×
  • Buscar
Publicidad

Cáncer y embarazo

Cáncer y embarazo

Muchas mujeres se plantean si podrán tener hijos después de haber superado un cáncer. ¿Afecta la quimioterapia a la fertilidad? ¿Se puede dar el pecho tras este tipo de tratamientos?

Publicidad

No te puedes perder ...

Piel y embarazo, ¿cómo cuidarla después del verano?

Piel y embarazo, ¿cómo cuidarla después del verano?

Durante el embarazo es normal tener la piel más delicada por los cambios hormonales y el aumento de volumen de sangre en el cuerpo. Si a eso le sumamos los efectos nocivos del cloro, la sal del mar, el sol,… es normal que al terminar la época estival nuestra piel y nuestro cabello se hayan visto resentidos

Y tambien:

La quimioterapia interfiere con la división de las células tumorales, pero ejerce el mismo efecto sobre las células normales, incluyendo las del sistema reproductivo. Esto puede afectar a la fertilidad de una mujer. Sin embargo, la mayoría recupera su capacidad reproductiva en los meses siguientes a haber terminado el tratamiento, mientras que a otras podrá llevarles varios años dependiendo de la toxicidad de las drogas utilizadas y la susceptibilidad individual. Algunos agentes inhiben la función reproductiva por completo, en tanto que otros son más limitados. Las mujeres jóvenes tienen más probabilidades de restablecer su función reproductiva que las mayores.

Dado que no siempre es posible concebir después de un tratamiento tan invasivo, sobre todo tras superar algunos tipos de cáncer, existen varias opciones para asegurarse la gestación. Una es la vitrificación de óvulos antes de comenzar el tratamiento. Esta técnica consiste en extraer óvulos sanos de la paciente y después someterlos al proceso de vitrificación (reducir la temperatura a la que se expone el ovocito, de 22º C iniciales a -196º C de una manera súbita, tan rápida que la velocidad de enfriado es de 23.000 grados por minuto). Una vez superada la enfermedad, se podrán descongelar e inyectarlos fertilizados en la mujer.

Los últimos avances han permitido combinar esta técnica con el implante de tejido ovárico propio, para así asegurar la implantación y el crecimiento adecuado del feto.

En cuanto a la lactancia materna, aunque la mujer haya sido sometida a una mastectomía o a una tumorectomía seguidas de radioterapia, podrá amamantar al bebé con el seno no afectado. De hecho, como compensación, es probable que este otro pecho produzca una cantidad mayor de leche materna. En cambio, de ser el cáncer diagnosticado durante o inmediatamente después del embarazo, podría ser prejudicial para el bebé amamantarlo, ya que los productos químicos de los tratamientos medicamentosos podrían colarse a través de los conductos lácteos.


Fuente:

Asociación Española Contra el Cáncer

Fecha de actualización: 20-03-2012

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.