¿En qué semana puede nacer un bebé por cesárea?

¿En qué semana puede nacer un bebé por cesárea?
comparte

La cesárea es una intervención quirúrgica que se emplea para extraer a un bebé del útero materno cuando no puede nacer por vía vaginal. Esta intervención puede realizarse en cualquier momento desde la semana 24, cuando se considera que el feto es viable, pero es mejor esperar, siempre que se pueda, a que el bebé llegue a la semana 37 para que esté totalmente desarrollado y no sea un bebé prematuro.

Las cesáreas pueden ser programadas o de urgencia. En el primer caso se decide practicar una cesárea a la mamá porque el parto vaginal es imposible o implica serias dificultades; en el segundo caso, se desencadena el parto de manera natural o inducida, pero, en algún momento del mismo, se ve que el bebé o la mamá están en riesgo o que el parto no avanza y se decide practicar una cesárea para sacar al bebé.


Las cesáreas programadas pueden estar motivadas por las siguientes causas:


1- Embarazos múltiples


2- Bebé macrosómico o de mayor tamaño que la pelvis materna


3- Infecciones maternas que se pueden contagiar al bebé si nace a través del canal de parto (SIDA, virus del papiloma humano, etc.)


4- Placenta previa, desprendimiento prematuro de placenta o preeclampsia


5- Cicatrices uterinas que dificultan el parto

No te puedes perder ...


6- Posición podálica o de nalgas del bebé


7- Anomalías en el cuello uterino, la vulva o la vagina


8- Bajo peso al nacer (igual o inferior a 1,5 kg) o sufrimiento fetal prenatal que no
permitan al bebé aguantar el parto


Muchas de estas causas aparecen antes de que el bebé haya cumplido las 37 semanas de gestación, lo que implica que el bebé nace prematuramente. Por lo tanto, una cesárea se puede practicar desde que el feto es viable, en torno a las 23 semanas de gestación, y la elección en estos casos de un parto vaginal o cesárea dependerá del equipo médico y de los problemas que presente la mamá y el pequeño. Si se considera que un parto vaginal no es seguro, se practicará una cesárea.


¿Cómo se realiza una cesárea?


Las cesáreas se llevan a cabo en un quirófano y es necesario anestesiar a la madre localmente. Generalmente se emplea anestesia epidural, aunque puede recurrirse a otro tipo de anestesias e incluso general si los médicos lo consideran necesario.


Una vez la mamá está preparada el cirujano realiza una incisión horizontal sobre la piel, justo por encima del hueso púbico. Se retiran los músculos abdominales y se cortan cinco capas diferentes de tejido (piel, grasa subcutánea, aponeurosis muscular y peritoneo parietal), hasta llegar al útero, donde se realiza una incisión similar para extraer al bebé. Una vez fuera se corta el cordón, se extraen la placenta y las membranas ovulares y, si todo está bien, se procede a suturar todas las capas.


El proceso completo de la cesárea tarda entre 30 y 45 minutos.


¿Qué complicaciones implica?


Aunque el procedimiento se ha mejorado muchísimo a lo largo de los años y las cesáreas suelen ser seguras y no causar complicaciones graves, su éxito depende del motivo que provoque la intervención y, por supuesto, como cualquier otra operación, comporta riesgos como hemorragia, infección, lesión del tracto urinario, lesiones al bebé, reacciones alérgicas a los medicamentos o problemas respiratorios tras la anestesia.


El parto p0or cesárea siempre es más agresivo, pero en muchas ocasiones es la única opción para salvar la vida del bebé y la mamá, por lo que, si te tienen que hacer una cesárea, no debes preocuparte ya que la tasa de éxitos en países con una buena cobertura médica es altísima.


En cuanto al bebé, lo normal es que la cesárea en sí no le cause ninguna complicación, los problemas pueden venir derivados de la causa de la misma ya que si nace antes de la semana 37 de gestación, será un bebé prematuro que puede desarrollar diversos problemas y enfermedades dependiendo de su salud, su peso y su edad gestacional. Los bebés nacidos antes de la semana 32 tiene que estar semanas en la incubadora para acabar de desarrollarse y pueden necesitar intubación y alimentación por vía. También pueden aparecer enfermedades como ictericia, anemia, retinopatía de la premadurez, conducto arterial persistente, etc. No obstante, los avances en el cuidado de los prematuros de los últimos años han permitido que la mayoría de ellos salga adelante sin grandes secuelas ni problemas a largo plazo.


¿Cómo es la recuperación después de la cesárea?


La recuperación tras una cesárea suele ser más larga y complicada que un parto vaginal, aunque depende de cada mujer. Si la mamá se encontraba bien y no sufría ningún problema o enfermedad previo ni desarrollado en el embarazo, lo normal es que permanezca en el hospital entre 3 y 5 días ingresada. Antes de que se cumplan las 24 horas ya podrá levantarse y andar para favorecer la eliminación de la anestesia y evitar la retención de líquidos. La cicatriz puede molestarle o tirarle los primeros días, por eso debe evitar hacer esfuerzos, cargar pesos o subir escaleras hasta que pasen unos 15 días.


Actualmente se sutura con puntos internos, por lo que no es necesario cuidar los puntos ni lavarlos de manera especial ya que se reabsorben solos. Eso sí, si tienes más de 38 ºC de fiebre, sientes dolor repentino y fuerte en la zona abdominal, la cicatriz sangra o supura, te escuece o sangras al orinar o notas un área en la parte inferior de la pierna hinchada, enrojecida, dura y con dolor, debes acudir a Urgencias de inmediato.


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una herramienta con la descripción de los síntomas del embarazo. Se trata de un cuestionario que propone una serie de síntomas relacionados con la gestación y, en función de sus respuestas, arroja como resultado una probabilidad dada.


Fuente:

Irene Juárez Pérez, matrona en el Hospital de Fuenlabrada.

Fecha de actualización: 25-10-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>