Posiciones fetales durante el embarazo y el parto

Posiciones fetales durante el embarazo y el parto
comparte

En torno a la semana 30 de embarazo el feto, que ya tiene menos facilidad para moverse a sus anchas, suele colocarse adoptando la posición que tendrá hasta el momento del parto. Según sea esta posición, podrá producirse un parto vaginal o no.

¿Por qué no todos los bebés se colocan igual?


Durante las primeras semanas de embarazo los fetos se mueven por todo el útero y cambian de posición constantemente, pero hacia la semana 30 adoptan una posición que, generalmente, es la definitiva de cara al parto, aunque todavía puede variar.


La posición que adopte depende de varios factores:


- Si ha habido embarazos previos o no: en una multípara, los músculos del abdomen pueden estar flácidos, lo que facilita al bebé moverse y cambiar de postura.


- El diámetro de la pelvis: si la pelvis es estrecha, el bebé no podrá encajarse correctamente.


- Tu movilidad durante el embarazo: si has estado de reposo o te has movido poco, es más posible que el bebé se coloque en posición posterior.


- El tamaño del bebé: cuando más grande sea, más problemas para moverse y encajarse correctamente.


¿Cuándo debe adoptar la posición para el parto?


Alrededor de la semana 34 el bebé se coloca en una posición que suele ser la definitiva antes del parto. Es posible después de esa semana que el feto se mueva sin ayuda externa, sobre todo en madres secundíparas, pero es raro.

No te puedes perder ...

Dormir durante el embarazo

Dormir durante el embarazo

Consejos para mejorar el sueño y el descanso: El embarazo afecta a todas las funciones del organismo, incluido el sueño. En cada trimestre las alteraciones son distintas, ya que los cambios hormonales y físicos alteran de manera diferente el cuerpo según la etapa de la gestación.


Esta fecha es orientativa ya que hay fetos que están colocados desde la semana 28 y ya no se mueven hasta que nacen.


Diferentes posiciones fetales


La posición del feto se controla mediante las ecografías. Según cómo esté colocado el cuerpo del bebé de cabeza a pies de acuerdo al eje de la madre y según cómo tenga la cara se denomina la posición de una forma u otra:


1- Posición cefálica anterior


Es la posición más común, la que adoptan el 95% de los bebés ya que es la mejor para salir por el canal de parto.


En esta postura el bebé está cabeza abajo, con la cabeza ligeramente hacia un costado y la parte más pequeña de la cabeza en dirección al canal de parto. Tiene la coronilla encajada en la pelvis y su columna vertebral mirando hacia el abdomen de la madre.


2- Posición cefálica posterior


El bebé también se encuentra con la cabeza hacia abajo, pero tiene su columna vertebral apoyada sobre la de la madre, haciendo que, en vez de la coronilla, su frente o su cara queden en la pelvis. Esta posición también permite el parto vaginal, aunque es mucho más lento ya que su postura dificulta la salida por el canal de parto.


3- Posición podálica, de nalgas o pelviana


En esta postura la cabeza del bebé está hacia arriba, hacia la cabeza de la mamá. Se pueden dar tres tipos diferentes según tenga las piernas:


- Presentación incompleta: las piernas del bebé están hacia arriba, frente a su cuerpo, con los pies cerca de la cara.


- Presentación completa: sus piernas están cruzadas y sus pies hacia abajo, cerca de sus nalgas.


- Presentación podálica: uno o ambos pies están hacia abajo, apuntando hacia el canal de parto.


En este caso a veces se consigue el parto vaginal, aunque es muy difícil y la mayoría de las veces se programa una cesárea ya que hay mayores riesgos para el bebé y la mamá.


También se puede intentar antes del parto la versión cefálica externa para girar al bebé hacia abajo y que adopte la posición cefálica.


Alrededor del 3% de bebés adopta esta postura. 


4- Transversal


El bebé está cruzado, es decir, ubicado de forma horizontal en relación al útero. La espalda del bebé puede estar hacia abajo, con un hombro en dirección al canal de parto, o hacia arriba, con las manos y los pies hacia el canal. Esta postura es muy rara y son pocos los bebés que se encuentran así al final del embarazo (en torno a 1%).


En este caso también se puede intentar la versión cefálica externa si el bebé no se ha girado solo. Si continuase así al empezar el parto, se tendría que llevar a cabo una cesárea ya que no puede salir así.


¿Se puede hacer algo para que el bebé se encaje bien?


Aunque no hay estudios concluyentes que afirmen que adoptar ciertas posturas durante el embarazo sean realmente efectivas, se recomienda ponerse a cuatro patas con las rodillas más bajas que las caderas unos 10 minutos al día para favorecer que el bebé se coloque hacia abajo.


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una calculadora de peso en el embarazo con el fin de facilitar al máximo el control de esta variable. Aumentar más kilos de los debidos a lo largo de la gestación acarrea problemas de salud tanto a la madre como al feto.


Fecha de actualización: 22-09-2017

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>