la cirugía y de tu estado de salud anterior a la intervención.


Fuentes:

Office on Women’s Health, https://espanol.womenshealth.gov/a-z-topics/hysterectomy

MedlinePlus, https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002915.htm

Hospital Fuensanta, https://hospitalfuensanta.com/especialidades/ginecologia-y-obstetricia/histerectomia/

Fecha de actualización: 19-05-2020

Redacción: Sara Tizón

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.